Duermevela en Dublín

Miro el reloj. Las 8:52 de la mañana, hora española. Abro la web y, como todavía tengo tiempo comprueba qué tal han quedado los Lakers de Gasol. ¡Bien! Victoria sobre Golden State y buen partido del español (21 puntos y 14 rebotes). Después de la estúpida derrota contra Philadelphia, como el queso, con otra “arizada” (van dos en poco tiempo tras el palo a Rudy), el equipo angelino parece que, al menos, va a iniciar la gira de siete partidos por el Este con un mejor sabor de boca.

Yo todavía me encuentro un poco extraño. Me he despertado medio ansiado, apenas he podido dormir en toda la noche, en un duermevela perpetuo, y con unas ensoñaciones que parecía que cobraban vida. Hay un niño muy chico, unos seis años, con pelado a la taza (de esos que se llevaban hace 20 años) sentado en un peldaño de una escalera, tiene como aire ausente. Acaban de asesinar a la mayor parte de su familia (me parece que eran cuatro) de una forma horripilante que todavía no conozco.

En la siguiente escena se ha dejado al niño, no sin problemas en la casa de acogida, con otros familiares. De repente, no sé si yo, que soy el narrador omnisciente de la historia, u otra persona a través de la que veo cae en la cuenta de que el crío, al que se ha dejado en su nuevo hogar con otros dos niños, ha sido el autor del crimen. Empiezo a ver imágenes de cuerpos descuartizados. Yo o esa persona a través de la que estoy mirando corremos desesperados hacia el domicilio. Cuando llegamos, vemos un par de fragmentos de un cuerpo: la cabeza y me parece que un brazo, y el niño con cara de Damian.

Ahí ya me desperté, medio taquicárdico, sin saber muy bien si estaba despierto o si ni siquiera había llegado a quedarme dormido. Supongo que tanto ver Dexter me está empezando a afectar al cerebelo.

Son las 8:59, hora española. Le doy a la página y todavía no. Me dice que espere… F5 y tickets available. 9:01, rápido, rápido… Máximo por persona: 4. ¡Atiende, ni para mi primo! La localidad, la más cara. Y la ubicación, la que diga la máquina que es la mejor. Enter y cargando… Cuatro minutos, cinco minutos, seis minutos, cinco minutos, seis minutos, cinco minutos… 9:07. Ya están reservadas las cuatro localidades. Duermevela pero efectivo. ¡Jódete, Dexter! ¡Coño, con el despiste! Dos minutos para completar la operación o todo al carajo. Sí, sí, sí, sí. Nombre, tarjeta de crédito, dirección. Ok, ok, ok. ¿Quieren que le abran el ojete? Sí. ¿Quiere que le estafen vía online? Sí. ¿Considera que George W. Bush ha sido un gran presidente? Sí, cojones, sí, lo que tú quieras, pero dámelo, dámelo, dámelo yaaaaa.

Confirma que desea que se le cargue en cuenta xxx,xx euros. ¡Siiiiiiiiiiiiiiií! Aquí tiene su comprobante de la compra, le enviaremos las entradas a su cuenta de correo.

9:11. ¡Uuuf! Conseguido. Sábado, 25 de julio de 2009. Lugar: Croke Park, Dublín, Irlanda. Señoras y señores, ¡¡he conseguido entradas para el concierto de U2 en Dublín!! Sí, sí, entradas para ir a ver a los amados-denostados Bono and cia. en su puñetera casa. En un lugar en el que la banda está un escalón por debajo de Cristo, siguen siendo peña muy cristiana estos irlandeses; ahí mismo, rodeado de irlandeses borrachos y educados, como tiene que ser, en unos asientos que, en teoría, son casi privilegiados (en la práctica no se verá un huevo de pato, como me ocurrió en el Camp Nou hace cuatro años), podremos disfrutar del espectáculo que supone ver a Bono sobre un escenario. Da igual que el whisky le haya dejado menos voz que a Julio Iglesias, que cada vez sea más esperpéntico sobre el escenario, que ni con tacones llegue al 1,65, que digan que lo mejor del grupo son los de fuero (Eno y Lanois)… Ver a U2 en casa, en Dublín, es algo que creo que merece la pena por muy poca gracia que te pueda hacer su música.

Hay oportunidades que merecen un duermevela (y dos y tres y catorce), y por las que nunca te arrepientes de invertir una suma que pueda ser considerada por alguien ajeno desproporcionada… Exactamente al contrario de lo que le ha pasado a mucha gente al comprarse un piso.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

5 comentarios to “Duermevela en Dublín”

  1. unaquellegaysequeda Says:

    Me voy a ahorrar el comentario de lo bonito que está que vayas a Dublín y todavía ni te plantees londres!!

    Lo voy a apuntar en mi diaro para acordarme que ésta te la guardo.

    Anayway, besitos!

  2. msantaella Says:

    @unaquellegaysequeda escucha, prima, que te has enterado de la misa la mitad. La otra parte es concierto de Michael Jackson (Black or White) en London (Michael). Pero todo será que si estamos en Londres a finales de julio, te hayas venido tú a Málaga ;P

    Besooooos

  3. unaquellegaysequeda Says:

    las entradas de los mil conciertos en Londres del maiquel se agotaron en 3 horas, no me digas que tú eres uno de los frikis que las conseguiste a tiempo.

    Mi madre me lo dijo una vez: hay gente pa tó

  4. aprendizdesoñador Says:

    si si si nos vamos a Dublín!!! 1,2,3 … 14 nananana nananana nananana nananana nanananana nananana QUE BIEN CANTOOOO!!!!

  5. msantaella Says:

    @unaquellegaysequeda no, mujer, nosotros somos peor todavía: estamos comprándolas en subastas… jajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: