Hormigas en Nueva York: Cap. 6. No hay moros en la costa

أَلسَلاَمُ علَيكُم

(“la paz sea sobre vosotros”, tiempos mejores vendrán pronto)

En la isla más multiétnica que entre en tu imaginación, sorprende hasta cierto punto la prácticamente inexistencia de comunidad árabe. En una semana, solamente hemos visto a dos personas que pudiéramos identificar como pertenecientes a esta etnia (y una, con dudas).

No sé si esto estaba ya así antes del 11-S o si, después de los atentados, prácticamente se ha convertido en un imposible el viajar desde un país islámico a Nueva York.

Por otro lado, pudiera ser que la comunidad islámica se retirara semivoluntariamente ante las miradas acusadoras del resto del mundo. Una de las cosas más humillantes para una persona inocente es que la prejuzguen por su raza o por su lugar de nacimiento. En esas condiciones, han tenido que ser unos años duros para los árabes por estas tierras.

La visión de los neoyorquinos, lógicamente, puede ser otra: tu vida es tu vida, y en una situación de pánico, tu instinto de supervivencia te puede llevar a unos límites insospechados de racismo. Si, además, ese miedo es convenientemente amplificado y manipulado por gobierno (y medios de comunicación); durante un tiempo, los tolerantes neoyorquinos habrán tenido que mostrar cierto recelo ante unas personas fácilmente reconocibles por sus rasgos y su color de piel.

Por cierto, la mayoría de los árabes de los atentados procedían de un único país, el más corrupto e intolerante, pero al que nunca el gobierno norteamericano ha incluido en su famoso «eje del mal». Que el crudo siga fluyendo, pero sin moros en la costa.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

4 comentarios to “Hormigas en Nueva York: Cap. 6. No hay moros en la costa”

  1. depaso Says:

    Una de las cosas más humillantes para una persona inocente es que la prejuzguen por su raza o por su lugar de nacimiento Intenta diciéndole a un Japonés que lo sientes, pero que no distingues entre chinos, coreanos o japoneses y que para tí todos se ven igualitos… Eso es más humillante porque prejuzgas sin distinguir la raza o el lugar de nacimiento XD

  2. msantaella Says:

    @depaso eso sería más bien una confusión, pues tú en ningún momento le estás mirando con malos ojos; otra cosa sería que tú por creerte que es japonés o chino pensaras que matan a sus recién nacidos o que son kamikazes o cualquier otra barbaridad. Si fuera al revés, y un japonés dijera que no distingue a un alemán de un español o de un inglés, tampoco sería un prejuicio, es simplemente un hecho más o menos razonable por desconocimiento. Prejuicio es cuando atribuimos un rasgo, normalmente negativo, a un conjunto de personas, y actuamos en función del mismo.
    Un saludo, depaso

  3. depaso Says:

    Creo que te entendí y que no me expliqué. Hay una práctica de los estadounidenses (y supongo que la aplican muchísimas personas más pero lo he visto repetidamente en sus series) el famoso Hi Bob!- I´m Tom- Whatever… Mi comentario intentaba explicar que en ocasiones solamente PREJUZGAR es mucho más humillante que hacerlo según categorías… Saludos

  4. msantaella Says:

    @depaso el otro día vi una película, americana precisamente, que jugaba mucho con esa fórmula. Supongo que es cuestión de primeras impresiones y de lo que realmente te dejas llevar por ellas. A fin de cuentas, todos tratamos de reducir la realidad a los ámbitos que conocemos (muchas veces carentes de matices). Ya después cada persona tiene la sensibilidad o no de buscar lo propio de los que le rodean evitando o no actuar de una manera razonable. Aunque incluso así siempre se puede meter la pata: creo que todos hemos hecho o dicho alguna cosa a alguien pensando que era un cumplido y ha sido todo lo contrario. Cuando no conoces a una persona, hay muchos factores que pueden hacer que los primeros contactos vayan de mal en peor: que tú pases por un mal momento (físico o mental), que la otra persona le ocurra lo mismo, que haya alguien metiendo baza… En fin, creo que me he ido poco menos que por los cerros de Úbeda.
    Un saludo, depaso (espero no haberte puesto la cabeza como un bombo, jeje)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: