Quemar después de leer: la última gamberrada de los Cohen

El elenco de actores de la última película de los hermanos Cohen, Quemar después de leer, es realmente impresionante, desde sus queridos George Clooney (en la insoportable O Brother) y Frances McDormand (en la deliciosa Fargo) al incombustible John Malkovich, pasando por el amiguísimo Brad Pitt, la oscarizada Tilda Swinton (Michael Clayton, 2007) o Richard Jenkins (el patriarca de los Fisher en A dos metros bajo tierra).

Con esas premisas, piensas que la obra promete. Sin embargo, la primera media hora es soporífera y temes haberte metido en una de las típicas calabazas de los irregulares Cohen (No es país para viejos). Se nos presentan a unos personajes patéticos y neuróticos, con un juego de espías y espiados como trama de fondo. Verdaderamente en esa parte de la película todavía no sabes por dónde va a tirar.

A medida que avanza la trama es como si los defectos de los personajes se agudizaran: el personaje de Brad Pitt es cada vez más tonto, McDormand (en su papel de mujer fatal sin quererlo) se vuelve más neurótica, Georges Clooney también se vuelve un personaje penoso al cubo, y la paranoia de Malkovich crece exponencialmente.

Esto provocará unas situaciones absurdas que arrancarán las carcajadas de los espectadores, con algunas escenas tan impredecibles como impactantes (atención a los sucesos en la casa de Malkovich). Además, de forma intermitente seremos testigos de las conversaciones entre dos jefazos de la CIA (interpretados por David Rasche y J.K. Simmons) que son el colmo de la estupidez: los hermanos Cohen a través de estos dos personajes se ceban con la Inteligencia Americana, a la que ridiculizan en grado extremo. Las preocupaciones del “jefe supremo” de la CIA darán lugar a los mejores diálogos de Quemar después de leer.

Aparte de esa primera media hora, George Clooney es de lo peor del filme. Creo que el papel de galán lo tiene demasiado trillado. Me quedo con los personajes del gimnasio (McDormand, Pitt, Jenkins), los cuales pululan en torno a una abeja reina maldita, que removerá todos los poderes hasta ver cumplido su sueño: una cuadruple operación de cirugía estética.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: