La ventana indiscreta y la sinkarmabitación

Creo que hay pocos lugares, quitando Guantanamo y cosas por el estilo, con menos Karma que la habitación en la que tengo el ordenador. No es de extrañar que no me apetezca nada estar en ella. Y eso que los muebles tienen un color apropiado y la pared está en un tono blanco neutro, pero aún así… Sin rodeos, es una puta mierda de sala.

Para empezar no está Grace Kelly, pero, bueno, eso es superable (a fin de cuentas no está en ninguna otra habitación del mundo, al menos en una que se pueda entrar y salir de forma habitual). Después tiene una cosa que a mí me horroriza: el ordenador está de frente a la puerta, o lo que es lo mismo, el que esté en el ordenador está de espaldas a la puerta. ¿Tontería? Depende, para una persona “obsesiva-compulsiva”, no. Si te gusta tener las cosas bajo un mínimo control, esa posición de indefesión te toca los cojones de una manera espectacular. Básicamente, esto me pasa por hacerle caso a dos que yo me sé.

Tercero, nada desdeñable. Al sentarte frente a la computadora, tienes la puta cacharra y una ventana… que da a un patio interior. Otro mojón de a kilo. No eres James Stewart y la pierna no la tienes escayolada, ¿qué  necesidad tienes de observar o ser observado por tus vecinos? Cero.  Absolutamente ninguna. Para colmo, sin cortinas, lo que dificulta la posibilidad de estar en pelotas en tu habitación. ¡Reivindico el derecho a la desnudez en tu puñetera casa sin tener que sentirte violentado, permaneciendo fuera del alcance de las miradas ajenas! No vayan a venir los polis de Cádiz y te multen por tener el sereno al aire.

Pero esto lo tengo que solucionar: para empezar, pondré un póster de Christina Aguilera, que lo de Grace Kelly no se lleva, o puede que de la Pataky (que no me entusiasme, pero hay que reconocer que es una maravilla de la cirugía). En segundo lugar, a tomar por culo la disposición de los elementos actuales: el ordenador contra la pared, como toda la vida, y la estantería al otro lado, aunque parezca que la habitación queda reducida (¿no andan siempre diciendo por ahí que el tamaño no importa?). Y por último, voy a ir a mi querido Ikea y voy a comprar unas cortinas, de esas horteras que tanto abundan en la citada gran superficie (no sé si poner una de animalitos, estrellitas o cualquier “cursitema” o irme a las sosas de toda la vida).

¡Ay, Alfred! ¡Qué cabrones los de la Academia, que nunca te dieron el Oscar al Mejor Director (que se lo han dado hasta a Ron Howard)! ¿Serías capaz de explicarme el misterio de la Pataky?

imagen del "Qué me dices": la Pataky versión beta y versión 2.0

imagen del "Qué me dices": la Pataky versión beta y versión 2.0

Etiquetas: , , , , , , , , ,

8 comentarios to “La ventana indiscreta y la sinkarmabitación”

  1. Depaso Says:

    (¿no andan siempre diciendo por ahí que el tamaño no importa?).

    Una mentira dicha por montones de gentes no la convierte en verdad
    😄

    En mi rancho existe cierto tipo de papel autoadherible que opaca los cristales, muy útil cuando no se quiere poner cortineros

    El estar de espaldas a la puerta y sentir reacciones Sheldianas, se soluciona con un espejo…. en caso de que la distribución de muebles sea tema concluído

    Saludos!

    • msantaella Says:

      Como que no: revisa 1984 y verás que sí XD…

      Lo del papel está bien, pero finalmente hemos adquirido unas cortinas horteras ikenianas que nos harán el apaño.

      Lo de la reacción sheldonianas es completamente cierto… Y lo de meter un espejo en un cuarto de trabajo me parece un poco siniestro. Creo que prefiero cambiar la distribución de los muebles.

      Gracias de todas formas

  2. aprendizdesoñador Says:

    La Pataky ya venía con materia prima, sólo han sido unos retoques de nada jajajajajajajajaja no se lo cree ni ella. Las operaciones están bien de cojones.
    Que exagerado eres con la habitación, si hubieras tomado nota de una chica en vez de dos tios, seguro que sería un sitio más acogedor. De todas formas cuando pongas las cortinas (chulas ehh que eres algo horterilla y soso), cuelgues los posters de las galaxias y cambies las bombillas y la lampara del techo …. MOLARÁAAAA.

  3. jdcuenca Says:

    EEEEhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!!!
    Como soy uno de los dos esos que tu sabes tengo derecho a defenderme!!!
    Eso sólo fue un consejo para optimizar el espacio, pero cojones, la habitación era tuya. Ahora te toca moverlo a tí sólo a no se que esperes a otra partida de monopoly (la de mi venganza) y te ayude con mi brazo izquierdo…de todas formas, ya lo podías haber cambiado antes mamonazo.
    Por qué no escribes algo sobre la super cartelera de verano??

    • msantaella Says:

      Ya te tocará ayudar en la nueva redistribución de los muebles. Os invitamos a comer, os distraemos y ¡zas!: empujando estanterías a las tantas de la mañana (espacio patrocinado por el señor Cuesta).

  4. Helen Maran. Says:

    Sin quejarse , ni por la habitación ni por nada ,venimos de paso y nada nos llevaremos,amigo, te he venido a visitar como seguidores nuevos de bitacoras y te dejo la mejor karma, con un gran abrazo lleno de luz desde israel, en domingo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: