Archive for 28 febrero 2009

Tratarme de usted

28 febrero, 2009

Hay personas que definitivamente se encuentran en otro nivel, como el vecino del barrio granadino de Almanjayar (¿lleva tilde?) que fue detenido sin carné de conducir, “fumao” y con diez personas en el coche, incluidos ocho menores (http://www.elpais.com/articulo/espana/Fumando/porro/carne/menores/coche/plazas/elpepuesp/20090227elpepunac_11/Tes)… ¡Ooooooooolé! ¡Que le den las dos orejas y el rabo! Que seguramente es lo que debieron pensar los policías que le dieron el alto y cuyo coche casi se lleva por delante el conductor-positivo-en-cannabis (-o sea-porro).

Cuando tenía cinco o seis años era normal lo de meter en el coche a siete u ocho personas en vehículos esmirriados, sin retrovisor izquierdo y sin cinturones de seguridad, aunque claro, eso era hace más de veinte años. Tal y como está la cosa ahora en España, hay que ser muy pero que muy gañán o muy pero que muy osado para hacer algo así. Por eso creo que, como mínimo,  merece el tratamiento de “usted” este señor. Ya no sólo es cuestión de edad: cualquiera no consigue hacer suficientes méritos para ganarse tal dignidad (por mucho que se esfuerce)…

Anuncios

Enlaces para descargar el episodio 7, The Life and Death of Jeremy Bentham, de Perdidos (Lost)

26 febrero, 2009

Uno de los episodios más esperados por los “lockianos” de Lost, entre los que me incluyo. Por fin, nos darán alguna luz sobre la muerte de nuestro amado John Locke.

http://www.megaupload.com/?d=XAAXA85N

o

http://www.megaupload.com/?d=GL2X2AGE

o

http://www.megaupload.com/?d=JIRQVHES

o

http://netload.in/dateiJkbB3o6T91.htm

Subtítulos:

http://www.solosubtitulos.com/descargar-subtitulos/e29512.html

o

http://rapidshare.com/files/202681775/Lost.5×07.provisionales-lostzilla.rar

o

http://www.4shared.com/file/89536572/82055dac/losts05e07hdtvxvid-xor.html

Agradecimientos a Lostzilla, Solosubtítulos, Taringa y resto de seguidores de Perdidos que hacen posible que podamos seguir la serie casi como si estuviéramos en EE.UU.

Preguntas sorprendentes sobre sexo (y respuestas) que se dejan en los foros (?)

25 febrero, 2009

Cortesía de AK, me ha llegado uno de los e-mails más graciosos que he leído. No sé de dónde ha salido ni cómo ha llegado a AK,  pero creo que es lo de menos. Ni siquiera pienso que importe que pueda ser mentira, la cuestión es que he aquí un muestrario con una series de preguntas sobre sexo que no se le ocurrirían ni a los guionistas de Globomedia. Lo dejo tal cual:

Preguntas Sorprendentes Sobre SEXO Que La Gente Hace En Los Foros, y las respuestas que deja la gente:

1) El semen traspasa la ropa interior? sobrevive al agua?. Mi novio eyaculo sobre mis senos en mi dia 12 del ciclo, yo estaba acostada y me quede quieta hasta que el me limpio con papel y una toalla, minutos despues me toque la vagina (interna) con la mano pero por encima de mi ropa interior, y me quede preocupada.
Me temo que hay motivos para estarlo. Hay una variedad de semen, conocido como “Semen Potter” que es capaz de atravesar cualquier barrera. Contiene espermatozoides con gafas y cara de tontos que son verdaderos magos.
En cuanto a si sobreviven al agua, lo mejor es que si lo haces en ese medio te pongas un traje de neopreno. Toda precaución es poca.

2) ¿Si es virgen y le entra semen , pasa algo?.Tengo sexo anal con mi novia , y tenemos la duda si le cae una gota de semen en la vagina y es virgen ,puede pasar algo? o no entra el semen cuando es virgen ?.
Para naaaada. Si es virgen tiene una barrera infranqueable. Varios equipos de fútbol de primer nivel tienen en sus porterías a zagalas vírgenes. Como consejo te diría que la próxima vez que lo hagas con tu novia le pases la mano por sus genitales. Si te deja hacer sexo anal y no vaginal hay algo raro. Resumiendolo mucho; TIENE MANGO SI O SI.

3) Deseo saber si al ingerir o tragarte el semen de tu pareja se corre el riesgo de adquirir el SIDA?
¿Pero qué dices?. Para naaada, para naada. Puedes pegarte auténticos banquetes de semen y ni rastro de sida. Sólo se contagia si alguien que lo tiene te llama por teléfono y tose, en ese supuesto no tienes apaño.

4) Sabeis donde puedo encontrar un tapón para evitar que salga el semen?.
En un todo a cien seguro que lo tienes. También puedes probar a fabricarte uno con loctite y un dedal.

5 ) Puedo quedar embarazada si mi rodilla se lleno de semen y al colocar la pantys lo pude trasladar?.
Buenoooo. Lo más seguro. Date cuenta que la rodilla envasa prácticamente al vacío. La próxima vez ponte “la pantys” por la cabeza, simpre teniendo cuidado de no tener restos de semen en la oreja o en el pliegue nucal.

6) Lo que pasa es que siempre que eyaculo me sale el semen amarillo eso por que es, y es malo?
A ver Yamamoto, ¿cuál es la parte de tu raza que no entiendes?.

7) Quiero quedar embarazada, pero cuando mi pareja acaba y me incorporo se me sale el semen. Puede ser un problema?
Problema no, problemón. Te recomiendo que vayas haciendo el pino al menos los tres días posteriores a su eyaculación. Si notas pérdidas puedes acudir a “pajeros sin fronteras”, ellos te darán una espátula que viene de miedo para estos casos.

8 ) Mi semen es transparente,y ya tengo 17…porque??? sera que soy esteril???.
¡AY DIOSSSS MÍIIIIIIO, ERES NENUCOOOO PERDIIIDOOOO!. La transparencia es
como la prueba del algodón. Mis condolecias U_u

9) El semen deja manxas en la ropa???.
Si yo te contara….Eso no hay Dios que lo saque. Ya puede venir esa moza con la arielita del futuro o 250 generaciones de Don Limpio, que no sale y no sale.

10) Si quiero isiminarme artificial sirve el semen del preservativo?.
Hombre, eso depende. Si quieres “isiminación” barata sí.. Puedes usar un preservativo, un bote de mermelada o el mismo orificio de la oreja.

11) ¿puedes quedar embarazada masturabandote con una almohada que tenga semen?.
Sin paños calientes te digo que estás embarazada. En la letra pequeña de la almohada lo pone bien claro: si eres tan guarrilla de no limpiar la almohada después de que le echen el veneno, es evidente que te la vas a introducir hasta el gaznate; Pikolín no se hace responsable de tus vástagos.

12) He tenido sexo anal con mi novia y ahora ya no se le cierra ya no tiene una buena higiene incluso los gases ya no le suenan como antes solo se oye como un viento .consejos por favor?..
Podías haber resumido la cuestión diciendo: le he dejado a mi novia el culo como un bebedero de patos, ya ni trompetea cuando se tira un peo. Pues te voy a decir un refran que me acabo de inventar: peo que no suena, te  pinta el culo y huele de pena. Eso sí, tienes aire acondicionado gratis.

13) Cuando el animal eyacula dentro de mujer puede que se embarace? o el hombre en un animal hembra?.
Se han dado casos. Espinete tuvo, al parecer, un ecuentro amoroso con Chema el panadero, y de ahí salió Rizos el de la llamada del ahorro.

14) ¿ tener sexo con un gay es decir que tengo sida ?.
Lamentablemente sí (esto entre nosotros, para mí que son enfermos no sólo físicos).
Repite conmigo: GAY MALO, HETERO BUENO.

15) Mi novia dice que no me la chupa porque el semen engorda eso es cierto?.
Buenooo, clarísimo. Jamás se ha conocido a ninguna modelo que lo haya hecho. Y ya si vas al endocrino te cagas, lo primero que te dice es: ¡¡haz el favor de no hacer felaciones que te estás poniendo como una foca!!..

16) Como le llaman a la persona que gusta de beber semen ?.
Yo si es chica le llamo “mi media naranja”.

17) Tuve relaciones y me puse dos condones por precaucion hice bien?
Igual te has quedado corto. Yo probaría a ponerme tres condones, una bolsa del supermercado y 17 globos de peseta. En tus manos lo dejo.

18) Puedo estar embarazada? sin penetracion sin eyaculacion y si condon ?.
Es muy posible. Se han dado casos de embarazo al contacto con una silla de mimbre.
Yo me tomaría una pastilla invisible del día después y seguiría haciéndolo con el coco.

19) Porque no me queda bien el condon??.
¿Has probado combinándolo con un fular y calcetines de cuatro dedos?. Es fashion fashion.

20) Alguna vez as masturbado a un perro?A mi siempre me gustaba hacerlo y salia semen, le llamabamos “ordeñar al perro”.
Ya que tienes experiencia en el terreno canino puedes adentrarte en el mundo de los ñúes, cebras, etc. O también puedes intentarlo con un mono de culo rojo (seguro que si le haces alguna cosilla más ni se le nota).

21) Si tengo relaciones diario y eyacula, q les pasa a los espermas les ganan a los nuevos o los viejos se quedan?.
En estos casos se produce lo que vienen siendo unas olimpiadas de espermatozoides. Entre las pruebas están el tiro al óvulo, el salto con uretra, el lanzamiento del gameto masculino, etc. Los que ganan se quedan y los otros se despiden hasta dentro de cuatro años.

22) Cada vez que le doy un beso a una chica eyaculo es normal?
Yo creo que sí hombre, tu no te preocupes por eso. También lo que puedes hacer es penetrarla durante una hora y cuando quieras eyacular le das un besito.

23) Los espermatozoides mueren al tirar el condon?
Para nada.. Una vez que tiras el preservativo crean un mundillo dentro de él y residen allí para siempre. Se han encontrado casos de espermatozoides de 76 años viviendo en un preservativo de sabor plátano

36 euros de comisión

24 febrero, 2009

Sí, sí, 36 eurazos de comisión me pedía el cajero de Unicaja. Cuando he visto la cifra, primero, me puse a mirarla desde distintas perspectivas, no fuera debido a que el sol estuviera menoscabando mi capacidad visual. Pero no, pusiera donde me pusiera la cantidad era la misma. Después, ya con una sonrisa he mirado arriba y abajo, a derecha y a izquierda, en busca de esa cámara de oculta que hará que se rían de ti en un país nórdico en el zapping de las tres de la mañana. Tampoco he visto nada…

Al final no he podido dejar de pensar: “Serán hijos de putas los de Unicaja, que quieren pagar la fusión con la CCM a mi costa”. Si fuera por el equipo de baloncesto, todavía, pese al final de la Final de la Copa del Rey que nos dieron (enhorabuena al Tau; la Copa se lo llevó el más listo de los equipos en liza); pero para fomentar la megalomanía de Medel, Chaves y compañía, les pueden ir dando por el ojete. Sobre todo, porque estoy viendo venir la puñalada trapera: fusión, bueno, en realidad absoción de la manchega; después la tan anhelada “fusión” de las cajas andaluzas… y la central en Sevilla, como quiere Manolito, la madre que lo parió.

Lógicamente, le han dado por culo a Unicaja, igual que  el domingo, y me he gastado el dinero en el parking, perdiendo más tiempo, pero ahorrándome los 36 euros que me querían sablar extrayendo el dinero directamente del banco de origen. Y aun así tengo cuenta en Unicaja. No me extraña que les vaya tan bien… de momento.

Lista de galardonados de los Oscar 2009

23 febrero, 2009

Como teníamos una porra particular, aquí el listado de ganadores de los Oscar 2009. Pocas sorpresas, pero buenas: Sean Penn, favorecido por la campaña de la Rolling se ha alzado con su segunda estatuilla dejándoneos a todos con la cara de Mickey Rourke, nunca mejor dicho. La fotografía también se la ha llevado la triunfadora de la noche, Slumdog, cuando parecía un premio que iba a caer de la mano de Button, que se ha llevado el de Efectos Visuales, pese a las más que mala, malísima, batalla del Pacífico. Y la mejor peli extranjera, para la japonesa Departures, por la que fuera de la isla nipona nadie parecía dar un duro. Penélope Cruz, pese a mis malos augurios, finalmente se ha llevado también el gato al agua. Parece que arrimarse a Bardem le ha traído suerte. Ahora toca arrimarse a la Pe (¡yujuuuu!). Enhorabuena a Penélope.

He aquí el listado:

Mejor Película: Slumdog Millionaire
Mejor Director: Danni Boyle (Slumdog Millionaire)
Actor Principal: Sean Penn (Milk)
Actriz Principal: Kate Winslet (The Reader)
Actor Secundario: Heath Ledger (The Dark Night)
Actriz Secundaria: Penélope Cruz (Vicky Cristina Barcelona)
Guión Adaptado: Slumdog Millionaire
Guión Original: Milk
Película en Lengua Extranjera: Departures (Japón)
Mejor Película Animada: Wall-E
Mejor Dirección de Arte: The Curious Case of Benjamin Button
Mejor Canción: Jai Ho (Slumdog Millionaire)
Mejor Banda Sonora: Slumdog Millionaire
Mejor Montaje: Slumdog Millionaire
Mejor Fotografía: Slumdog Millionaire
Mejor Sonido: Slumdog Millionaire
Mejor Edición de Sonido: The Dark Knight
Efectos Visuales: The Curious Case of Benjamin Button
Corto Documental: Smile Pinki
Mejor Documental: Man on Wire
Mejor Cortometraje: Spielzeugland (Toyland)
Mejor Corto Animado: La Maison en Petits Cubes
Mejor Maquillaje: The Curious Case of Benjamin Button
Mejor Vestuario: The Duchess

Enhobuena a los premiados. Lo siento, David, tendrás que esperar otro año más. Quizás te pase como a Scorsese y te lo den con la película más infumable que hagas… Cosas de los Oscars.

Gomorra, el terror y el poder en primera persona

22 febrero, 2009

El libro Gomorra de Roberto Saviano tiene un inquietante y poderoso atractivo. En primer lugar, revaloriza la obra el hecho de que el escritor esté contando el relato en primera persona, siendo un vecino de las tierras donde dominan los camorristas (algo así como si un vecino de Guetaria sacara a relucir toda la mierda de ETA y sus connivencias con determinados poderes públicos). A la vista del éxito, los cínicos dirán que ha sido un intercambio de fama y dinero por arriesgarse un poco. Evidentemente no es así, ese tío se ha puerto una soga al cuello, una condena a muerte permanente, por escribir una historia que tiene mucho de reivindicación de la dignidad individual.

Hay que tener muchos cojones para ponerte a dar nombres y apellidos, describir actividades, investigar dinámicas de corrupción y de poder, sabiendo que eso te va a convertir en un paria, en un elemento “a evitar” por prácticamente todos tus familiares, amigos y conocidos.

Saviano presenta una visión global de las actividades de la Camorra napolitana. Igualmente, utiliza el libro para aclarar errores comunes (diferencias entre la Mafia y la Camorra), desmitificar (el relato es lo opuesto a El Padrino, de Mario Puzo) y poner en evidencia de la moralidad del tejido económico y político italiano (y europeo).

Apoyado en las diferentes investigación policiales que han tenido lugar aproximadamente en los últimos 20 años, el escritor explica las formas de actuación de los diferentes clanes, las desagrantes luchas de poder y sus sucesiones, la mentalidad de la Campania, las actividades económicas tanto legales como ilegales a los que se dedican (construcción, drogas, residuos tóxicos…)… Y de fondo, siempre la teoría latente de que esta actividad camorrista es esencial en el funcionamiento de la estructura capitalista. El autor defiende, aunque siempre más como una hipótesis (puesto que es imposible cuantificar el volumen de un negocio al margen de la ley, salvo por estimaciones), que las actuaciones de los clanes permiten a multiples empresas de toda Europa abaratar enormemente los costes en diversos procesos (manufacturación, distribución, deshecho de residuos), siendo, por tanto, parte fundamental en la generación de riquezas del Capitalismo.

La tesis parece solvente, si bien Saviano, quizás por proximidad, tiende a magnificar esta influencia. A lo mejor, ocurre al contrario, y es que yo, desde la lejanía, minusvaloro la importancia de esta estructura económica ilegal (“el Sistema”, en palabras de Saviano) en su interrelación con el conjunto global de la Economía.

Todo ello, por supuesto, a costa de sacrificar esa zona del sur de Italia. Prácticamente, acorde a Gomorra, estas regiones vendrían a tener las funciones de los esclavos en las épocas de la Antigua Grecia o Roma: serían los puteados para mantener en vigor la estructura, los olvidados sin los que sería imposible el funcionamiento del conjunto. Así, el hecho de nacer en estos lugares marca a sus habitantes, que tienen que elegir entre intregarse en las dinámicas del poder establecido, permanecer al margen pero sin estorbar (con sueldos míseros) o buscar su oportunidad en otros lugares.

Roberto Saviano, como una profesora a la que hace mención, ha buscado una cuarta vía: la más dura, la inescrutable y poco conocida. La de denunciar activamente las operaciones que se están dando en su lugar de origen. La de sacarnos los colores a todos por mirar hacia otro lado. La de demostrar que siempre habrá individuos que sean capaces de enfrentarse al Terror con mayúsculas…, aunque sea a costa de arruinarse su propia vida. Por eso, Gomorra es una obra que tiene que ser leída y Roberto Saviano, su autor, es una persona merecedora de Respeto y Admiración, también con mayúsculas.

El referéndum o la indignación de unos padres

20 febrero, 2009

Me encanta la prensa. ¡Cómo me alegra haber estudiado Periodismo! Es una de las cosas de las que más orgulloso me siento. Bueno, de eso, y de haberme leído El Alquimista, aunque no sabría decantarme por ninguna de las dos opciones.

Bien, los padres de la pobre chiquilla que todos conocemos están, como es lógico, completamente indignados, y les jode que los chusmas de mierda (o el chusma de mierda) que ha asesinado a su cría esté en breve en la calle. Es relativamente comprensible, si bien, por suerte, no del todo, porque eso sólo lo podrá comprender realmente a los que le haya pasado algo similar (que estadísticamente, en España, será un porcentaje muy bajo).

Pero seamos serios por una puta vez, ¿cómo se puede dar eco a un referéndum sobre la cadena perpetua por un caso aislado?, ¿cómo coño los medios pueden estar dando eco a una propuesta tan absurda?, ¿acaso ya nadie se acuerda de las niñas de Alcàsser?, ¿se convocó un referéndum entonces? Lo que ha sucedido es una tragedia, y el dolor y la indignación de esos padres tienen que hacer que estén pasando por un auténtico infierno. Pero ahí los medios, los jodidos medios de comunicación, en vez de actuar de voceros irresponsables deberían actuar conforme a la ética periodística (que es una puta asignatura que, con otros nombres, todos los que hemos estudiado Periodismo hemos tenido que cursar de una u otra forma).

Pero supongo que decir que “oye, tío, vamos a ser un poquito racional y vamos a tener perspectiva” no vende una absolutamente nada. Así que vamos a poner en primera plana, a recalcar, a subrayar, a exagerar toda esta tragedia para lograr incrementar nuestra tirada, nuestro share, nuestros beneficios publicitarios… Y eso no creo que beneficie en nada a nadie.

¿Por qué no en vez de gilipolleces como la cadena perpetua y tal nos planteamos una reforma en condiciones de la educación? Me parece más factible cortar el mal en la raíz que no intentar arreglar lo que no tiene remedio. ¿Será casualidad que cada año el nivel de chusmerío se multiplique? En mi época, el número de “alumnos/as conflictivas” estaban controlados, e incluso ellos tenían unos códigos de honor. Sabías que respetaban ciertas normas no escritas pero que todo el mundo conocíamos.

Muchos de los que salen de ahora son Chusmas, con letras mayúsculas, que honor no saben ni siquiera que lleva “h”, que conforman un sustrato antisocial, que no se atienen a las normas y a los que, encima, hay que tratarlos casi con deferencia para evitar problemas. Esa mierda de gente, como el novio de Marta, son el verdadero mal de España… Peor que el paro, peor que la crisis económica, peor que Bermejo. Y la mayoría de ellos, con todos sus problemas familiares o de situación (como los tiene todo el mundo, y no por ello se dedican a delinquir), han recibido una educación de mierda, fomentada por todos: padres, medios, televisión. Ya se sabe: cría víboras y te sacarán los ojos… Es lo que tiene la mierda, que cuando se acumula mucha, el olor se hace insoportable y hace que alguien tenga que levantar la voz.

P.D. Para evitar las típicas interpretaciones de Msantaella ha dicho… Está claro a que no me refiero a todos los jóvenes y chavales actuales, sino que me refiero a que dentro de ese colectivo hay un número creciente de chusmerío, que además, cualquier observador se habrá fijado, saltan a la vista quiénes son.

Enlaces para descargar el episodio 6, 316, de Perdidos (Lost)

19 febrero, 2009

http://www.megaupload.com/?d=N9CPM5IB

o

http://uploadbox.com/files/da1f453549

o

http://www.megaupload.com/?d=VL9KKT3I

Subtítulos:

http://www.solosubtitulos.com/descargar-subtitulos/e29441.html

o

http://www.4shared.com/file/88429187/7ad6fcc7/losts05e06hdtvxvid-xor.html

Muchachada Nui… Nui

19 febrero, 2009

A los que nos hemos criados entre las bromas de Juan Luis y Guillermo (y Luis Ricardo Borriquero) y la desgracia de Brian, básicamente fue como si nos hubieran iluminado el cielo cuando descubrimos su existencia. Estaban, en la época en las que llegaron a mí por el boca a boca, en la Paramount y nosotros con la crisis malagamatera, que nos sobrevino tras el último número de nuestra querida publicación.

Y allí estaban, unos tíos manchegos, que estudiaron en la Universidad de Cuenca y que decían “palabros” como “pataliebre”, “a cascoporro”, “no te digo ná y te lo digo tó”, y que recuperaban a personajes míticos de nuestra infancia y juventud, como Pat Morita, Karpov, Gorbachov o Axl Rose. Además, lo hacían al más puro estilo Gomaespuma, mucha improvisación y nada de intentar imitar la voz real, sino que ellos, además, les ponían a todos los personajes la misma voz. Como era de esperar, su vocabulario se transformó en nuestro vocabulario, y gente como Vicentín o el Gañán en unos referentes.

Eso fue La Hora Chanante, un programa hecho con pocos medios y mucha ilusión. En pocos años, Ernesto Sevilla, Julián López, Raúl Cimas, Carlos Areces y, a la cabeza de todos, Joaquín Reyes se han ido colocando en diversos programas y su aureola ha ido creciendo hasta el punto de que la televisión pública (para enorme sorpresa de muchos) los fichó. Cambiaron de nombre, pero no de esencia: Muchachada Nui.

Por el camino perdimos al entrañable Gañán, sustituido por el menos carismático Marcial Ruiz Escribano, pero ganamos al que tendría que ser, por derecho propio, uno de los iconos del siglo XXI: Enjuto Mojamuto.

Hoy han vuelto, en su tercera edición de Muchachada, y todavía Reyes y cia. consiguen que me parta el ojete (también frase chanante), con su “Testimonio” (perdón, “Celebrities”),  “Mundo Viejuno”, sus “mierders” y sus “Goonies II” (mezclado con Verano Azul). Por una vez, puedo comentar algo de la televisión sin que me entre repulsión y eso que “pues ayer no sabes lo que me pasó: fue el peor día de mi vida”.

Hormigas en Nueva York: Cap. 42. Cosas que hacer (o no) en Babilonia -y tercera parte-

18 febrero, 2009

43. Anda hasta reventar. Es inevitable. Durezas y callos en los pies han de ser el resultado final de tu viaje. Si no es así, no te has comportado como un auténtico turista.

44. Ten diarrea. Es como pasar la gripe o la varicela cuando eres niña/o.

45. Ve a un espectáculo en Broadway. El fantasma de la ópera, El rey león, Mamma Mía!, Grease, El jovencito Frankenstein son una mínima muestra de tus posibilidades. Si eres capaz de aguantar una cola insoportable, en TKTS puedes conseguir entradas con grandes descuentos (aunque normalmente las obras más destacadas no tienen necesidad de recurrir a rebajas).

46. Si Broadway te parece caro, Off Broadway es la alternativa. Teatros más pequeños para el outlet de las actuaciones en directo.

47. Haz alguna reclamación. No se soluciona al instante. Te remitirán a un número de teléfono, que en el mejor de los casos te resolverá tu problema cuando hayas abandonado Estados Unidos (como tiene que ser). Pero así, tú también les podrás tocar las narices a ellos.

48. Alucina con la Biblioteca Pública de Nueva York. ¡Guaaaaaaaaau! ¡Casi tengo un orgasmo allí dentro!

49. Envía vídeos haciendo el gamba a familiares y amigos. En Times Square hay un centro de información donde se pueden hacer este tipo de cosas de forma gratuita.

50. Escucha música en la tienda Apple. Los Ipods a disposición del que quiera. Si no te gusta esto, entra en Internet en algunos de los Mac que tienen en exposición. Hay cientos, pero más personas están esperando su turno. Lo gratis vende.

51. No te lleves mal con el personal del hotel. Sólo están cumpliendo con su trabajo, algunos con más efectividad y simpatía que otros. Siempre puedes hacer distinciones en las propinas.

52. Tiembla por tu situación económica. El crédito y las comisiones es lo que tienen: nunca sabes lo que te va a tocar.

53. Deja que te hagan un retrato o una caricatura. En los lugares más turísticos siempre habrá quien por cinco dólares esté dispuesto a dibujarte.

54. Ve a la tienda de la MTV. Con suerte os pasará algo similar a nosotros, que tropezamos con los Jonas Brother a la semana siguiente de aparecer en la portada de la revista Rolling Stone. Sí, ya que sé que no es algo de ensueño, pero menos da una piedra (y más, o menos, en agosto).

55. Demuestra tu buena voluntad. Acude a las Naciones Unidas. Pero, por favor, no a manifestarte. Para eso ya están los judíos ultraortodoxos.

56. Acércate a los puentes de Brooklyn y Manhattan, aunque los hayas visto cientos de veces en las películas (a fin de cuentas, como el resto de Nueva York).

57. Disfruta del arte callejero. Las estaciones de metro, el interior de los vagones, los parques, las aceras. En cualquier lugar, podrás ver en directo a cantantes, bailarines, saltimbanquis, pintores e incluso predicadores. Oye, también para esto se necesita talento.

58. Piérdete. Si ni con siete mapas diferentes hallas tu ubicación: ¡bienvenido al club de los desorientados!

59. Sáltate los semáforos de peatones en rojo. 23 al día es la media.

60. No seas malaje y cógele el flyer al hombre-anuncio. Ya sé que son infinitos y que la publicidad está diseñada en Word por Stevie Wonder, pero a ti no te cuesta ningún trabajo y a lo mejor consigues que el hombre/chaval (pues casi siempre son varones) se vaya antes a su casa.

61. Mete un penique en Coca-Cola durante varios días. Comprueba cómo hasta «la chispa de la vida» corroe al dólar.

62. Ve al estadio de los Yankees. No sé qué es el béisbol, pero por lo que se ve son bastante buenos. Además, están construyendo un nuevo estadio: ¡tiembla, candidatura olímpica de Madrid!

63. No sé si se puede considerar un museo, pero ve a Tussaud y hazte decenas de fotos con famosos a los que admiras o detestas. Jordan, Picasso, os queremos.

64. Confúndete en el metro. Colores diferentes, con números y letras distintas, en dirección Downtown o Uptown, y con el matiz de Local o Express. Si a eso le sumas los cortes por las obras, y los problemas técnicos; si no te lías, pública un libro o sube una web explicando cómo lo lograste: ¡te harás de oro!

65. Haz el proyecto para montar una tienda de ciclomotores. Si te lo aprueban, que tiemble Bill Gates. No he visto ni uno durante toda mi estancia en la Gran Manzana, y eso que tráfico sí que hay de sobra.

66. Ponte en cualquier avenida a contar los taxis que pasan durante un minuto. Después, puedes hacer estadísticas en función de las horas y las calles.

67. Pon en práctica cualquier otra forma de consumismo que no te haya mencionado.

68. Cómprate alguna revista americana: Esquire, Q, Rolling Stone, Time, Glamour… Al menos, cómprate una vez The New York Times, por favor.

69. Siéntete como una hormiga que no sabe llegar a su hormiguero.

70. Encuéntrate a ti mismo (o piérdete aún más).

71. Ten perspectiva. Piensa, emociónate, crea. Las posibilidades aquí son casi infinitas. Al final, seréis tu imaginación y tú las que inventéis las situaciones más memorables.

Hormigas en Nueva York: Cap. 42. Cosas que hacer (o no) en Babilonia -segunda parte-

17 febrero, 2009

11. Hot dog. Imprescindible. No comment.

12. Te puedes dar una vuelta por el monumental Rockefeller Center. Su Top Rock ofrece una de las mejores perspectivas de la ciudad, sobre todo si diriges la vista hacia el Central Park. Si buscas el Empire State, mira en la dirección contraria.

13. Edificio Chrysler. Apenas podrás visitar la entrada, pero su estructura Art Deco, con su cima metalizada, es una de las que marcan la diferencia en la isla. Lo podrás fotografiar desde decenas de lugares diferentes.

14. Debes hacer fotografías. Cientos y cientos de ellas. A ser posible, si vas acompañada/o, con la cámara digital y con el móvil. De esta manera, tendrás dos imágenes casi idénticas de todos los entornos.

15. Mójate. Cuando te cae uno de los  repentinos chaparrones neoyorquinos, es cuando te empiezas a sentir integrado en esta ciudad.

16. Comprueba como a medida que pasa el tiempo, te esfuerzas cada vez menos por intentarte hacer entender en inglés. Acabarás limitándote a las señas o a la búsqueda de la chapa del «Se habla español».

17. No debes olvidar tu reproductor de música. El avión, el metro, la noche… Nosotros no lo llevamos: créeme, craso error.

18. Visita Coney Island. Si el día está despejado, es un buen sitio para despejarse y darse un paseo o un baño. Además, a mano tienes el parque de atracciones y el acuario.

19. Admira The Trump Tower. Los auténticos Jardines Colgantes de Babilonia del siglo XXI. En el interior, una sorprendente cascada; y en el exterior, árboles plantados a diferentes alturas. Todo ello en un colosal y reluciente rascacielos de color negro.

20. Te puedes dar un paseo por Central Park. A pie, en bicicleta, en carruaje… Sus lagos son la guinda del pastel (si no eres alérgico/a a la lactosa).

21. Ve de turismo religioso: catedrales, templos y capillas de todas las religiones imaginables tienen aquí su representación. Saint John the Divine aseguran que es la mayor catedral de la Cristiandad, aunque está en reconstrucción debido a un incendio ¡en la tienda de regalos! Saint Patrick es la que vemos en todas las películas. Su fachada es tan imponente como la de Saint Thomas, que está cerca de ella (ambas en la Quinta Avenida). La fundamental, la capilla de Saint Paul.

22. Saborea uno de los helados de los que se sirven en decenas de las furgonetas-heladerías de la Gran Manzana (no te lo servirá Homer, pero casi).

23. Comprueba en tus propias carnes (y estómago) la cultura take-away: Starbucks, Dunkin` Donuts, Subway, Burger King…

24. … (Que cada cual piense lo que quiera).

25. Visita la Universidad de Columbia y llora si has hecho una carrera en España (bueno, los de Salamanca os salváis).

26. Debes vivir algún evento en el Madison Square Garden. Da igual que sea un concierto, un partido de baloncesto o unos payasetes haciendo wrestling. Lo importante aquí es vivir el lugar.

27. Engánchate a un programa chorra de la televisión americana. Con sus repeticiones hasta la saciedad, irás descubriendo hasta el sentido de sus chistes. La hija de Hulk Hogan, las madres que buscan novio/a a su hijo/a, los aspirantes a un trabajo de ensueño… Pruebas y situaciones indignas que ponen a prueba la capacidad de hacer el ridículo que puede tener una persona. Advertencia: algunas escenas pueden provocar vergüenza ajena.

28. Crucerito por Manhattan. Podrás gozar con el impresionante perfil de la isla. Si está oscuro,  ya casi de ensueño. La alternativa gratuita es coger el ferry hacia Staten Island, que ofrece también unas vistas estupendas.

29. Inmiscúyete en culturas ajenas. Italia, China, pero también Brasil o Corea, tienen sus propios barrios o calles, donde McDonald´s y bancos emplean el idioma de esos países, además del inglés. Más no se puede pedir.

30. Tócale los cojones al toro de Wall Street. En pleno Distrito Financiero, verás esta imponente estatua dorada. Otra de las favoritas de las foto-turistas.

31. Come italiano.

32. Come coreano.

33. Come japonés.

34. Come chino.

35. Come mexicano.

36. Come irlandés.

37. No comas neoyorquino. No es discriminación, es un consejo (jeje, es «broma», tienen un bistec que se salva).

38. Visita el Castillo Clinton (no confundir con el del impeachment) en Battery Park y aprovecha para captar una imagen del Monumento a los Inmigrantes.

39. Si tienes pelas y poco vértigo, atrévete a dar un paseo en helicóptero. ¡Ah, se me olvidaba! Si el tiempo lo permite.

40. Pasa frío, calor, ultracalor, hiperfrío, en un intervalo de tiempo de quince minutos. Climatología, metro y tiendas son combinaciones poco recomendables para la salud.

41. Róbale el periódico al de la habitación de al lado. Si en el lugar en el que te hospedas te ofrecen este servicio, puede que sea intermitente. En tus manos está solventar esta irregularidad.

42. Times Square. Esencial. Si no, ¿para qué coño/cojones has venido?

(continuará…)

La “tarjetada” o porqué no debes responder nunca a la llamada de un comercial

16 febrero, 2009

He de reconocer que mi paso por el telemárketing me ha dejado ciertas secuelas psicológicas. No es que me haya dejado tarado, que eso cualquiera puede decir que yo ya tenía lo mío, sino que me refiero a mi incapacidad para cortar a una persona que me llama por teléfono para venderme cualquier cosa. Al ser el titular de la línea de teléfono, como algún cabroncete ha ido repartiendo los datos a diestro y siniestro, cada dos por tres están preguntando por el señor Msantaella… Al principio, gilipollas de mí, agarraba el teléfono como si no tuviera nada mejor que hacer y aguantaba la “paliza” que me daba mi compadre que si televisión, que si tarjeta de crédito, que si Internet, blablablabla…

Al no tener el terminal identificador de llamadas (sí, lo sé, pero es que yo vivo todavía en 1987), yo opté por no atender nuncar al fijo, puesto que no se lo facilito a nadie. De esta manera, sé que sólo pueden preguntar por mí algún pelma tratando de venderme algo absolutamente imprescindible para mi vida. El resto de mi familia, por su parte, ha desarrollado el sutil arte de colgar el teléfono y dejar al vendedor con la palabra en la boca.

Así viene sucediendo desde hace ya varios años… hasta el día de hoy. El “tretismo ilustrado” me ha pillado absolutamente por sorpresa. Una señorita le llevaba varios días dando la tabarra a mi madre, de que necesitaban hablar conmigo del banco X, que ha pasado tal y que es muy urgente. Mi señora madre me lo comunica y a mí directamente me sale por el mismo oído por el que me ha entrado.

Pero esta tarde abro me encuentro dos cartas del banco X. ¡Atiende! No tenía la mosca, tenía el moscardón detras de la oreja (de las mismas por las que estaba ignorando a mi santa madre). Abro una carta y, para mi sorpresa, veo una tarjeta para que la active, lo cual me intriga pues la actual le queda una vigencia de año y pico. En la segunda llega el susto, la misiva está firmada por un pavo de cuyo nombre no quiere acordarme que me advierte que se ha detectado un posible movimiento fraudulento y que, por mi bien, han bloqueado la tarjeta y que ellos, que son unos tíos hipermajos, me han mandado una nueva para que la dé de alta.

Me acojono, lógicamente… y empiezo a mirar a ver si hay un movimiento extraño en la cuenta de la tarjeta. Claro, con esto del viaje a la Gran Manzana igual alguien que me vio la cara de primo, se quiere tomar las confianzas que no se toma conmigo ni mi hermano. No detecto nada extraño. Así que, para quedarme tranquilo, llamo al teléfono que me indican en la carta.

El teléfono está hecho por y para anormales. Después de pedirte una serie de datos que servirían para declarar ante un juez por un delito de asesinato múltiple, te preguntan un código telefónico (?): o sea, no basta con que te sepas el pin del móvil, el del cajero, el de las contraseñas de correos electrónicos, el de PayPal, el de RapidShare, etecé, etecé… Ni puta idea de dónde puede estar ese número, ni siquiera si lo tengo activo. Así que insisto hasta que consigo ponerme en contacto con un operador.

El señor parece diligente y me hace una serie de cuestiones como si realmente le importara un pimiento el posible fraude que estén cometiendo con mi tarjeta. Hace un poco el paripé, me va sacando el resto de datos personales (para mi desgracia, facilito el móvil, ¡noooooooooooooooooooooo!) y me sugiere que el “problema” puede ser que haya realizado alguna compra en Internet. A mí no me suena para nada, pues esa tarjeta la dejé de utilizar tras volver de la Gran Manzana.

Mi compadre, compañero de fatigas de telemárketing, de vez en cuando, me pone música (por cierto, bastante mejor que la del Digital Plus) y vuelve una vez que me ha hecho esperar un poco más. Me indica que a él “tampoco” le aparecen movimiento extraños.

“Ya está”, pienso. “Me la han metido ‘doblá’ como los del Mercamona”. Esto me huele a campaña de márketing en plan a lo cara perro. Ya no se basan en promociones exclusivas para todo el mundo, no: esta vez se trata de duplicar una tarjeta y enviarte una carta con una advertencia. “No, no puede ser; estoy malpensando de más”, me sugiero a mí mismo.

Sigo la conversación con mi colega, tratando de alejar pensamientos y premoniciones infaustas. Entonces, me creo que mi “amigo y salvador” me va a despedir y… ¡Surprise, surprise! Me engancha el prenda-lerenda y me comenta, soltando una retahíla que se nota aprendida de memoria de un manual de telemárketing, que si no quiero tener un seguro para la tarjeta que por X euros al mes o al año o no sé cuándo coño, me servirá para proteger mis compras (esas que estaban “protegiendo” con el bloqueo de la tarjeta), para cubrirme en caso de que me quede en desempleo (mi compañero me insiste varias veces en que la “cosa está muy mala”) y, “dios no lo quiera”, en caso de fallecimiento. Mucho dios no lo quiera, pero el hijoputa me lo apunta dos veces consecutivas. Será cabrón el tío… ¿Para qué coño quiero un seguro en caso de óbito?, ¿es qué me van a devolver a la vida?, ¿o me van a dar dos vidas de créditos en plan maquinita de los cinco duros (“game over: insert coin“)? Joder, si me quiero deprimir, me pongo a ver una película española (que o te bajan la moral de malas o son tristes de cojones), no necesito que me jorobe un tío que sólo me iba a activar una tarjeta, coño.

Y lo peor es que he dado el móvil… Eso sí que va a ser una auténtica pesadilla. ¿Alguien sabe como poner un antispam para el móvil?, ¿o cómo poner de tono un eructo para las llamadas no deseadas? En fin, tendré que desarrollar el arte de mis hermanos (colgar, rechazar, colgar, rechazar, colgar, rechazar… ¡No parece tan difícil!).

Hormigas en Nueva York: Cap. 42. Cosas que hacer (o no) en Babilonia -primera parte-

16 febrero, 2009

1. Puedes (¡oh, sorpresa!) ir de compras. Esto incluye cualquiera de las miles de tiendas que se diseminan por Manhattan; pero, en función de la disponibilidad económica, la zona de recomendación varía.

Chelsea, Greenwich Village y Soho son lugares perfectos si buscas ropa moderna a buen precio. Igualmente, en estas zonas se encuentran gran parte de los outlets, vestuarios fueras de una temporada que nunca llega a España.

Si lo que te gusta es la emoción del regateo y el mercadillo; Little Italy, Chinatown y Washington Square son espacios perfectos para desarrollar tus habilidades negociadoras, siempre que seas consciente de que no es oro todo lo que reluce.

Cuando anochece, en las calles de Soho aparecen decenas de vendedores ambulantes que te ofrecen todo tipo de mercancías: desde gafas hasta perfumes pasando por maletas, dvds o ropa. Además, cada cual respetando rigurosamente su área de mercadeo.

En Times Square, por su parte, tendrás a tu disposición diversas tiendas de moda, aunque lo más reseñable son los enormes almacenes de Virgin (muy parecido a FNAC), Toys «R» Us y la portentosa tienda de tres plantas de M&M.

Por supuesto, la quintaesencia del consumismo no podía faltar aquí: la Quinta Avenida. Si bien a partir de la calle 50 hacia el norte, los precios son casi siempre prohibitivos; aquí tienen su cita obligada los amantes del basket (NBA Store) y los de Disney. También encuentra su espacio en esta zona Sean John, una de las marcas de Puff Daddy, que ofrece vestuario urbano a un precio no excesivo dada la calidad del material (y el ventajoso cambio euro/dólar, claro).

Macy´s (los almacenes más grandes del mundo), Victoria´s Secret, Strawberry (el Bershka estadounidense) o B&H son otros lugares de interés comercial que se encuentran dispersos por la Gran Manzana.

Además, están los cientos de tiendas de recuerdos de Nueva York con productos made in China, que te puedes encontrar en cualquier vía. Así como tiendas de electrónica donde comprar el codiciado Iphone liberado (asunto de cuestionable legalidad) y otros productos informáticos a unos precios tan bajos que es inevitable sospechar de ellos.

2. Otra opción es mirar escaparates. No confundir con comprar. Son tiendas de marcas megaconocidas en casi todo el mundo. La mayoría de estos establecimientos están situados en la Quinta Avenida. Bergdorf Goodman, Louis Vuitton, Van Cleef & Arpels, Bulgari, Prada, Gucci o Henri Bendel entrarían en esta categoría. Magníficos escaparates, algunos de estética Ágatha (o sea, horteras o estrafalarios, según los quieras definir), con joyas y vestidos que no tienen precio (literalmente; si quieres saberlo, entra y pregunta).

Junto a ellas, la estrella de las foto-turistas,  el lugar que Truman Capote y Audrey Hepburn elevaron a las cotas más altas de popularidad mediante un Desayuno con diamantes: Tiffany&Co.

No sé si incluir en este apartado a Abercrombie & Fitch, pues no hemos llegado a entrar. Como producto de marketing es colosal. Se trata del único comercio (quitando Apple, claro) en el que hay que hacer cola para entrar. Todas sus lunas están laminadas en madera y su principal atractivo se encuentra en la puerta. Jóvenes musculosos descamisados, con tableta chocolate Lindt marcada, y con unos vaqueros por única indumentaria conforman el reclamo fundamental de una tienda que se presupone que vende pantalones americanos (no sabemos si algo más).

El caso es que parece que todo el mundo que entra consume. Supongo que después de haber esperado durante veinte o treinta minutos mínimo para entrar a un establecimiento, estás prácticamente obligado/a a comprar.

Ni que señalar que las mujeres son aquí las que empujan a los varones a entrar a este lugar, aunque sólo sea por retratarse con los musculitos. (Lo siento, chicos, no he encontrado un espacio así para hombres: sólo un bar-restaurante con camareras en bikini).

El Distrito del Diamante es otro de los imprescindibles del «escaparateo». Te pones gafas de sol para no deslumbrarte y recorres este fragmento de calle soñando no en comprar la más barata de las joyas, sino en poder ahorrar esa cantidad en tu cuenta corriente sin que te hayan salido canas (o se te hayan multiplicado, según el caso).

3. Visitar museos y galerías de arte. Los turísticamente esenciales son el Museo Metropolitano, el de Historia Natural y el MoMA. Después, hay cientos más: del deporte americano, indio, del sexo, etecé, etecé, etecé. Depende de tus ganas de darte un atracón cultural. Si eres de los/las que se empachan rápidamente, mejor limitarse a la sección del Arte que más te interese.

4. Debes (obligatorio) visitar la Estatua de la Libertad, la isla de Ellis y el observatorio del Empire State Building (haz la broma completa y sube al piso 102). Si ya has estado antes, estás exento de este deber. Si es tu primera vez, no tienes excusas.

5. Puedes pagar menos por las visitas culturales. Compra la CityPass y ahorrarás tiempo y dinero.

6. No debes comprar en las tiendas de regalos de las atracciones turísticas más importantes. Es un consejo: si después encuentras lo que has adquirido en ellas cinco veces más barato, será porque así lo has querido.

7. Fundamental: adquirir la Metrocard. Con todos sus inconvenientes, el metro es la forma más rápida de desplazarse por Nueva York. Los 25 dólares por siete días los amortizas en dos días y medio.

8. Cómete una hamburguesa en el McDonald´s del Times Square. Es un clásico.

9. Si lo tuyo es el cine o la música, Planet Hollywood y Hard Rock Cafe te fascinarán. Alimentarte, bueno, llevarte algo a la boca al lado del traje de Bruce Willis en La jungla de cristal o de una guitarra de Bob Dylan tiene su magia. Por calidad en la comida y en el servicio, me quedo con el primero (lo digo muy a mi pesar).

10. Móntate en uno de los autobuses turísticos que recorren Manhattan y Brooklyn. Aunque no te enteres de lo que están comentando, es la mejor forma de tener un primer contacto con la isla.

(continuará…)

The Big Bang Theory 2×15: Sheldon vuelve a superarse

15 febrero, 2009

Ya sé que me pengo muy pesadito con esta serie, pero es que Sheldon es un personaje que realmente me alucina: esa genialidad mezclada con esa absoluta incapacitación social hacen de él alguien único. Es como cuando le tomas cariño a Dexter o a Lecter, piensas que en persona deben ser poco menos que monstruos insoportables, pero de lejos te pueden llegar a provocar admiración (eso sí, mejor a distancia).

En el episodio 15, disfrutamos de dos momentos estelares: la visita de la madre de Leonard, que es el clon femenino de Sheldon. Brutal, la interacción entre los dos personajes. Y la nueva “cagada” de Leonard con Penny… ¿Cómo puede un tío desaprovechar tantas ocasiones con una señorita de tan buen ver y que le gusta? Será que el amor nos ciega, y Leonard encima lleva gafas de culo de vaso.

Otros veinte minutitos de diversión, que hoy las noticias no estaban para reírse.

Enlaces para descargar The Big Bang Theory 2×15:

http://www.megaupload.com/es/?d=9VGNHVBZ

o

http://uploaded.to/?id=it6jt0

Subtítulos:

http://www.solosubtitulos.com/descargar-subtitulos/e29346.html

Oh, Garzón, Garzón, tú sí que eres San Valentón

14 febrero, 2009

¡Oh, Garzón, Garzón!
Eres una auténtica fuente de inspiración.
Aunque no tenga nada de poeta,
me veo por tu culpa envuelto en esta treta.
Como buen día de los enamorados,
a mí me ha venido a visitar un hado.
Y pese a que muchas veces no rulo
a mí, como a ti, también me gusta dar por culo.

¡Oh, Garzón, Garzón!
Que los del PP ya te llaman pedazo de…
Si España está repleta de melones,
por qué te da ahora por tocar los cojones.
Ya sabemos que en nuestro país prima la corrupción,
pero intentar acabar con todos es de bobalicón.

¡Oh, Garzón, Garzón!
Puede que esta vez los “peperos” tengan razón,
por qué precisamente ahora te preocupas de esta trama
cuando llevamos años siendo la nación de la marrana.
Ocúpate, si eso, de Agatha Ruiz de la Prada,
a ver si consigues que deje de hacer esas horteradas.

¡Oh, Garzón, Garzón!
Que vas a molestar al pobre Ansón.
Y no te digo “ná” de Pedro Jota,
que más de una vez se le va la pelota.
Peor todavía es Jiménez Losantos,
que parece gustarse de comportarse como un mamarracho.

¡Oh Garzón, Garzón!
Tú sí que eres San Valentón.
El esfinter, Pinochet, lo tenía apretado,
cuando tú nombre era pronunciado.
Luchador infatigable de causas perdidas,
te comporta como José Tomás en medio de las corridas.
Siempre expuesto a una grave cogida,
no sé cómo puedes soportar este tipo de vida.

¡Oh, Garzón, Garzón!
Sigo sin saber si te gusta más la Justicia o la Televisión.
Aun así, siempre es bueno para los remolones
que haya un tipo como tú siempre dispuesto a tocarles los cojones.

¡Oh, Garzón, Garzón!
Eres un Jano digno tanto de oprobio como de admiración.

¡Oh, Garzón, Garzón!

Hormigas en Nueva York: Cap. 41. Tío Pepe

13 febrero, 2009

¡Por fiiiiiiiiin! La última noche. En un rincón del barrio de Chelsea, encontrado mientras echábamos un vistazo a la enésima guía de la Gran Manzana. En una calle en que prácticamente sólo existen sex-shops. En un local escondido por las obras de verano. Sí, ahí, en la Cuarta Calle, entre la Sexta y la Séptima Avenida, en un lugar por el que sería un milagro pasar por casualidad. Ahí mismo estaba: Tío Pepe, un restaurante de comida española (y mexicana), regentado por personal procedente del sur de la frontera de Estados Unidos.

El local está muy bien ambientado. Muchas velas y luces a intensidad baja que le dan al espacio un toque romántico, reposado, tranquilo.

En las paredes observamos la presencia de toneles, espadas, una bodega española, farolillos negros. Al igual que en la cocina, en la decoración se da una mezcolanza de lo español con lo mexicano.

El guacamole es aquí el plato estrella, sobre todo por su componente estético: lo preparan delante de ti (in your face, como dirían ellos), para que vivas el proceso en directo. A mí me interesa bien poco, yo he venido a buscar lo que no estaba encontrando.

Si no fuera tan tarde, pediríamos paella; pero, al final, apostamos por lo que nunca falla: combinado de ibéricos. Almejas salteadas y medallones a lo Tío Pepe serán los otros platos seleccionados.

La carne es buena, blanda y el punto de licor la hace más sabrosa. Las almejas, a diferencia de las españolas, son grandes: en el plato sólo hay ocho; pero la salsa, aunque un poco espesa, está rica, rica. Ideal para hacer «barquitos».

La prueba de fuego: el plato de ibéricos. Aceitunas: bien, sin más. Son las típicas de bote. Queso manchego: a mí no me gusta este producto y no lo cato; Lidia dice que está bueno. Chorizo: exquisito. El sabor no delata que haya sufrido algún proceso de conservación que lo haya echado a perder. Finalmente, lo que marca la diferencia: el jamón… No pasa la prueba. Parece que haya pasado por algún tipo de tratamiento en frío (o puede que incluso por congelación) y al ponerlo a temperatura ambiente hubiera perdido su sabrosura. El regusto que deja al final no convence, es acuoso. Puede que en su origen fuera un jamón de calidad, pero al llegar a nuestro paladar el producto ya no es lo que debiera ser.

¡Así va a ser difícil que recolonicemos América!

Pese a todo, el jamón sólo era para nota de sobresaliente: sigue siendo el lugar y la vez que mejor hemos comido durante toda nuestra estancia en Nueva York (lo de Little Italy se lo llevó el viento).

Llega el momento de pagar. En los restaurantes considerados de clase (bien por calidad de la comida, por servicio, por el entorno o por una combinación de todo), como el Hard Rock Cafe o el Planet Hollywood, existe el concepto de «Gratituidad», que oscila entre el 15 y el 20 por ciento y que en la práctica es obligatorio. Aparte, estaría la propina. Tío Pepe da la calidad por sentada y el concepto ya está incluido en el precio: 76 dólares por una buena cena (bien es cierto que ni hemos tomado postre ni bebido vinos). Por tanto, es un precio razonable para ser el lugar que es. Dejo la tarjeta de crédito y el carnet de identidad, y nos quedamos a la espera de firmar el recibí. La propina irá en metálico.

¿Qué es de lo peor que te puede pasar en la capital mundial del Consumismo? Efectivamente, la tarjeta de crédito ha sido denegada con dinero en la cuenta correspondiente. ¡Tierra trágame!

El tono como de disculpa con el que te lo señala el camarero multiplica tu humillación. Susurras el típico «eso no puede ser…» y sacas una segunda tarjeta con las gotas de Shin Shan en la frente.

La espera es más que tensa y vas haciendo en tu cabeza múltiples conjeturas sobre lo que puede haber ocurrido: la banda magnética, que se hayan equivocado al cambiar el número de cuenta que correspondía a esa tarjeta… Regresa el camarero y con una alegría comedida apunta que «esta vez sí pasó». Lo que no ha pasado es tu estado de vergüenza. Ahora el trato sigue siendo amable, pero forzado; un observador atento puede leer entre líneas que están deseando que te marches. Esto contribuye a que tu bochorno mute a mal humor, que durará hasta que vayas al cajero y saques dinero con la tarjeta de la ignominia… Era la banda magnética.

Entonces, respiras y susurras: «¡maldito y bendito Capitalismo!»

Enlaces para descargar el quinto episodio de Lost (Perdidos)

12 febrero, 2009

Ya vamos por un lugar que es la muerte (This Place is Death). El quinto de la quinta, que tiene premio doble de Perdidos:

http://www.megaupload.com/es/?d=I2O67CEC

o

http://www.megaupload.com/es/?d=S2AMHO9Y

o

http://www.dll-provider.com/es/download-z45947816.html

Subtítulos en los siguientes enlaces:

http://rapidshare.com/files/197187269/Lostzilla-5×05-BitMeTV-corregidos.rar

o

http://www.solosubtitulos.com/descargar-subtitulos/e29348.html

o

http://www.subdivx.com/X6XMTQzNTk2X-lost-s05e05.html

Esperando a Kotler

11 febrero, 2009

Philip Kotler. Para la mayoría le sonará a nombre de jugador alemán de algún equipo llamado esfenesbauche o algo por el estilo. Para unos pocos, es uno de los grandes gurus del Marketing. Para los curiosos, como yo, la manera de enlazar el tiempo de ocio con el trabajo (o sea, de trabajar en tu tiempo de ocio).

Como soy de los que piensan que todo está inventado y que la verdadera originalidad (no la que se expone en los Guggenheim) pertenecen a los genios, lo mejor que podemos hacer el resto de los mortales, como señala Fernando García de Cortázar, es subirnos a los hombros de los gigantes que nos precedieron para vislumbrar mejor el panorama. ¿Para qué coño perder el tiempo en echar  una ojeada desde el primer piso de un rascacielos? Vete a la cumbre y otea, que seguro que desde las alturas será más fácil buscar lo que encuentras.

Pues en estas estoy, tratando de sacarme un hueco para ver si aprendo algo del amigo Kotler. De momento, me he pillado dos obras, que son poco menos que introducciones a sus grandes logros. Los 10 Pecados Capitales del Marketing y Marketing Lateral van a ser utilizadas como toma de contacto. No vaya a ser que me pase como al crío que le mandan leer el Quijote con 12 años y le pone la cruz a una de las mejores obras de la literatura universal porque no han sabido guiarle correctamente…

Y Kotler, mientras tanto, no llega. ¿Me enseñará los atajos que me permitan organizarme de tal forma que consiga tener algún tiempo libre entre semana? Si lo consigo, le voy a poner en un altar, justo por debajo de Michael Jordan, que me enseñó que también se puede tener fe en la capacidad creativa del ser humano.

Reconocimiento a Gasol, por fin

10 febrero, 2009

Lleva Pau una temporada brutal, básicamente Kobe y él son los que hacen de los Lakers una auténtica máquina de hacer baloncesto. Además, Gasol, jugador completamente de equipo, parece que ha ayudado a equilibrar el ego del muchas veces demasiado individualista Bryant.

En la NBA el primer reconocimiento del año le llegó con el All-Star, aunque eso no era un reconocimiento en sí, era una obligación, ¿o es que se iban a llevar a Melo porque cae bien? Aun así, se le sigue infravalorando. El Bynums hace dos partidos buenos y los ponen por las nubes. Si lees las crónicas de los partidos de los Lakers en la web oficial parece que la esencia de Los Angeles son Kobe y Andrew, cuando el chaval básicamente pueda dar gracias al cielo de tener al lado a Batman y Robin. Es verdad que el grado de compenetración de estos dos jugadores es impresionante, no veía algo así desde Malone y Stockton o, por supuesto, el duo esplendor Jordan-Pippen.

Todavía sigo encabronado porque en ninguna semana Pau Gasol ha estado en el top10 de la NBA, y eso que han pasado jugadores cuyos méritos no le llegan ni a la suela de los tenis del catalán, gente como Devin Harris, Brandon Roy, Joe Johnson, que con todos mis respetos, siendo magníficos jugadores, no merecen estar, y menos este año, por delante del español en la lista de mejores jugadores.

Ahora, en la semana que los Lakers han derrotado a sus más enconados rivales en sus propias casas, Boston y Cleveland, Gasol se ha llevado uno de los premios que siempre gustan: el de jugador de la semana de la Conferencia Oeste, mientras que LeBron se lo ha llevado en el Este. Parece ser que, por fin, alguien que no es Kobe ni Phil Jackson se da cuenta de la importancia de Gasol no sólo en el equipo angelino, sino también en la competeción (http://www.nba.com/2009/news/02/09/players.of.week/index.html). Con un poco de suerte, éste puede ser el año de su consagración definitiva y absoluta. ¡Ánimo, Pau!

Hormigas en Nueva York: Cap. 40. Se habla español

9 febrero, 2009

He comentado en varias ocasiones que la población hispanoamericana es cada vez mayor en esta ciudad, como en el resto de los Estados Unidos, y que, como consecuencia, el español es un idioma pujante.

El lado malo de la historia es que se trata de un español un tanto, o un bastante, ortopédico, carente de naturalidad, sobre todo cuando es escrito. «Remueva su tarjeta», en el cajero automático o el reflexivo «Se habla español» que puedo leer en tiendas, o incluso en chapas de dependientes de grandes almacenes, son sólo un par de ejemplos que considero ilustrativos de lo señalado.

Peor todavía es cuando ves faltas de ortografía en anuncios oficiales situados en el interior de los vagones del metro: «Lláme al…»

La Real Academia de la Lengua Española será la que pueda hacer algo para invertir esta situación. Si no es así, se corre el riesgo de que se estandarice y expanda un uso del idioma falseado. No permitamos que la Lengua Española se convierta en un McDonald´s: comida grasa fácil de preparar y lista para el rápido consumo de millones de personas.

El curioso caso de Benjamin Button

7 febrero, 2009
el baile a la luz de la luna de una hiperexcitada Daisy

Uno de los momentos más absurdos de la película: el baile a la luz de la luna de una hiperexcitada Daisy ante Benjamin(/Florentino) Button(/Ariza)

La última película de Fincher (Seven, El club de la lucha, Zodiac) era un reto mayúsculo. Adaptar una obra literaria de Fitzgerald, el autor de la famosa El Gran Gatsby, tiene siempre su complicación, pero la dificultad se multiplica cuando lo que se intenta es representar la vida de un hombre que nace viejo y muere de bebé. La inversión en el tiempo que sufre el protagonista de El curioso caso de Benjamin Button era un ejercicio cinematográfico complejo… y el resultado es más que digno.

La caracterización, que tanto suele estropear las películas basadas en una línea temporal que abarca varias décadas (por ejemplo, lo de Di Caprio en El Aviador es aberrante por mucho que digan), en esta obra es todo un logro técnico. Lo único que se le puede achacar es que Daisy (Cate Blanchett) con 50 años seguía pareciendo mucho más joven que su hija Caroline (Julia Ormond), quien está leyendo la historia de su madre con Benjamin, cuando está apenas tiene 35.

Igualmente, hay que destacar que la historia transcurre sin que en ningún momento caigan en el morbo o en la zafiedad, pese a que conllevaba una serie de situaciones que daban pie a ello y que podrían, en manos de cualquier otro cineasta, haber derivado en despropósitos: por ejemplo, cuando la protagonista tiene 12 años y Benjamin (con seis más) es una persona con el físico de un hombre de más de sesenta años.

La evolución de Daisy es lo mejor de la historia. Vemos cómo va creciendo, madurando, evolucionando, todo ello parece siempre más fácil con una actriz como Blanchett. Por su parte, el personaje principal, aunque Brad Pitt está muy acertado, carece o, al menos, no transmite la profundidad de su pareja. Lo siento, Brad, pero para ganar el Oscar vas a tener que aprender a llorar, que ya sé que no es lo tuyo, pero en determinadas situaciones es obligatorio derramar una lágrima en vez de poner cara de “alelao”.

Los secundarios que van marcando la vida de Benjamin hacen que se mantenga el ritmo de la película, lo cual tiene su valor cuando estamos hablando de casi tres horas delante de la pantalla. A mí en particular, me ha vuelto a encantar Tilda Swinton (Oscar a la mejor secundaria en Michael Clayton), si bien abundan los secundarios carismáticos: hay uno que va contando a lo largo de la película que le han caído siete rayos (por cierto, yo sólo conté seis) y que está utilizado como un buen recurso de ruptura.

También hay cosas muy malas. Hay una escena en pleno océano, en el que se produce un enfrentamiento entre el barco en el que va Benjamin y un submarino (no sé si alemán o japonés), con unos efectos especiales ridículos, con unas luces, unos disparos, un no sé qué grimoso… Otra de las escenas que a mí me han reventado es aquella en la que aparece en la imagen un baile sensual de Daisy ante Button a la luz de la luna. Hay que reconocer que la fotografía es hermosa, pero es que está forzada de una manera increíblemente absurda, con un tono que puede llegar a provocar vergüenza ajena (tampoco la voz del doblaje de Phoebe de Friends acompaña mucho a este personaje).

Por último, ese final melodramático  y emotivo, en el que se hace un repaso a los distintos personajes que han pululado por la historia, es totalmente innecesario. Ese gusto por rizar el rizo rizado. No sé si está pensado para los Oscars o para sacar una lágrimilla al espectador, pero tanta cursilería, repito, es omitible… No aporta nada nuevo al conjunto de la película.

Habría que señalar que para los Oscar no pienso que se le pueda aplicar el calificativo de “favorita”. La historia básicamente tiene una estructura circular con el rollo Titanic: una persona mayor que cuenta/escucha su vida (en aquel caso, sólo un fragmento; en esta obra, su vida completa). Puede que eso le reste puntos de cara a la ansiada estatuilla, aunque la ley de la compensación pueden hacer que, por fin, reconozcan la gran trayectoria de David Fincher. Eso sí, en el resto de categorías sí que podría llevarse un buen filón: técnicamente sus virtudes sobrepasan en mucho a sus defectos, y probablemente sea una de las obras que, a priori, tenía más puntos para naufragar (estoy convencido de que es lo que hubiera sucedido si el director hubiera sido, por ejemplo, el “aclamado” Ron Howard).

Enlaces para descargar el episodio 4, The Little Prince, de Lost (Perdidos)

5 febrero, 2009

Nada, lo de cada semana. Cuarto episodio de esta quinta temporada de Lost, titulado The Little Prince:

http://www.megaupload.com/es/?d=GY2GCLHK

o

http://netload.in/dateijN44UoV4Un.htm

o

http://netload.in/dateiPWBWHVr4xj.htm

o

http://youload.to/download/27280/lost.s05e04.avi

Los subtítulos en español, en los siguientes enlaces:

http://www.subdivx.com/X7XMTQyNjYwX-descargar-subtitulos-lost-s05e04-X3X.html

o

http://www.solosubtitulos.com/descargar-subtitulos/e29261.html

o

http://rapidshare.com/files/194128577/LOST_5X4_SUB_The_Little_Prince.rar

Como siempre, agradecer a toda la comunidad que hace posible que podamos disfrutar los que no somos de Estados Unidos de esta serie.

Hormigas en Nueva York: Cap. 38. Únete a Tom

5 febrero, 2009

No te lo pienses. Este crucero es gratis y el viaje será la experiencia más gratificante de tu vida. Cada vez somos más. Ya mismo superaremos en número a cristianos y musulmanes. Nuestro manual está en todos los idiomas y nuestro templo, en Manhattan, como tiene que ser.

Aquí mismo, en la estación del metro, te aclararemos todas tus dudas para que, en breve, puedas formar parte de nuestra tripulación. Nuestro capitán, Tom, ya ha logrado embarcar a muchos de sus amigos y amigas.

Algunos piensan que somos unos pirados o una secta, pero a ellos (¡pobres desafortunados!) todavía no se les ha revelado la Verdad.

No lo dudes: hinduismo, taoísmo, judaísmo, cristianismo, islamismo…, ya no se llevan. Los fashions somos ahora nosotros. ¿Acaso tu alma se va a resistir a la moda?

Hormigas en Nueva York: Cap. 37. ¿Territorio neutral?

2 febrero, 2009
Representación del regalo donado por Luxemburgo a las Naciones Unidas

Representación del regalo donado por Luxemburgo a las Naciones Unidas

El edificio de las Naciones Unidas, donde teóricamente se parte el bacalao a la hora de resolver los conflictos bélicos entre las naciones de todo el globo (aunque algunos dirán que las recetas vienen mandadas por la Casa Blanca), es un argumento fundamental para considerar a Nueva York como la capital oficial del planeta.

En las salas de esta construcción, que hemos visto en tantas películas (yo me quedo con la obra de Hitchcock Con las muerte en los talones), se han tomado decisiones trascendentales en sus más de sesenta años de historia. Si bien ha actuado con mucho más éxito que su predecesora, la Sociedad de Naciones (en el periodo de entreguerras), ha quedado patente su incapacidad para intervenir como organismo verdaderamente independiente en muchas ocasiones. La invasión de Irak es uno de sus sonoros fracasos, pero nada en comparación con las permanentemente incumplidas resoluciones 242 y 338 del Consejo de Seguridad (conflicto palestino-israelí), caso flagrante que lleva avergonzando a la Comunidad Internacional desde hace más de cuarenta años.

Pese a sus defectos, no se puede restar importancia a esta institución. Es la democracia del mundo. El derecho a la pataleta de los países. Un organismo de control y de denuncia como mínimo, aunque se haya visto salpicado por diversos escándalos (que siempre se han buscado más con fines de desprestigio de la entidad que como denuncia con la intención de corregirlos).

El interior es hermoso. Regalos donados por decenas de países han jalonado todos sus rincones. El presente luxemburgués, una escultura de una pistola con el disparador hecho un nudo, es tan evidente como llamativo. Por ello, está dispuesto para que sea lo primero que veas al entrar en territorio ONU.

Nosotros nos hemos encontrado con una exposición de 192 cuadros realizados por niños de todo el mundo, cada uno con su particular visión de la paz. Algunos de mucho mérito. Yo me he quedado sorprendido por el trabajo de Zack, un niño de 12 años de Armenia. En su obra se ve cómo un negro, con sombrero tribal sostiene un cuadro (arte dentro del arte), y en éste observamos a un cerdo tumbado viendo la televisión, inmóvil, sin hacer nada, mientras que al fondo las fábricas contaminan. El conjunto, con su adecuado uso del color, es desolador. En la imagen de la televisión parece estar Bin Laden. Para ser sinceros, si analizas el contenido del cuadro, no puedes dejar de admirar la capacidad crítica del crío. Es más, piensas que si no ha recibido mucha ayuda de un mayor, el niño es un figura en potencia. Espero que la fortuna le acompañe.

Hay diversas reliquias entre los muros de la ONU, como los restos de una bandera de la organización de un ataque del que fueron víctimas en Irak, en el cual fallecieron 22 representantes del organismo en el año 2003. Con una especie de santuario, a oscuras, en el que se puede entrar a orar.

Esto se combina con la parte más comercial: te puedes hacer un sello con tu cara, con un ojo menos que es lo que te habrá costado, y con validez oficial si haces el envío desde la oficina de correos de este edificio. Y también tienes la opción, como yo, de comprarte la Rolling Stone en una de sus tiendas. Como toda atracción turística que se precie, la ONU tiene sus dependencias destinadas a la adquisición de diversos recuerdos. No nos vamos a poner puristas a estas alturas: si necesitan fondos, esta manera es una de las más legítimas que conozco, y más en Manhattan. Peor sería que se subvencionaran con el petróleo de un país al que bombardearan.

Ni que decir tiene que, como máxima expresión de la paz mundial, es un territorio neutral. Las manifestaciones están prohibidas en el edificio y su entorno. Ése sí es el espíritu con el que se creó: aquí, resolvemos; si quieres protestar, vete a Times Square que es donde están las cadenas de televisión. Los carteles te informan de esto… Y tú te lo crees, porque eres un ingenuo que piensas en el país de los arco iris perpetuos, donde siempre brilla el sol y la gente se ama y se respeta… Y un cojón de paloma, pero de la paz.

Domingo, 10 de agosto de 2008. 13:00 horas. Justo enfrente del edificio de la ONU. Congregación de judíos ultraortodoxos. Se encuentran acordonados y no sé si vigilados o escoltados por un coche de la policía de Nueva York. Hay varias decenas de personas y parece que se van aproximando, en un goteo continuo, algunas más que se introducen en el área delimitada.

Nos acercamos. Decenas de carteles en blanco y negro piden rezos para los israelíes secuestrados y desaparecidos. Asimismo, está la cuestión principal: «Bush libera a Pollard. Encarcela a Ahmadinejad y Bin Laden» (como si fuera tan fácil). El perla en cuestión, Jonathan Pollard, lleva 23 años en prisión. Motivo: era un espía israelí que estaba pasando secretos de los Estados Unidos a Israel. Si no fuera judío, estoy convencido de que le habrían dado matarile: no es chaladura, en cualquier país del mundo el espionaje es un crimen de máxima categoría y con la obsesión de los norteamericanos con la seguridad que el Pollard esté vivo y que, encima, le hagan manifestaciones a favor de su liberación me deja perplejo.

Y todo esto en las narices de las Naciones Unidas, cerca de una vía que lleva el nombre de Yitzhak Rabin, el último (algunos dirán que el único) primer ministro israelí que verdaderamente ha intentado dar una solución al problema existente con los palestinos. De lo visto en primera persona, sólo puedes inferir una conclusión: lo siento muchísimo por vosotros, queridos palestinos, pero lo tenéis realmente jodido.

La obra expuesta por un chico armenio llamado Zack en la ONU en el verano de 2008

La obra expuesta por un chico armenio llamado Zack en el edificio de las Naciones Unidas en el verano de 2008

GiliGoyas

2 febrero, 2009

Antes que nada, reconocer que el titular se lo he “robado” o “tomado prestado” (según se mire) a un medio digital de la Red, que no recuerdo cuál es, pero que está ahí. No me vayan a denunciar los de las SGAE por infringir derechos de autor y ser un pirata-barbarroja-patapalo que les está hundiendo el chiringuito.

Reconocido esto (perdón, Teddy), no me he podido meter en la cama sin comentarlo, no he podido reprimirme hasta otra hora: ¿Se puede saber quién coño ha elegido a Carmen Machi como presentadora? Y sobre todo ¿quién ha sido el delincuente que le ha seleccionado el primer traje? Lo siento, Aída, pero flaco favor te ha hecho el personaje/la personaja que te ha embutido en semejante atuendo. ¿Por qué no han dejado a Corbacho? Sus cinco minutos han sido más entretenidos que la suma de todos los mejores momentos de Aída en toda la gala. O que se los den a mis idolatrados chicos de Muchachada Nui… Bueno, mejor no, que con un público tan aburrido como el de los Goya les podrían desmoralizar.

Se quejan del mal estado de salud del cine español: ¿Cómo va a estar si el ambiente del público en los Goya es representativo del Séptimo Arte en España? No he visto nada más sosaina, ni más gélido, tenso, frío… Estar allí tiene que ser casi un sufrimiento, casi peor que para Mariano Rajoy acudir al desfile de las Fuerzas Armadas. Y eso que con la “censura”, tienen la oportunidad de “meter tijera” (pobre realizador, se habrá vuelto loco pensando “¿pero qué se puede salvar?, ¡joder, con lo bien que estaba en Catsa!).

No menos vergonzoso han sido las alusiones a la “piratería”, que tanto daño está haciendo al pobre Cine Español. ¡Somos una panda de sinvergüenzas! Bueno, yo no, los que bajáis cine patrio sin acudir a las salas (yo directamente no tengo tiempo ni motivación para verlo). Lo de la “piratería” parece haberse convertido en el “chivo expiatorio” de casi toda actividad artística, es como Magdalena en política: si algo va mal, simplemente señala con el dedo…

Señoras y señores: ¿nos hemos vuelto absolutamente gilipollas?, ¿nos queréis vender la moto de que el Cine Español está en crisis por culpa de la Red?, ¿la peña está dejando de ir al cine porque se baja las películas de Internet? Que más quisieran ellos… Ilustrísima presidenta de la Academia de las Artes y de las Ciencias Cinematográficas de España, señora o señorita Ángeles González Sinde, ojalá los españoles (y los que no lo son) se bajaran “ilegalmente” películas españolas en la Red, porque eso significaría que el Cine Español tiene salud, que hay un público potencial interesado en el mismo. Pero (por cierto, ¿es usted hermana del primer presidente de la Academia?) algo que no está en la Red, no existe. Así que, en vez de decir paridas y gilipolleces que están más manidas que el coño de la Bernarda, al contrario, deberían promover, difundir el Cine Español en Internet todo lo posible. Utilizar esta poderosa herramienta para conseguir, por un lado, despertar interés (que seguro que es más barato a través de este “fraudulento” y “malvado” medio que a través de los cauces tradicionales), y por otro lado, estudiar la nuevas formas de negocios que ofrece este “infierno”.

Este mismo tocino es el que comentaba para esos pobres cantantes que tan mal lo están pasando y que nos sermonean con ese mismo argumento. Internet es el presente y todavía más, salvo hecatombe, el futuro, dejemos de demonizar una de las tres herramientas más útiles de la Historia de la Humanidad por pura comodidad y busquemos la forma de revertir en provecho propio sus potencialidades. Crisis=Oportunidad. Si pones la mano sobre el fuego te quemas y si te pones encima puedes salir ardiendo, eso está claro, ¿peroa estas alturas de la vida hay alguien tan imbécil para hacer semejante acción intencionadamente?, ¿acaso odiamos el fuego por ello obviando sus “pequeñas” ventajas? Pues se ve que sí. A fin de cuentas, nos encanta ser gilipollas o giligoyas, según el caso.

P.D. Mi enhorabuena a Javier Fesser y a todo el equipo que ha trabajado en Camino. Pese a la Academia, tengo pensada alquilar la película en cuanto tenga un hueco.

P.D. II ¡Anda! Si resulta que la “crisis” no sólo jode a los artistas, sino que cientos de personas anónimas también las pasamos putas para tratar de vivir lo mejor posible (o a veces, simplemente sobrevivir) y no salimos por la tele a quejarnos continuamente (con todo mi respeto para todos los trabajadores de la industria cinematográfica se centran en realizar de la mejor manera posible su trabajo y se mantienen al margen de “cuentos chinos” y milongas).

Nadal, esa máquina de ganar (y no sólo dinero como la Kournikova)

1 febrero, 2009

¡Madre mía con el manacorí! Este muchacho esta hecho de otra pasta. Otra victoria sobre Federer en otro, de nuevo, partidazo épico (7-5, 3-6, 7-6, 3-6, 6-2) y el Open de Australia también para sus vitrinas (va a tener que comprarse un apartamento nada más que para guardar los trofeos, y otro para guardar los vídeos de todos sus anuncios).

Supongo que la organización estaba pensando que el ganador sería el suizo, porque eso de que hubiera presente tantas leyendas del tenis, incluido Rod Laver (el único jugador en ganar los cuatro grandes el mismo año: 1962 y 1969), parecía preparado para homenajear el hipotético triunfo de Federer, que hubiera igualado el número de triunfos en torneos de Grand Slam de Pete Sampras (14).

Nadal, que es todo un caballero, se ha disculpado ante el emocionado Federer, por haberle fastidiado el día, aunque no sé si al helvético le ha podido la emoción o la impotencia. Está al borde de la Historia (del Tenis) y siempre aparece Nadal para jorobarle ese ansiado decimocuarto Grand Slam. Además, sus parecidos con Sampras se van acentuando, sobre todo por esa resistencia a ganar el Roland Garros (aunque, todo hay que decirlo, Federer sí ha llegado en tres ocasiones a la final, que Pete nunca llegó a pisar).

En breve más, los encuentros en las finales de Nadal y Federer se están convirtiendo en auténticos clásicos. Bork (Björn) tiene que estar más que orgulloso de su “sucesor”, casi tanto como lo estamos los españoles.

El regreso del chico de oro (The IT Crowd)

1 febrero, 2009

Recientemente escribí que me había decepcionado un poco el inicio de la segunda temporada de The IT Crowd, lo cual confirma mi calidad de auténtico “bocazas”. El segundo episodio es absolutamente brutal, de los mejores capítulos que he visto en una serie cómica. El giro que da la historia es genial: comienza con ese tío grande llamado Denholm dándose autobombo y finaliza con el hijo de éste (the golden boy), no menos carismático, al que le están dando “vibraciones”.

La mezcla de humor negro y absurdo que estila este capítulo te puede llegar a poner nervioso/a, pues gira en torno a la muerte. Roy está más paranoico que de costumbre y Moss vuelve a dar muestras de su escasa habilidad para actual conforme a una mínima lógica en las relaciones sociales. Richmond sigue en su línea, intervenciones breves e inesperadas con las que no puedes evitar reírte…, y Jen, bueno, esta mujer es caso aparte.

En definitiva, algo más que digno de ver y comentar.

Enlaces The IT Crowd: 2×02 http://www.megaupload.com/es/?d=5W0MHRKW / http://www.megaupload.com/es/?d=7QPFDS31