Viaje a la locura con el doctor House (quinta temporada)

He traicionado uno de mis principios.  Sí, he visto House subtitulado. Ya sé que para los más puristas sería un traidor por verlo traducido, pero es que el doblaje en español (en España, pues supongo que en los diferentes países hispanoamericanos lo doblarán cada cual con los suyos) del personaje House es brillante. De hecho, puede que sea una blasfemia,  mejora al original.

En fin, toda esta parrafada viene al caso de que, tras un parón en el visionado de la serie, logramos ponernos al día de su quinta temporada. ¡Mal hecho! ¡Ni siquiera nos habíamos fijado en que quedaban todavía tres episodios por emitir en español! Así que, vencidos por la curiosidad, decidimos volvernos locos y trasladarnos al universo anglosajón de nuestro querido doctor.

Y he aquí, que me veo todavía sorprendido por la quinta temporada de una serie dramática que se basa en episodios autoconclusivos de esquema repetitivo. Todavía el CSI de la Medicina me deslumbra, me puede llegar a dejar impresionado por unos giros y un rizar-el-rizo que, a veces, te pueden llegar a alterar el estado emocional más de lo habitual.

Por un lado, una vez que por fin apareció una persona con lupus, hemos visto como en ningún diagnóstico se vuelve a mencionar la citada enfermedad (supongo que era por probabilidad estadística: “ya hemos tenido un caso, ya es imposible que se vuelva a plantear”), si bien la sarcoidosis se establece como su más que digna sucesora… Y la estructura que se repite infinitamente, como decía Nietzsche, en su “eterno retorno”: enfermo/a llega a clínica, se desprecia el caso, solución-no solución, parada, casi-solución, paciente que casi fallece, inspiración divina, “soy-el-puto-amo,-soy-el-doctor-House”.

Esto tiene que ser así, pero no por ello podemos dejar de apreciar una serie de circunstancias que se  han dado a lo largo de esta quinta temporada: las relaciones Trece/Foreman y Cameron/Chase (personajes que recuperan protagonismo a medida que avanza la temporada), las dudas de Taub, los encuentros y desencuentros con Wilson, House y las drogas (llega hasta la metadona, ¡atiende!), Cuddy y su maternidad han sido elementos con los que se han ido sazonando este quinto año de nuestro querido doctor. Tambíén hemos visto que se ha puesto un énfasis mayor en el aspecto religioso, en el episodio del cura-borracho-puteado-amargado y otros. Y algunos experimentos audiovisuales, como ocurrió en el capítulo 19 (Locked In), rodado una gran parte en plano subjetivo, desde los ojos de un paciente que no se puede mover (dirigido por Daniel Attias, al que conocí gracias a Six Feet Under, aunque también hay que mencionar que fue el director del episodio Numbers, en el que se “revelaba” el significado del 4-8-15-16-23-42 de Lost por primera vez).

Sin embargo, todo queda en un segundo plano, lo que hace realmente sobrecogedora esta quinta temporada es lo que sucede en el episodio 20 (Simple Explanation). El suicidio de Kutner (encarnado por el actor Kal Penn, quien abandonaba la serie para formar parte del equipo de Obama) es absolutamente brutal, completamente desgarrador. Estúpido, imprevisible, cruel, descarnado. Aporta un giro dramático a la serie tan grande, que todavía no sé si valorarlo de una forma positiva o negativa (es como si Joan Manuel Serrat de repente cantara una canción heavy). El golpe es tan duro que te puedes pensar, por momentos, que estás viendo A dos metros bajo tierra en vez de House.

No sé si el repentino anuncio del actor provocó una reacción tan inesperada-dura (-¿vengativa?) por los creadores de la serie, pero el suicidio del doctor Kutner era tan poco previsible (quizás era tan equilibrado que por ahí se podía ver el error del círculo demasiado perfecto, pero eso no deja de ser más que una explicación “facilona” a posteriori) que su efecto se multiplica. Es una auténtica hostia en la cara. Un bofetón emocional. Desde el fallecimiento de Nate Fisher no recuerdo una muerte ficticia que me impactara de tal manera.

Esta tragedia desencadenará una serie de sucesos, que harán que el ritmo de los últimos episodios se acelere mediante la concatenación de sucesos… La boda precipitada Cameron/Chase (y esa subtrama que tan poca gracia me ha hecho del esperma), la reaparición “alucinante” de Amber, el “lío” de House y Cuddy… y, por fin, la locura de House. El racional doctor, por una vez, se ve superado por un acontecimiento al que no encuentra explicación, por un lado, y que no ha sido capaz de prever, por otro. Es la puesta en duda absoluta de su Don (tema recurrente en esta temporada: el miedo de House a estar perdiendo sus prodigiosas cualidades)… Es el viaje a la locura que llevará a House de camino a un psiquiátrico, cuando su lado derecho irracional acabe imponiéndose al lógico hemisferio izquierdo de su cerebro.

Todos somos humanos… Incluso el doctor House, aunque sólo sea por unos momentos.

Eslóganes que matan

Eslóganes que matan

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

5 comentarios to “Viaje a la locura con el doctor House (quinta temporada)”

  1. Depaso Says:

    o.0

    La muerte de Amber a mi me sorprendió… me dolió como una hostia cuando pienso que el personaje “malo” acaparó buena vibra y no supieron cómo deshacerse …. Esto también es brutal… pero piénsalo un poco… Suicidio equivale a imperdonable… una puerta cerrada para que nadie sienta pena por nadie….

  2. msantaella Says:

    @Depaso O puede ocurrir al revés, que sea una puerta abierta a la pena por todos. En Europa, no se tiene el suicidio como un tema tan tabú; de hecho, he escuchado algún chiste/comentario bastante negro sobre esta cuestión y los habitantes de un país nórdico (¿o era de Suiza?).

    P.D. A Amber, ya lo ves, no la matan ni queriendo

  3. aprendizdesoñador Says:

    La muerte de Amber fue una pena pq era mala y hubiera dado mucho juego. La muerte de Tukner me dejó muerta a mi tb. Yo que cuando veo este personaje siempre me acuerdo del hindú de Van Wilder (chochitos americanos, chochitos), jeje que gran película.
    House en el maricomio!!! Un final de infarto sin duda.
    Ahora a esperar, a ver que preparan para la sexta.

  4. aprendizdesoñador Says:

    yo tb tengo un post sobre house y no he visto que comentes nadaaaa. Ay que remedio, es que eres un poco vago jeje

  5. Serg Says:

    Casi llegas a una buena critica¡¡¡ de verdad que casi, rayaste en eso, pero la verdad que no me termina de convencer, ya para largarme solo citaré algo tuyo:

    “Aporta un giro dramático a la serie tan grande, que todavía no sé si valorarlo de una forma positiva o negativa (es como si Joan Manuel Serrat de repente cantara una canción heavy).”

    Haber decidete, lo valoraste o no?, primero dices que no pero despues pues pones un ejemplo para poder comparar primero se debe valorar (no como unico paso pero si primordial).

    Saludos¡¡¡ dentro de lo que cabe estuvo bueno el post, echale mas ganas¡¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: