Liendres: casi 30 años esperando

¡Me cago en mi puñetera nación (que España me perdone)! ¿Pero esto cómo va a ser? Si yo lo más cerca que había estado de un piojo era cuando escuchaba la canción del anuncio “Filvit champú, Filvit mamá, porque más vale Filvit que tenerse que arrascar” (¡benditos ochentas!). Casi 30 años con el pelo impoluto (puesto que todo el mundo sabe que la caspa no cuenta, y si no que se lo digan a José Luis Moreno), y ahora me encuentro un día con más liendres que pelos, que es como si hubieran estado los 28 años esperando para aparecérseme las hijas de perra de golpe. Que con lo que me había encontrado se lo podría ver donado a Estados Unidos para que pacificaran Iraq.

¡Ay madre mía, qué desgracia! Encima me he tenido que poner un gorro que sería hortera hasta para Agatha Ruiz de la Prada y un gelcida tan fuerte que o mataba a los piojos y liendres o me fulminaba a mí. Y después a darse con la liendrinas durante hora y cuarto todas las noches para sacar hasta el último bicharraco. Que en los últimos días bichillos no sacaba, pero restos de piel sí que me llevaba por delante. Pero esto no puede acabar así, lo he decidido: me voy a rapar hasta el último pelo del ojete para que no encuentren cabida (ni cavidad) ni uno de esos malditos bichos.

Parece que no soy yo el único víctima de esta plaga. La infestación de chinches y berrinches parece que está afectando a más de una y de dos familias. Los apocalípticos dicen que es un castigo de dios (en minúscula, porque en vez de enviar grandes inundaciones te jode con pulgas y piojos), los otros apuntan a que es culpa de los inmigrantes (“que son unos guarros y no se lavan”) y yo digo que la culpa es de Bush, que nos va a estar dando por culo hasta el último día de su Presidencia.

Por cierto, lo de los inmigrantes me empieza a preocupar: si ya les empezamos a echar las culpas de los piojos, cuando la economía vaya mal (o peor) no sé qué nos vamos a inventar (que nos quitan el trabajo, que delinquen, etecé, etecé, etecé). ¡Manda cojones que seamos españoles! Nos olvidamos de que nosotros fuimos también un país de emigrantes, que íbamos a buscarnos la vida en otros países que nos dieran más oportunidades de las existentes en España, y parecemos obviar que el futuro de esta nación se basa en gran medida en los inmigrantes (hemos estado estancado en los 40 millones de habitantes más de una decena de años y han tenido que venir de fuera para darnos ese impulso). ¿Sin inmigrantes habrá pensiones a medio o largo plazo?

Bueno, pero nada, podemos utilizarlos de chivo expiatorio y acusarles de todos nuestros males. Así hizo un tío con un bigote ridículo, me parece que era alemán y el nombre no lo recuerdo bien (¡qué mala cabeza tenemos en España!). Creo que se llamaba el Furias…

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: