Star Trek (2009), by J.J. Abrams

¿Qué hace un frikie de La Guerra de las Galaxias metido la madrugada de un martes en un cine viendo un Star Trek protagonizado por el indignante Sylar de la serie-efervescente Heroes y por el primo chungo del magnífico Michael C. Hall (Dexter Morgan, David Fisher) teniendo en la  fila delantera a los cuatro mayores fans de la saga  del territorio español (con sus pintas de fiel seguidor, riñonera negra pasada de moda incluida) y con, entre otros compañeros, una rumana que habla no sé qué de kedtenpicar?

Inexplicable, sí; pero hasta cierto puntos. Culpables. Dos. A partes iguales. Por un lado, J.J. Abrams, que hizo que me fumara hasta la tercera parte de Misión Imposible, nunca mejor dicho, con un Tom Cruise que profundizaba en el hoyo de su propia tumba haciendo de más que improbable “héroe” (¡coño!, van dos veces y con juego de palabras, ¡qué agudo estoy!). El creador de Lost y su cuadrilla, incluyendo a Damon Lindelof, Bryan Burk o, a los teclados, Michael Giacchino, otro seguidor confeso de Star Wars, supongo que se ha tenido que conformar con dirigir el “lado oscuro de la galaxia”. Seguro que la culpa fue de George Lucas.

El segundo culpable, que sí tiene nombre (¿qué coño es J.J.?, ¿José Juan (Abrams)?), no podía ser otro: Sheldon Cooper. El Spock de The Big Bang Theory azuzaba todavía más mi curiosidad que “el padre de la isla”. En mi total ignorancia vulconiana, me llegaba a preguntar si Sylar, digo, si Zachary Quinto estaba tomando como referencia a Leonard Nimoy o a Jim Parsons (el actor que encarna a Sheldon en TBBT).

Bueno, y aparte está la película. Mucho ritmo, muy del estilo J.J. Con su rollito espacio-temporal. Con unos guiños a la obra de George Lucas que alucinas (atención a la escena en el planeta helado). Sus chistes medio-qué para cortar la tensión. Un malo malísimo romuliano. Sus personajes carismáticos, con el vacileta capitán Kirk (el que he señalado como el primo chungo de Dexter), y la presencia estelar, nunca mejor dicho, de Leonard Nimoy (¡a Sheldon le habría dado un telele a estas alturas!). Sobra decir que la película tiene un argumento con unos boquetes que ríete de los agujeros-negros-espacio-temporales…, pero, claro, esto es terreno de J.J.: “¿cómo he hecho una variable en la constante espacio-temporal ahora quién es el guapo que me dice que es esto una soberana estupidez? ¡Está más claro que el agua que esto podría pasar! ¡Preguntárselo a Einstein, cojones!”

Total, a fin de cuentas, tampoco vas al cine a buscarle los vacíos a la película, y menos en la sesión golfa, así que te dejas llevar por el torrente de imágenes y emociones que te van suscitando la concatenación de imágenes y el contraste Spock-Kirk, que vendría a ser una versión del enfrentamiento Locke-Jack en la isla (salvando las distancias), con esa anunciada y hermosa amistad entre ambos seres tan iguales-distintos (me refiero a Spock y Kirk, que de Locke y Jack todavía no podemos pringarnos demasiado).

Por cierto, hay naves espaciales, bastantes, muchas. Una muy grande, pero que no mola tanto como La Estrella de la Muerte. Y una llamada Enterprise que está a millones de años luz del carisma y del diseño del Halcón Milenario. Los efectos especiales, pues ya se sabe que en este tipo de películas hay rayos y centellas, y ese tipo de cosas que los físicos se empeñan en jodernos diciéndonos que “oye, escucha, en el espacio, con la gravedad y tal, eso no es posible”, y tú “a ver, listillo, ¿es que no has visto las cientos de series y películas?, ¿es que te crees que sabes más que George Lucas porque tengas un Premio Nobel de Física, eeeeh?. Algunos son tan, tan… Simplemente diremos que hay detales que dan grimica, regomello. (Msantaella, cabrón, a ver si eres un poco más objetivo, que se te ve mucho, de mucho, el plumero).

En resumidas cuentas, que se puede ver y echar un rato. Aunque, hay que tener en cuenta, que esto te lo está sugiriendo un tío que vio El Ataque de los Clones, tragándosela a gustico.

Como es obligación, acabaremos el post con la frase que le escribió Leonard Nimoy a Sheldon Cooper (“¡puedo crear mi propio Leonard Nimoy!”): Larga vida y prosperidad. (P.D. Estoy poniendo los dedos de la mano derecha en forma de “V”, como si estuviera haciendo sombras chinescas, aunque no lo podáis ver; cosas de Vulcano).

Chris Pine, capitán Kirk 2009 y primo chungo de Dexter Morgan (¿o de Nick de CSI?)

Chris Pine, capitán Kirk 2009 y primo chungo de Dexter Morgan (¿o de Nick Stokes de CSI?)

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

7 comentarios to “Star Trek (2009), by J.J. Abrams”

  1. Punchis Says:

    Habeis ido al cine? como mola… 😀
    A mí me gusta xq sale sylar… jejejejeje 😛

  2. aprendizdesoñador Says:

    Chris Pine ta wenorro.

  3. aprendizdesoñador Says:

    A mi me gustó mucho la peli. Tiene ese toque J.J. que la hace especial. Los actores estuvieron muy bien en su papel. Yo después de verla, me han entrado ganas de saber más de Star Trek. A ti se te nota mucho que te mola Star Wars y por eso le sacas tantas cosas malas. Tb es cierto que la saga de las galaxias es más guay. Pero weno esta tb mola bastante. LARGA VIDA Y PROSPERIDAD (yo tb pongo los dedos en v).
    AYYY!!!! Se me olvidava decir una cosa: I love Sheldon

  4. msantaella Says:

    @Punchis No lo comprendo. Sylar tiene menos carisma que Matt Damon O_O

  5. msantaella Says:

    @aprendizdesoñador claro que sí, yo soy del Lado Oscuro de la Fuerza, y si no fuera por Sheldon y J.J. Star Trek no entraría en mis planes XD

  6. RFrade Says:

    La peli esta bastante bien, da lo que se espera , pasar un buen rato, pero entras a ser demasiado demagogico por dejar en mejor lugar la saga de la guerra de las galaxias, si al fn y al cabo van del mismo palo, para entrar a ser mas demagogicos solo decir que el halcon milenario no es mas que una nave que siempre se cala en los momentos mas oportunos xd.

    Sigue con el blog que tiene sus puntos

  7. msantaella Says:

    @RFrade
    ¡Madre mía, un hereje! ¡Y encima metiéndose con el Halcón Milenario! XD Compréndenos, para los frikies de Star Wars la Fuerza es un concepto superior: es como una verdad inefable, algo de lo que carece Star Trek. Eso sí, hay que reconocer que los actores de esta última, aunque no sean de mi agrado, siempre van a ser mejores que el insoportable-infumable-indecoroso Hayden Christensen (¿a quién se le ocurrió que este hombre podía encarnar a Anakin-Vader?).

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: