Los reyes del rock, pese a los “peros”

Puestos a ser críticos, podemos decir que en determinadas zonas del estadio había momentos en que no se escuchaba demasiado bien (algo que me podrían contradecir los que estaban en las zonas al aire libre). Podríamos comentar que hacer de una de las mejores canciones del disco una versión maquinera, como fue el caso de I´ll go crazy if I don´t go crazy tonight, en plan canción del Pop no mola nada (pero también cientos de personas que se “volvieron locas con el tema” me podrían mandar a freír espárragos). Lo que nadie puede negar es que cuando va a finalizar el concierto, cuando tras hacer una brutal Where the streets have no name, le toca el turno al Himno de U2, la canción que puede que estuviéramos ansiando la mayor parte de los que estábamos allí: el One; cagarla en ese momento, es de las Cagadas con mayúsculas, épicas. El estadio extasiado, noventa mil personas allí, completamente expectantes y, de repente, te encuentras escuchando algo que no habías oído en tu vida. Observas a The Edge girar la cabeza y fulminar, en plan Darth Vader, a uno de los técnicos… Y Bono, cada vez más cabreado: “Stop, The Edge“. Sí, sí, todo ese en medio de la canción con la que cierran sus conciertos U2 (antes de los bises). Parada de la canción, nos quedamos con cara de palo y Bono que vuelve a cantar: “Did I disappoint you or leave a bad taste in your mouth?”. Creo que hasta Bono vería lo irónico de reiniciar la canción con esta frase (“Te decepcioné o te dejé un mal sabor de boca?”). Sigo pensando que ponerse la camiseta del Barcelona fue el auténtico gafe. Y de ahí a lo del bis, en el que tampoco estuvieron muy atinados, parecía que les podía el cansancio y el cabreo… Y no quiero hablar de las múltiples inserciones de campañas de beneficiencia, pues como decían los de Muchachada, Bono es “rock” y “compromiso”: África, agua, Aung San Suu Kyi…

Y pese a todos los peros habidos y por haber, el estreno de la gira mundial de U2, en el concierto de Barcelona de ayer 30 de junio fue colosal, apabullante. También era la primera actuación en directo, con lo que errores iba a haber (el de sonido puede que no tenga la oportunidad de volver a pringarla). Tras vivirla en directo, no puedes dejar de sonreír cuando oyes comentarios despectivos sobre los viejunos U2 y lo que molan los conciertos de grupitos que han sacado un par de discos o tres, y a los que se pretende encumbrar…

Lo siento, pero no… El Rock, le duela a quien le duela, es un concepto, que abarca no sólo un buen directo, una imagen o un conjunto de canciones de calidad. El Rock es un espectáculo. Podríamos decir que una abstracción de cosas concretas, algo con mucho de paradójico y con mucho de fe por parte de los componentes de la banda. Y está claro que en eso sólo hay dos grupos en el mundo que se lo puedan permitir: U2 y los Rolling. Por mucho que lo intenten, el resto de grupos todavía están en el nivel de tirar piedras con hondas, mientras que estos dos tienen a su disposición tanques de última generación. Sólo con la puesta en escena arrasan, marcan unas diferencias abismales.

El  gigantesco macroescenario de inspiración gaudiana, un juego de luces desplegables enorme encima de escenario, escaleras giratorias, conexión en directo con la Estación Espacial, chaquetas galácticas… A todo ello le sumamos las canciones del nuevo álbum, empezando por Breathe y acabando por Moment of surrender, seguido por los clásicos de los clásicos: Pride, With or without you, Sunday bloody Sunday, I still haven´t found what I´m looking for, aderezado por temas maravillosos que no suelen ser asiduos en sus conciertos como Ultraviolet o In a little while, y sumado al recordatorio que tributaron a Michael Jackson (era conocida la rivalidad Michael Jackson-U2, principalmente en el choque entre los Bad/The Joshua Tree y los Dangerous/Achtung Baby), a quien dedicaron Angel of Harlem (con interpolaciones de estrofas de canciones de MJ como Man in the mirror). Todo suma. Detalle tras detalle. Y al final, no puedes negar lo evidente: esto es uno de los mayores espectáculos que puedes presenciar actualmente en el mundo. Los “peros” aquí valen poco.

Listado de canciones U2, concierto 30 de junio en el Camp Nou (Barcelona):

Breathe
No Line on the Horizon
Get On Your Boots
Magnificent
Beautiful Day
I Still Haven’t Found What I’m Looking For
Angel of Harlem
In A Little While
Unknown Caller
Unforgettable Fire
City of Blinding LIghts
Vertigo
I’ll Go Crazy If I Don’t Go Crazy Tonight
Sunday Bloody Sunday
Pride (In The Name of Love)
MLK
Walk On
Where The Streets Have No Name
One
——-
Ultraviolet
With Or Without You
Moment of Surrender

P.D. Como se puede ver, siguen, de momento, en el olvido el Pop, el Zooropa y el October, algo que fue habitual en el Vertigo Tour.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

7 comentarios to “Los reyes del rock, pese a los “peros””

  1. Depaso Says:

    Priiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

    XD

  2. mai jai Says:

    bueno, parece que mereció la pena
    lo que no estoy de acuerdo es que rock es espectáculo. rock es sonido, rock es música, básicamente. elvis no es rock? porque elvis no ponía pantallas retráctiles con hexagonitos de colores
    la pregunta no es tanto si hay otros grupos que presenten a este nivel de espectáculo, sino cuánto hay que pagar por cada uno
    pero todo depende de lo que vayas a buscar a un concierto
    últimamente casi todos los grandes van tornando sus conciertos hacia espectáculos espectaculares, parece que la música importa menos
    yo personalmente prefiero música, pero sobre gustos… los colores y los conciertos 🙂

    • msantaella Says:

      todo es una cuestión de épocas. Estoy convencido que si en sus tiempos, las posibilidades técnicas se lo hubieran permitido, Elvis y The Beatles también habrían formado megaespectáculos, a fin de cuentas U2 no son más que la evolución del concepto que empezaron a desarrollar todos los que ahora son considerados los Grandes de la Música Pop/Rock. Otra cosa sería gente como Bob Dylan, que esos sí que siempre serán la música más cruda: guitarras, batería, bajo (o no), a veces una armónica, y la voz y las letras del cantante/compositor. Con todo, para el que sea su trabajo, seguro que innovar, evolucionar en este apartado, el espectáculo sensorial, es una de las maneras de no quedarse anclado, de intentar superarse.

  3. aprendizdesoñador Says:

  4. aprendizdesoñador Says:

    Estoy deseando verlos en Dublín. A ver que tal. Yo no soy muy fan de U2, pero me gustó bastante el concierto de la gira Vertigo. Seguro que este me impresionará.

  5. aprendizdesoñador Says:

    EL ROCK ES UN MODO DE VIDA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: