Mi reino por una Cesta de Navidad

¡Qué alegría me he llevado! No me lo esperaba para nada y me encuentro este año, después de dos años en blanco, como el Barcelona, una cesta de Navidad. Por cierto, bastante más apañada que la que me daban en Catsa, que iba decreciendo de Fiesta en Fiesta (si seguía allí, iba a llegar el punto en el que nos dieron sólo la tarjeta de felicitación navideña del Makro).

Después, te paras a analizar fríamente el contenido de la cesta, y da igual el año, no te comes absolutamente nada de la misma. Que si delicias, que si turrones, que si vinos, que si embutidos (difíciles de cortar y que tus familiares te fragmentan en trozos indigeribles), que si mazapanes y un tipo de dulce que llevo 24 años tratando de identificar sin éxito (estoy peor que Íker). Total, que al final, a los que verdaderamente hace ilusión “tu” regalo es a tu familia, que llegadas las fechas no entienden de colores y da lo mismo que esas pasas lleven allí desde hace tres navidades, o que el turrón viniera en el mueble cuando construyeron el edificio o que el vino haya pasado de Crianza a Hipermegagran Reserva (que vino al mundo muchísimo antes que tú).

Pero no nos quejamos, siempre es bueno ver a tus mayores poniéndose un poquito achispados (o directamente como una cuba). En esos instantes, te sigues sintiendo el chaval de la casa, el mismo que con ocho años esperaba a los ansiados Martes y Trece o que nunca acababa de comerse las uvas en Nochevieja porque eran muy grandes.

Lo malo, ese gordinflón invasor, el tío ese de las barbas del anuncio de la Coca-Cola. Ya sabéis, “el chispa de la vida”. Yo, por supuesto, me he negado a que ese hombre me traiga nada, que alguien que pesa 150 kilogramos, está rojo como un inglés en Ibiza a mediados de julio y viene en un reno que se llama Rudolph (¿quién coño le puso el nombre?) no me da ninguna confianza.

¡¡Lo tengo!! Le voy a preparar al gordito una cesta con las reliquias de mi casa (turrones, chocolates, mazapanes…). Seguro que consigo que el año que viene no pase por España. ¡Viva la Monarquía! ¡Vivan los Reyes Magos!

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

2 comentarios to “Mi reino por una Cesta de Navidad”

  1. Ana Says:

    Jajajaj, qué bueno… ¿Recogió Papá Noel la cesta que le preparaste? Porque tenía entendido que este año se jubilaba. Mira la que le ha liao a los Reyes…
    http://es.youtube.com/watch?v=lAAr8kf82zo
    Jeje, Feliz Navidad 😉

  2. msantaella Says:

    @Ana La cesta se lo llevó, pero no dejó ningún regalo… Ya sabía yo que no era de fiar. Por suerte, con la “cagalera” que va a coger va a estar más de un año encamado…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: