Ola de frío siberiano y gilipolleces por doquier

Está claro que a los españoles el frío nos hiela las ideas, lo cual se convierte en algo casi trágico para aquellos que tienen el cerebro congelado la mayor parte del año. Por supuesto, los políticos están en el top de los afectados por esta ola de frío siberiano (que rima con ano).

A mi pobre Magdalena Álvarez le están dando una estopa impresionante, como era de prever. No sé qué haría Zapatero sin esta luchadora mujer, pues es prácticamente la única que le quita carga mediática de encima. Todo el mundo podría mirar al Ministerio del Interior, pero Rubalcaba está en la cima, es un hombre que parece tener el respeto (o el miedo) de la mayor parte de los medios. A Magdalena, como viene del Sur, la tienen por una ignorante tonta del culo, sobre todo entre la gente imbécil que tiene subida una prepotencia extraña por haber nacido en Madrid o en alguna parte del norte de la Península.

Rajoy, en su papel, ha pedido la dimisión de Magdalena, otra vez. “¡Ay, Mariano, Mariano (que rima también con ano)/ que culpa tiene la ministra del frío siberiano!” Si la ministra ha liquidado el Plan Galicia, y tú eres gallego, en favor de otras operaciones, puesto que el Presupuesto de Fomento por muy alto que sea no es infinito, sé objetivo: ¿Qué es más importante la conexión Madrid-Andalucía o Madrid-Galicia? ¿Qué es más importante enlazar un servicio entre la capital y una comunidad de más de ocho millones de habitantes o de una de menos de tres? Las cifras están ahí. Pero, claro, como tienes ese deje de “Andalucía, ese provincia de paletos” te cuesta asumir según qué cosas. Y que conste que yo, como andaluz, cuando veo a Chaves y a Zarrías y el Canal Sur muchas veces me entran ganas de vomitar, pero inclusive así, siendo justos e imparciales, hay cosas que son más que lógicas.

Y hay otras que no tienen ningún sentido. ¿Cuántas veces ha sufrido España una ola de frío como la que estamos teniendo ahora que Madrid parece Helsinki? ¿Cada cuánto tiempo ocurre? Por dios, nos hemos vuelto tarumbas: ¿quién coño puede poner los medios de previsión para un aspecto meteorológico que se da una vez cada 25 ó 30 años? Lo vuelvo a repetir hay que ser muy gilipollas o muy hipócrita para hablar de falta de previsión. Si el Instituto de Meteorología dice que va a helar como nunca de aquí a 15 días, es absolutamente imposible para una nación que estructuralmente no está preparada para eso organizar todo en 15 días. Es una cuestión de lógica y de logística. Estoy convencido de que si en Suecia pasara una oleada de Terral, fresquito, fresquito, con sus 40ºC también las pasarían putas (o a lo mejor todos se tiraban en pelotas a la calle, ¡yuju, viva Suecia!).

Una vez que estamos inmersos en este caos coyuntural, lo único que se puede hacer es salir de esta ocasión de la mejor manera posible y aprovechar la experiencia. Después, como todos sabemos, si se pone en marcha un plan para este tipo de situaciones que se dan cada X o muchosX años, se quejarán diciendo que es una burrada gastarse tantos millones de euros para algo que ocurre de higo a breva… ¡Qué se le va a hacer: es que somos así!

Pero si hay alguna persona afectada, esta ha sido la diputada del PP Montserrat Nebrera, la arpía anormal que ha dicho textualmente sobre la ministra Álvarez: “Tiene un acento que parece un chiste” (http://www.elpais.com/audios/espana/Montserrat/Nebrera/Magdalena/Alvarez/Tiene/acento/parece/chiste/elpaudnac/20090110csrcsrnac_1/Aes/; http://www.elmundo.es/elmundo/2009/01/10/espana/1231600367.html). Es curioso esta extremada falta de respeto por parte de una señora catalana cuando en Cataluña siempre se está pidiendo respeto en las cuestiones lingüísticas e idiomáticas. Roza la vulgaridad que haya podido cebarse de esa manera con los andaluces, porque si escuchas las declaraciones no se trata de que insulte a la persona en cuestión, sino que generaliza… ¡Ole tu coño! Señora Nebrera, usted sí que tiene un problema real de comunicación (entre otras cosas).

Señora Álvarez, póngase las pilas y, por favor, no salte con gilipolleces del estilo Celia Villalobos (y su “caldito de puchero”). Ya sabe que la política es un mundo de lobos y fariseos, donde cualquier ocasión es aprovechada para ser utilizada como arma arrojadiza tanto por  unos como por otros. A fin de cuentas, el frío pasará… y los gilipollas permanecerán escondidos, momentáneamente, a la espera de la más mínima oportunidad para reclamar nuevamente su dimisión, a ver si por fin ponen a un ministro o ministra que haga lo normal en España: favorecer a los de siempre en detrimento de los de siempre. Ése, y no otro, es el auténtico problema que tiene Magdalena Álvarez. Hay gente a la que el gobierno lleva casi un siglo malacostumbrando y dando todo lo que piden… Tranquilos, los de aquí abajo nos resignaremos cuando vuelva a llegar vuestro momento, mientras tanto, dejad que aprovechemos, por una puta vez, una coyuntura favorable.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

13 comentarios to “Ola de frío siberiano y gilipolleces por doquier”

  1. Depaso Says:

    Política…paso🙂

  2. mai Says:

    1. Creo que tienes un cierto complejo de “sur-víctima”. Te aseguro que en el norte no hay esa cruzada contra el sur que parece que en el sur se siente. Barbaridades hay y se dicen muchas, pero no creo que la interpretación sea ese complot sureño.

    2. Si lo justo es lo que marque el criterio de población, y aplicamos siempre ese criterio, la cosa sería monodireccional, ¿no? Creo que lo justo es más complicado.

    3. No creo que esconder la mierda debajo de la alfombra argumentando que “esto pasa una vez cada cuarenta años” ayude mucho. Todos sabemos que hay un derroche de desorganización y poca eficiencia en la cosa pública, y es indignante ver cómo nadie ni actúa ni se escandaliza ante cada atropello que ocurre (que los hay todos los días). En particular, respecto a esto del frío y la nieve, quizás no nieva como ayer en el centro de Madrid todos los años o lustros, pero todos los años hay uno o varios días en que miles de personas hacen noche en el coche atrapados en alguna autopista (que no carretera comarcal del monte perdido) y nadie hace nada para solucionarlo, al menos “para la próxima”. Son expertos en la dialéctica, unos en hacer parecer que no pasa nada y otros en hacer parecer que pasa el doble. Si tuvieran el 10% de aptitudes en gestión y solución de problemas que en dialéctica y demagogia, esto iría de maravilla.

  3. msantaella Says:

    @mai

    1. Puedes que tengas razón en lo del complejo “sur-víctima”, pero, por otro lado, nadie se ha hecho más la víctima en España que los nacionalistas sean del signo que sean, siempre quejándose del “maltrato del estado español” (cada uno con su estilo) y obviando todas las ventajas, que no son pocas, que han obtenido durante muchísimos años (el “Give me” de Abba parece su lema). Las diferencias económicas entre las Comunidades de España no sólo se han fraguado por la política y la capacidad de trabajo de las gentes que habitan sus diferentes territorios, ¿o acaso nadie recuerda que la industrialización la comenzaron en Andalucía los Heredia y los Larios, antes incluso que los Ybarra en Vizcaya? Además, mai, supongo que sólo los que somos de por aquí abajo nos damos cuenta de detalles como el hecho de que en todas las series desde tiempos inmemoriales el simpático-gracioso-inculto siempre haya sido un andaluz (el ejemplo nauseabundo por excelencia dado que la serie tenía un share espectacular: la Juani de “Médico de familia”). Dirás que es una gilipollez, pero ese prejuicio inculcado a través de la televisión a millones de personas se nota. Es mucho mejor que te tilden de rácano o de cabezón. Evidentemente, aquí cada cual tira para lo suyo, pero los que se vienen llevando el gato al agua siempre han estado de Madrid hacia arriba. El mero hecho de que el Estado reconociera que tenía una “deuda histórica” con Andalucía, que también llegado el momento se lo reclamarán los extremeños o los castellano-manchegos, resulta cuando menos sintomático (con independencia de que hasta el concepto sea más que ambiguo). ¿Podrían acaso Navarra, el País Vasco, Madrid o Cataluña reclamar algo así? Sería lo último que me faltaría por escuchar (“give me, give me, give me”).

    2. El criterio de población al que he hecho referencia es a un caso de infraestructuras muy concreto: el AVE. Por razones obvias, las primeras líneas tendrían que enlazar la capital con Cataluña y con Andalucía. A más habitantes, más viajes, más dinero recaudado, más rápido se amortizan las obras, más pronto se abre la posibilidad de crear nuevas infraestructuras. La lógica del número es aquí apabullante. ¿Acaso es mejor malgastar el dinero en enlazar Madrid con Galicia? ¿Cuánto tiempo tardará en amortizarse la obra? ¿Habrá fondos para iniciar otros infraestructuras mientras tanto? ¿Acaso el Estado es un pozo en el que sacar dinero como agua del Océano Pacífico?

    3. En eso estamos de acuerdo, pero ya se sabe que si alguien se atreviera a tener una iniciativa de ese tipo empezaría a ser mal visto, sería como poner en evidencia al resto de sus compañeros. En política, como bien dices, predomina la dialéctica: eso, a las claras, significa que es un mundo plagado de trepas, en el que hay mucho arribista (sobre todo en la Izquierda), mucho familiar (los apellidos del PP son como los de los redactores del Diario Sur, parece que los puestos se heredan), mucho sectarismo y muy poca capacidad. Aguirre, Blanco, Zarrías, Zaplana… El listado sería interminable, pero esto es como el Gran Hermano de Orwell: “el objeto del poder no es más que el poder” (1984), así que cuando nieve, que cada cual se busque su resguardo porque nadie va a improvisar por ti.

    4. Con independencia de todo eso, yo mientras siga “barriendo para casa” voy a apoyar a la denostada Álvarez (dirás que es completamente egoísta, y yo te responderé que es completamente cierto). Los planes en Málaga, como el del Puerto, se plantearon hace casi veinte años y ¡qué casualidad! sólo ahora parecen haber”encontrado” el dinero para esas infraestructuras. ¿Acaso sin alguien que se preocupe de “lo suyo” habría habido tanto diligencia en obras como el Metro o el AVE? Todo el mundo se puede colgar medallas, pero la A-92 llevaba ese nombre porque iba a enlazar Sevilla con Almería para la Expo92 y las obras se acabaron con ¡¡diez años de retraso!! Sin una Álvarez, el AVE y el Metro son obras destinadas a eternizarse más allá de los retrasos más que típicos de este tipo de obras (la concesionaria de las obras del Metro hace poco se estaba quejando de que se había pulido ya el capital y estaba con la mano puesta, “give me, give me”).

    Saludos

  4. Carta abierta a Dña. Montserrat Nebrera « 14 de abril Says:

    […] lamentables palabras: Alberto Ríos Mosteiro,  Alfonso Saborido, Francisco Álvarez Martínez, msantaella, José Carlos, Álex Casares, Miguel Ángel […]

  5. mai Says:

    1. Supongo que cada uno piensa que es peor lo que le hacen o le pasa a uno que lo de los demás. No sé si es peor que te tilden de gracioso o de rácano o de cabezón. Creo que la impresión general hacia un andaluz es más de simpatía que hacia un catalán o un vasco. Pero todo esto son impresiones. Podemos hablar largo y tendido sobre las manipulaciones, las generalizaciones, los topicazos… y seguro que nadie sale bien parado, porque el deporte nacional es la envidia, que se traduce en crítica y queja.
    Yendo a datos más objetivos, y sin entrar en cuantificar la deuda o analizar las razones históricas, hechos reales son que durante los gobiernos de los andaluces González y Guerra el Estado no dio una peseta a Andalucía a cuenta de la disposición adicional segunda, mientras que durante los gobiernos del norteño Aznar, sí. Esto, que es un hecho real y objetivo, seguramente si lo pusiéramos en su contexto con todos sus condicionantes, nos cambiaría la percepción. Como con todo. Simplificar en los conflictos con historia tiene un grave riesgo. Es como en las elecciones, que hay tantos números que siempre puedes elegir uno que te deje en buen lugar.
    Dos paradojas tontas: ¿Por qué los que más usan el término “País Vasco” son precisamente los que menos quieren que sea un país? Otra: ¿Por qué en tenis se juega con silencio absoluto y en baloncesto o fútbol, cuanto más ruido mejor?

    2.Respecto al AVE, creo que hay que introducir más criterios que la población ante decisiones importantes. Habría que ver cuántos de los viajeros hacen el Madrid-Málaga-Madrid y cuántos hacen el Málaga-Madrid-Málaga; es decir, si la gente viene (lo cual es independiente de cuántas personas haya aquí) o si la gente va (a lo cuál sí influye cuántas personas haya aquí, pero también por ejemplo si tienen razones para viajar-que no las cuestiono eh!). Por ejemplo, considerar qué servicios existen ya antes de poner en marcha otro. Las comunicaciones entre Madrid y Málaga contaban con un Talgo más que aceptable, con una autovía desdoblada y gratuita y una oferta aérea muy amplia. Poner el AVE mejora una situación que estaba en mejores condiciones que otras ciudades importantes. Con esto sólo digo que bueno es intentar poner sobre la mesa todos (o casi todos) los factores ante una decisión. Efectivamente, todos sabemos que esto se ha materalizado por la ministra que tenemos, y por tanto toooda la argumentación que estamos manejando pierde protagonismo. Quizás la solución sería tener un ministro de área de cada comunidad cada año, así todos contentos.

    3. Entonces, ¿nos aguantamos y ya no? Es decir, seguimos pagando impuestos (quien no pueda evitarlo) y además nos buscamos las soluciones a nuestros problemas por otro lado, es decir, pagamos doble para cada problema (sanidad, educación, comunicaciones, etc).

  6. msantaella Says:

    @mai Jeje. De este tema podríamos estar hablando eternamente y jamás nos pondríamos de acuerdo. Tú tienes una visión y yo otra, y cada cual seleccionamos y damos relevancia a lo que nos interesa o a lo que nos han enseñado (o adoctrinado) a destacar.

    1. Al andaluz no le molesta normalmente que le tilden de gracioso, el problema es que se le asocie a inculto o semianalfabeto, que es muchísimo peor, o por lo menos para mí, que te tilden de rácano o de cabezón (¿cuál de los tres prejuicios te podría perjudicar más a la hora de buscar trabajo fuera de tu Comunidad?). También quiero aclarar que si bien, Aznar dio en 1996 120 millones de euros a Andalucía, fue por un compromiso aprobado por el gobierno de González en febrero de ese año (en plan canto del cisne). Después, en los ocho años siguientes de la “deuda histórica” nunca más se supo. Incluso Zapatero, cuando retomó el tema en 2008 (300 millones) se ciñó a las rebajas propuestas por Aznar, y Chaves se quedó bien calladito (“no vamos a tocar los cojones a nuestros propios jefes”; ocurre así siempre, si está tu partido, te callas; si está la oposición maximizas tus peticiones). Sobre el término “País Vasco” es que viene así en todos los libros de historia de los que estudiamos EGB, además como una Comunidad integrada en España y que se compone “sólo de tres provincias”. Si después, en el País Vasco (o, si lo prefieres, Euskadi) se enseña de otra manera por obra y gracia del nacionalismo vasco, nunca nos vamos a poner de acuerdo. Fernando García de Cortázar, bilbaíno y afamado historiador, habla también sobre el tema: “entre 1978 y 1984, cerca de cuatro mil educadores prefirieron abondonar el País Vasco -sic- a aceptar la dictadura del poder nacionalista en materia de euskera pero han sido muchos más los que sin estar en edad se han visto obligados a iniciar su aprendizaje” (Los perdedores de la historia de España). El catedrático de la Universidad de Deusto es de los que piensan que, quizás, la Educación en el País Vasco (o Euskadi) está, como mínimo, un poquito manipulado. (No me vale lo de que la Historia siempre la escriben los vencedores, ese margen de error o tergiversación está siempre incluido en este tipo de asuntos: es como cuando en Barcelona dicen que sus fundadores fueron los romanos, cuando la arqueología ha demostrado que fueron los cartagineses; una cosa es dar un punto de vista afín a tu ideología y otra es reinventarte la historia de forma descadarada en plan 1984).

    2. Si vienen o van de un lado o a otro es algo que en mi ecuación tiene escaso valor. La recaudación es aquí lo importante (¿era la propiedad conmutativa?). Lo de que el Talgo era aceptable, pues es como todos, seguían siendo cuatro horas y media, con lo que ninguna empresa se iba a plantear que su empleado de Málaga se acercara a Madrid vía tren pudiendo coger el avión. Ahora es distinto, el tiempo que tardas en ir de Málaga a Madrid en AVE sí compensa coger este medio en vez del avión. Y la autovía es gratuita y está también más o menos bien, pero ¿sería justo pagar por circular por todo el tramo de Jaén, con ese asfalto, esos baches y ese Despeñaperros? Con todo, no voy a negar que Málaga está siendo favorecida por la actual ministra de una forma desproporcionada (también podríamos comentar la “discriminación positiva”, que tanto le gusta emplear al Tribunal Constitucional).

    3. Todo el mundo que puede (económicamente me refiero) hace eso. Es decir, hay miles de escuelas públicas, pero los hijos van a escuelas privadas. Existe la seguridad social, pero siempre preferimos ir a uno de pago (si podemos) con tal de evitar la espera. Si tenemos prisa, se va por la autopista de peaje. En ese sentido, los perjudicados son los que menos recursos tienen que siempre van a tener que acudir a la opción pública. Yo no tengo nada en contra de ella, siempre he ido a colegios públicos, institutos públicos, universidades públicas (que no significa ni mucho menos que sean gratuitas). Es una base, si después quieres un plus, te buscas las castañas. Estoy convencido que la mayoría de los hijos de los políticos, me refiero a los que tienen cargos importantes, estudian en colegios privados (institutos, CUNEF…), van a médicos privados, etecé, etecé… Siendo así, ¿cómo van a poner verdadero interés en según qué cosa si ellos mismo lo están evitando? Pero, por otro lado, ¿privatizamos todo?, ¿a tomar por culo casi todos los impuestos y con el ahorro ya que cada cuál se busque la vida? De esa manera sólo pagaríamos un canal, muy al estilo americano… A lo mejor favorecía al empleo, pero seguro que las diferencias entre pobres y ricos se acentuarían.
    Probablemente, el “aguantarse y ya no” es lo único que se pueda hacer, a la espera de ver si sale un ministro competente que sea capaz de poner un poco de orden, al menos durante cuatro años. Muy triste, pero real.

    Un saludo

  7. mai Says:

    Esto es peor que Lost, de cada punto salen siete ramificaciones. Abandono.

  8. mai Says:

    Uf, esto es peor que Lost, de cada tema salen siete ramificaciones. Y como además no me gusta hablar de lo que no sé, pues mejor lo dejo.

    PD. Ah, te aseguro que a mí no me han adoctrinado a elegir lo que me interesa y no ser objetivo. En particular, en estos comentarios a diferencia de tú, no estoy defendiendo nada, no estoy posicionándome de un lado, sólo estoy señalando algunos pequeñas pinceladas mirando desde otro ángulo, pero no estoy diciendo dónde está la razón y señalando a todos los demás como que no la tienen. Hay demasiadas razones, insisto.
    PD2. Yo también estudié en EGB el término País Vasco, no me enseñaron nada de acuerdo a los oscuros intereses del nacionalismo vasco ese tan malo. Sólo señalaba la paradoja de un término.
    PD3. Respecto a colegios y sanidad pública, yo también he estudiado en colegios, institutos y universidades públicas (que son gratuitas para los estudiantes que consiguen matrícula de honor), pero me veo obligado a dejarme los cuernos aún más trabajando para poder pagar una guardería privada primero y un colegio privado para mi hija, porque la alternativa pública -en este caso, lugar y día- no es alternativa, es decir, no existe. Así que mejor este tema lo dejamos tranquilito, que ya tengo bastante.

  9. msantaella Says:

    @mai Todo conforme con un matiz: la gratituidad es sólo en las matrículas para los estudiantes con Matrícula de Honor, el material sí lo tienes que pagar, que es a lo que yo me venía a referir.

  10. Montserrat Nebrera dice que el acento andaluz es de chiste Says:

    […] Ríos Mosteiro,  Francisco Álvarez Martínez, msantaella, Álex Casares, RGAlmazán, _María_, Mercè Perelló, Alfonso Merelo, Rafa, Júcaro, Miguel […]

  11. aprendizdesoñador Says:

    será …………. la montserrat esa. que más quisiera tener ella el arte que tenemos los andaluces.

  12. msantaella Says:

    COMENTARIO: Hay que señalar que la señora Nebrera se ha disculpado por el comentario señalando que no era su intención la ofensa y que lo lamenta profundamente.

  13. Rafael del Barco Carreras Says:

    MAGDALENA ÁLVAREZ

    Rafael del Barco Carreras

    Abril 2009. El nivel de incompetencia, la Ley de Peter, no define los ascensos en la Política. El que en las densas burocracias un excelente burócrata alcance un cargo donde se definirá como un completo desastre no nos explica los nombramientos políticos a dedo. No encaja con que el “jefe que asciende” coloca en su lugar a su entregado y pelota segundón. No es lo mismo que Chaves se empeñe en que su segundo tome su cargo y relevo en Andalucía, así en Sevilla no levantarán alfombras, le “harán la cama”, o simple sombra a su liderato, que Zapatero nombrara en su día Ministra de Fomento a Magdalena Álvarez.

    Ese nombramiento, de Consejera de Hacienda en la Junta de Andalucía a Ministra, dicen malpensados, fue un ascenso que también se describe en los manuales sobre burocracias. Un Jefe quitándose de encima a uno de sus más pizpiretos subordinados, para que no se convierta en enemigo, lo recomienda a un cargo mayor y alejado de su órbita, y que mejor que ¡ministra! Si en total, un ministro solo sirve para aparecer en la Tele enderezando entuertos, y siempre glorificando a Presidente y Partido (comiéndose los “marrones”) la locuaz Magdalena quizá se defendiera, además de caer alguna Obra Pública. Y si alcanzaba su nivel de incompetencia, que a él, su padrino, que la había heredado de otro de sus jefes, puede que Josep Borrell, le pillara lejos.
    Repito. La señora Magdalena me descubrió una de las operaciones más truculentas del trío Narcís Serra-Maragall-De la Rosa. No se trata de la peor de sus actuaciones, a mi entender fue mucho más grave cuando Jefa de Sección en el Ministerio de Hacienda, ante el inmenso merdé en la Delegación de Hacienda de Barcelona entre el delegado e inspectores amigos de su Jefe Josep Borrel (asunto por juzgar después de casi 20 años) se le ocurrió soltar a la prensa que ella lo había descubierto pero por no “estigmatizar al Partido” se calló. ¡Cuánto habrá callado! Con su locuacidad “moderse la lengua” habrá sido terrible y sangrante. Quizá su gran baza en su exitosa vida, el hablar pero callarse, donde dije digo digo diego, amagando sin dar, hasta el ascenso soñado. La filigrana dialéctica. Pero en cuanto a mí se refiere, enterarme que mientras sufría aquella Modelo acusado de lo que para mí era culpable Javier de la Rosa (a quien yo ni conocía) mis acusadores Serra y Maragall (sabedores de lo sucedido) negociaban o le obligaban, entre otras operaciones, la compra para el PSOE o anexos con letras avaladas por el Banco Garriga Nogués de toda la prensa del Movimiento en Andalucía, y que esas letras pasados los años sumaban en los impagados incobrables y pérdidas de una Caja de Ahorros andaluza (sin estar contabilizadas en lo que resultó la real quiebra del Banco), rebasó mi ya lleno vaso de pruebas con otros socialistas cobrando talones y hasta un crédito de varios cientos de millones de pesetas para el propio Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, un mes antes de mi liberación en 1983, con el banco tocado de muerte. Ver en “Barcelona, 30 años de corrupción”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: