Colega, ¿dónde está mi coche?

Salgo del portal del bloque en el que vivo y, prácticamente como una manía, miro a derecha e izquierda. Me quedo parado un instante con la vista perdida, pienso (sí, de vez en cuando lo hago) y determino el lugar hacia el que dirigir mis pasos. Esta vez no hay dudas. Doblo a izquierda, recto unos 400 metros, giro a la derecha y ando 30 metros y después, tras tomar una curva a la izquierda unos 15 metros. Llegué, vi y… ¿dónde coño está mi coche?

Estoy peor que Ashton Kutcher, empiezo a dar vueltas a mi alrededor como si fuera a aparecer por arte de magia. Pero no, ese poder sólo lo debe tener David Copperfield (si no que alguien me explique, racionalmente, qué hacía Claudia Schiffer con ese tío), porque sigo sin encontrar mi automóvil. Busco en el suelo por si hubiera algún triángulo de la grúa, aunque eso no es posible ya que estaba bien estacionado. Lanzo un suspiro y se me viene a la mente una pequeña luz que me recuerda que en este sitio lo dejé hace dos noches, que ayer lo aparqué al lado de mi casa, a apenas 100 metros.

Pues bien, si fuera un episodio aislado tendría su gracia, pero todas las semanas me pasa cuatro o cinco veces, perdiendo una media de unos seis minutos cada vez que no sé dónde aparqué la noche anterior. Eso da que al año, quitando tres semanas que apenas empleo el vehículo, utilizo unos 1.323 minutos aprox. en encontrar el coche, o lo que es lo mismo más de 22 horas. Si a eso le añadimos el tiempo que me dedico a buscar aparcamiento, mis cálculos me indican que una media de 12 minutos al día durante 315 (de los 365), eso significa que cada año empleo 3.780 minutos en buscar un sitio donde dejar el automóvil (63 horas) y 1.323 en encontrarlo después. La suma nos da 5.103 minutos (más de 85 horas, más de tres días y medio) desperdiciados en poder huir del vehículo y regresar a él. Y eso que no hacemos referencias a tiempos en atascos, gasolineras, circulación, etc. ¡Qué ganas tengo de que llegue el metro y así poder poder quejarme del servicio público!

A lo mejor así le puedo dedicar esos 5.103 minutos al sexo, que al menos no es tiempo perdido.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: