Devuélvemeloooooooooooooooo ya

Todos hemos sido o bien víctimas o culpables. El que esté libre de culpa que tire la primera piedra a los genitales. No me creo que nunca te haya pasado, por descuido, porque no te ha dado la gana, con toda la intención del mundo… Me refiero a pedir algo prestado y nunca más se supo. En ocasiones, aceptar la petición es como el “sí, quiero” en una iglesia, ya sabes que va a ser “hasta que la muerte nos separe” salvo que medien abogados en plan mal rollo.

El caso es que a muchos nos da cosa pedir que nos devuelvan cosas que prestamos, ya sean libros, cds, películas, etc. Parece que tememos molestar al infractor “cabronazo” que lleva con una posesión nuestra desde tiempos inmemoriales. Ejemplos propios del autor:

-Msantaella como “mangui”: me llevo una serie de películas de la bahía del pirata de A.M. Entre ellos, una recopilación de cortos de la que me dicen: “no se te vaya a perder, que esto me ha costado un trabajo enorme recopilarlo”. Año 2004. A día de hoy, creo que no sé ni dónde está la cartuchera: ¿la devolví?, ¿estará en casa de mis padres? Me preocuparé cuando me llegue el aviso…

-El autor como “mangui” y “pardillo”: mi hermana me deja un libro de Antonio Machado (encima era la Antología), lectura obligatoria de COU (atiendeeeee, existía la EGB, el BUP y el COU; hasta había que estudiar para aprobar, ¡qué ignominia!). Hace ya más de una década. Finales del 97 (o sea, ha habido hasta un cambio de milenio y todo). El autor del blog le deja, a mediados del 98, el libro a una compañera de clase… y nunca más se supo. Todavía estoy confiado en que mi hermana prefiera a Lorca.

-Msantaella como “pardillo” brutal: año 1996. Lo del móvil… ni en sueños. De hecho, no tenía ni línea telefónica. Internet, a lo mejor había en Japón. Aquí, como mucho, estábamos con la Sega Mega Drive, que tenía unos juegos que eran la polla. Como la polla eran esos carismáticos personajes de Francisco Ibáñez llamados Mortadelo y Filemón. Yo, que desde pequeñito me cría en la cultura de la mortadela, había recopilado un importante conjunto de tebeos y demás con los citados héroes (no vamos a hablar de SuperLópez y demás peña, que me van a tildar de pirado del todo). Un colega que me comenta que “qué guay, que cómo mola, que viva Mortadelo, que viva Filemón, que viva la madre que nos parió” y me sacó otra Antología (esta vez de humor, porque la cosa debía tener risa). Hasta hoy y mañana, y el otro, y el otro… ¿Seguirá existiendo aquel volumen?

Bueno, pues todo esto se puede acabar. Este tipo de cosas, olvidos, vergüenzas, culpas y demás resultan que tienen una solución. Cortesía de J.D.C. y C.P.  hemos descubierto devuelvemelo.com. La web es muy sencilla y muy simple. La típica obra de alguien que controla bastante de programación, y menos de diseño web (peor yo, que ni de lo uno ni de lo otro, sólo hay que ver este blog). El caso es que es una base de datos en las que puedes meter qué has prestado, a quién y cuándo. De esta manera, devuelvemelo.com se va encargando de ir “puteando” por ti al infractor/a. O sea, que ya te puedes evitar el apuro de: “oye, escucha, perdona, yo creo, pienso que, igual ya, quizás, si no te viene mal, a lo mejor, no estaría mal que me devolvieras el libro/disco/dvd de mi propiedad que te presté en el año 4 del perro Ricky”. Pues eso se acabó, puedes delegar la función “señor del frac” y que sea esta página la que se encargue del “marrón”, habiendo diversos formatos de “jodienda” en función de la afinidad con el “delincuente”.

Ejemplo de mensaje de reclamación: “devuelvemelo.com ha detectado que todavía tienes el objeto ‘…’, propiedad de …, y que te prestó el …. Como vemos que eres un incrédulo y hasta un poco chulo al haber obviado todas nuestras misivas, tomaremos medidas drásticas como, por ejemplo, publicar tu nombre en la lista de morosos para que todo el mundo sepa el tipo de persona que eres. Por cierto, hay 3 x 2 de Viagra en el Carrefour… no, por nada.”

Tampoco es que tengas el éxito asegurado, de hecho según las estadística de la propia página sigue habiendo más objetos prestados que devueltos, pero ¡qué coño! el caso es que también tú puedes dar por culo… sin necesidad de tener que irte a una campiña inglesa en medio de la nada (http://www.elpais.com/articulo/gente/orgia/350/personas/elpepugen/20090715elpepuage_4/Tes). Suponiendo que te dejen registraste…

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

2 comentarios to “Devuélvemeloooooooooooooooo ya”

  1. aprendizdesoñador Says:

    Menos mal que yo no te presto nada. Mangui mangui mangui.
    Devuélveme las llaves de mi KIT, que me has engañado y me he quedado con RONI.

  2. Bitacoras.com Says:

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Todos hemos sido o bien víctimas o culpables. El que esté libre de culpa que tire la primera piedra a los genitales. No me creo que nunca te haya pasado, por descuido, porque no te ha dado la gana, con toda la intención del m…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: