La crisis económica, el sexo y los cuentos chinos

Las palabras “crisis económica” están ahora más de moda que nunca. En los telediarios, en revistas, en periódicos, en Internet, en la calle… Por todos lados, podemos encontrarnos con esta “coletilla”, que se nutre en parte de realidad y, en una proporción importante, de la publicidad. Estando a la vuelta de la esquina las elecciones del país que manda, y del que ha estado en la jefatura un inútil plenipotenciario, pues parece lógico que haya dado por hablar de crisis, pero que si le preguntas a la peña que ha visto incrementada su hipoteca en un 30 ó 40 por ciento en dos o tres años, igual te notifican que ellos llevan en ese estado desde hace bastante tiempo, aunque no lo comentaran los medios. Y después está esa otra suprema gilipollez de la Bolsa, con sus “jornadas históricas” y debacles consiguientes, que estoy convencido que para lo único que han servido es para que los cuatro listos de siempre (seguro que entre ellos, muchos amigos de Bush) se hayan llenado los bolsillos a dos carrillos en unas pocas de horas.

Yo, a decir verdad, como estoy en crisis económica casi permanente (algunas veces buscada y otras encontrada), pues casi ni la noto. Aunque si nos oyeran hablar de “crisis económica” en Ruanda, Etiopía o Benin, no sé si morirían de risa (en vez de de hambre) o si se cagarían en nuestras naciones (que seguro que razones no les faltan para ello).

Pero a lo que yo iba, que quien tiene crisis (entre los que me incluyo) es porque quiere: ¿qué es lo que siempre va a necesita el ser humano, complementado además por unas altas posibilidades de vicio y un enorme poder adictivo? No, coño, las drogas, no. ¡El sexo! (no confundir a estas altura con amor, por dios). Follar en su múltiples modalidades es una necesidad: quien más y quien menos necesita rascarse cuando le pica (sólo, en pareja o en grupo); la frecuencia es la única variable. Pues ya está, el tema es arriesgarse y montar un negocio relacionado con el sexo: desde un club de alterne a uno de citas, desde una página web porno a un site dedicado a “hacer amigos/as”, de un sex-shop a un restaurante especializado en despedida de solteras… Las opciones en este campo son casi infinitas (como el número potencial de clientes) y la globalización también ha tenido alguna que otra cosa buena (teniendo Internet, y menos pudor que el de costumbre, ya puedes montarte tu espectáculo casero, que eso vende mucho, palabra de un maestro como es nuestro Nacho Vidal).

La putada de esto es que la mayoría hemos sido criados en una sociedad hipócrita en la que durante nuestra infancia trataban de asociar en nuestras mentes el sexo y el pecado… Por desgracia, con bastante éxito. Inculcándonos mitos como que te podías quedar ciego/a masturbándote (verdad científica corroborada por el doctor House) y cosas por el estilo. No me acuerdo bien, pero Jesucristo en el Nuevo Testamento no solía hacer referencia a ese tipo de cuestiones, pero, claro, después se han encargado de ir apareciendo “listillos” que ponían las acotaciones a ese libro.

Bueno, en fin, que de todas maneras, y a las malas, siempre le podremos pedir ayuda a las Infantas, con sus sueldos de 200.000 euros cada una por hacer no sé qué, o a Botín y su Santander, que prevé un beneficio de 10.000 millones de euros para 2008 (más de un billón y medio de las antiguas pesetas), en plena “crisis económica”… Empiezo a pensar que esto de la crisis es un cuento chino, como lo de quedarte sin visión por hacerte una paja, que, por cierto, es gratis. Supongo que está ahí el pecado: no hay Botín si te dedicas al onanismo, así que mejor hipotécate… Los bancos te necesitan.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: