Trophic Thunder: Tom Cruise vive

La disparatada comedia de Ben Stiller Trophic Thunder reúne muchos de los tópicos de sus comedias, desde los diálogos trascendentales interrumpidos por una situación absurda a la escena del animal pequeño (ya sea hurón, ya sea perro, ya sea crío) dando por culo. La fórmula es siempre similar, pero por más que lo veas venir no puedes dejar de carcajear. Siempre encuentra un giro que hasta entonces no habíamos conocido.

El inicio de la película, con los falsos anuncios, ya supone un punto a su favor. Y la escena del director cuando los deja a solas en la selva es la propia para que Stiller se luzca haciendo lo que mejor sabe: el papel de ingenuo metepatas al que siempre se la acaban metiendo doblada. Los momentos sarcásticos de la película también brillan: las referencias a Jack “el Simple”, el heroinómano interpretado por Jack Black, la crítica al método a través del personaje de Downey Jr., la cera que le dan a la Academia… Sin embargo, yo de todo, me quedó con la interpretación de Tom Cruise, como el ejecutivo sin escrúpulos Les Grossman. Sencillamente, genial. Aunque sea un personaje muy secundario (yo lo considero bastante más que un cameo, para eso ya estaba la deliciosa Jennifer Love Hewitt), creo que le va a venir muy bien para reconducir una carrera un tanto “accidentada” por su incursión en patrañas que no tienen nada que ver con el cine.

Lo peor, sin duda, el personaje de Alpa Chino. El papel es tan estereotipado que molesta. ¿Acaso los negros no pueden hacer reír en una película con blancos salvo hablando mucho, molestándose con los blancos que los imitan o gritando “ay, mi madre” mientras ven algo que les pondrá a la fuga? Porque por mucho que digamos que las interpretaciones de Stiller o Black son también arquetípicas, por lo menos sus personajes tienen más matices, más posibilidades humorísticas, más recursos…

Y hablando de recursos, a este paso a Ben Stiller van a empezar a llamarlo Jesucristo: este hombre obra milagros. No es la primera vez que resucita a Lázaro. Robert de Niro también se puede considerar bastante favorecido por su incursión en la exitosa Los padres de ella (y su secuela), ambas con Stiller. A este ritmo, Ben va a tener que multiplicar su caché: se va a convertir en el Cautivo de las estrellas venidas a menos.

¡Ah! Se me olvidaba. La película va sobre un rodaje conflictivo en una selva, pero eso es casi no tiene trascendencia.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: