Posts Tagged ‘Calderón’

La mejor hora del día (o la vida es sueño)

14 noviembre, 2008

He de reconocer que me admira la gente que tiene la capacidad de echarse a la cama y quedarse profundamente dormido en unos pocos minutos. Yo, que pertenezco a la “raza” de los insomnes, no puedo dejar de escuchar o ver con envidia el citado fenómeno. Tú te preguntas el porqué de esta curiosa habilidad que poseen ciertos seres humanos, pero supongo que es una virtud como otra cualquiera: hay gente que sabe jugar al fútbol (que en el siglo XII igual no te servía para nada, pero que actualmente te puede ayudar a codearte de igual a igual con los gobernantes del mundo -?-), otra peña tiene la capacidad para cantar, otros para criticar… y éstos, pues tienen sus dotes en la cama, en el sofá o donde sea, serían algo así como nachos vidales o celias blancos de la somnolencia.

Tú, mientras tanto, te devanas los sesos para ver cómo conseguir quedarte k.o. y no tener que enfrentarte a tus demonios por las noches. Creo que esto marca una diferencia fundamental entre los seres humanos: ni sexo, ni raza, ni religión… Todo eso, una mieeeeeerdaaaa en comparación con la distinción entre los que consiguen dormir fácilmente y los que no. La peña que duerme bien es más feliz: no se ahogan en vasos de agua y por las noches, con su desconexión automática, reinician su sistema, tal cual ordenador que tiene integrado el sistema Leopard. Evidentemente, todo funciona más o menos bien, al tocar las teclas todo va fino. En fin, una maravilla…

Los otros seríamos la puta versión de Windows Vista de nuestro amigo Gates, siguiendo con el símil informático: no hay quién lo entienda, se cuelga, entra en bucle, no encuentra las cosas, hasta las funciones más estúpidas son complicadas de realizar y estamos llenos de dudas (“que sí, coño, que quiero borrar el archivo de los cojones, ¿no te lo he dicho ya treinta veces antes?”).

La única ventaja de los noctámbulos es que como estamos acostumbrado a vivir en una especie de inmundicia mental nocturna, al final casi ni se nota; como el Windows Vista, das por sentado que es un mojón y tiras “palante”. Además, los problemas a lo mejor llevan tiempo, pero son más fáciles de solucionar. Los que duermen bien, por otro lado, les ocurre exactemente igual que a los Apple, que irán todo lo fino que quieran, pero el día que falla van de culo y se nota, y más si encima el servicio técnico es una auténtica vergüenza como ocurre en Málaga con Benotac y Golden Mac (bam bam, Lucky Luke). El arreglo es caro y el proceso más largo (y exasperante) todavía.

De todas maneras, mejor ser un Leopard que un Vista. Por eso, para mí últimamente la mejor hora del día es justa después de comer: me meto en la cama reventado por haberme acostado tarde, levantado temprano y currado sin parar durante cinco horas, y por unos instantes me siento como el sistema operativo de Apple, finústico, finústico (será que tengo 32 gigas de ram en ese momento, que así se rumorea que sí va bien el Vista). Me tumbo con la manta por encima, el Ipod encendido, escuchando un surtido (ya que se acerca la Navidad) que va de los Rolling a Damian Rice y me quedó frito, más o menos, fácilmente. El sueño misterioso acabará en hora y media cuando suene el despertador y tenga que volver para echar otras cuatro, cinco, seis… ¡catorce! horas. ¡Qué bonito fue mientras duró! Y es que, como dijo Calderón, “la vida es sueño”.

Anuncios

NBA 2008-2009: Pau, Rudy, Sergio, Marc y Calderón

27 octubre, 2008

El martes se producirá el primer enfrentamiento entre españoles: de un lado, los Lakers de Gasol; de otro, los Portland de Rudy y Sergio. Evidentemente, jugando en el Staples Center el favorito no puede ser otro que el equipo angelino. De todas maneras, deberán andarse con cuidado Bryant y Gasol, los primeros partidos de liga, mientras los conjuntos van cogiendo el tono, son muy dado a las sorpresas.

La incógnita está en cómo va a afectar al rendimiento de Gasol la incorporación de Bynum. Teóricamente le debería favorecer, pues debería encontrar más espacios para anotar con más facilidad y atrapar más rechaces a media distancia, al no ser ya el pívot puro. Pero podría darse la circunstancia de que Bynum acabe por eclipsar a Gasol, no parece probable al menos esta temporada, pero no hay que infravalorar las dotes de ese monstruo de la naturaleza.

En el lado de los Portland, Rudy  ha tenido la desgracia de caer en un equipo “gafe” para los españoles (Fernando Martín, Raúl López o Sergio Rodríguez nunca terminaron de cuajar). Además, Greg Oden, del que tanto se espera, y Brandon Roy, la que venía siendo la estrella del equipo, juegan en una posición similar. A su favor, Nate McMillan, el entrenador, tiene plena confianza en Rudy, ventaja con la que no contó ningún español hasta la fecha y podríamos ver a Rudy como mejor sexto hombre de la liga, el sustituto natural de Ginobili. Otro que parece haberse beneficiado de la llegada del crack del DKV es Sergio Rodríguez, que en esta pretemporada ha encontrado más minutos que de costumbre. La buena conexión que tiene con Rudy podrá hacer que crezca este año. ¿Podrá Rudy ganar el premio a Rookie del Año? Lo veo difícil, está en una formación con una competencia muy grande, aun así no dudo que estará entre los tres o cuatro mejores novatos a final del año.

Otro que puede dar la campanada es Marc Gasol. Él sí está en un equipo en el que va a disputar minutos. Mayo sí parece ser un firme candidato al galardón de Rookie del año, pero si Marc coge confianza y demuestra lo que sabe hacer, puede acabar ensombreciendo a uno de los hombres llamados a ser una de las estrellas de la liga. El partido de las estrellas con los novatos parece tenerlo casi asegurado. En su contra, Memphis, aparte de ser un equipo malo, tiene al que probablemente sea el peor entrenador de la liga, Marc Iavaroni. El ex de Unicaja demostró con creces su incapacidad el año pasado cuando sacrificó el bien del equipo, dando la prioridad a un juego que beneficiaba al “chupón” e irregular Rudy Gay en vez de centrar el conjunto sobre el valor seguro que era Pau Gasol. Por suerte, Gasol se fue a un verdadero equipo y huir de una afición que nadie sabe qué coño quería. Esa será la cruz de Marc, aunque yo creo que se va a ganar más el respeto, aunque sea del público, que su hermano. No tendrá tanta presión ni será cuestionado por todo.

Por último, y mención destacada, José Manuel Calderón. En Toronto todo el mundo lo sabía menos el entrenador o los directivos: el conjunto es mucho mejor cuando está Calderón en pista. T.J. Ford era poco menos que el cáncer del equipo, como quedó corroborado en los playoff. Por suerte, el intercambio Ford-O´Neal (Jermaine) sólo puede ser beneficioso para el equipo. Aunque Jermaine llegue lastrado por las lesiones, no cabe duda de que será un gran apoyo al jugador franquicia, Chris Bosch. Y Calderón, siendo titular indiscutible, podría ser el primer español en conseguir uno de los principales galardones individuales: el de máximo asistenciador de la liga. Chris Paul y Deron Williams serán sus rivales (Kidd y Nash están ya un poco pasados para optar a este premio, aunque nunca se sabe). ¡Ojito con Calderón y sus Raptors! Van a ser de los que den también mucha guerra.

Y alejándonos de terreno español, señalar que otro de los partidos de apertura es el que enfrenta a los Cavaliers, de LeBron, contra los Celtics, del Big Three, en Boston. Será una buena prueba tanto para unos como para otros. ¿Estarán los Cavaliers preparados para dar el salto de calidad y volver a ganar la Conferencia Este? ¿Seguirán igual de motivados los Boston tras la consecución del anillo la liga anterior? Uno de los mayores espectáculos del mundo está a punto de comenzar, y España sí que cuenta (no como en el G-20). ¡Tomen asiento!

NBA 2008-2009: ¿el primer anillo de Gasol?

27 octubre, 2008

Mañana inicia su andadura una temporada en la NBA de las que prometen. Los americanos son raros hasta para este tipo de cosas: ¿quién coño comienza una liga un martes?, ¿es que allí nadie trabaja salvo los jugadores de baloncesto?, ¡después dirán que hay crisis! Bueno, que divago, para los españoles éste puede ser uno de los mejores años: a los consagrados Gasol y Calderón, se suman dos jugadores ampliamente capacitados para triunfar en esta liga (Gasol, Marc y Fernández, Rudy). Que me perdonen los admiradores de Navarro, pero le faltaba un punto (más de mentalidad que de calidad) para explotar en la NBA.

Creo que los que seguimos esta liga con pasión (evidentemente, no con tanta desde la retirada de dios Jordan), nos preguntamos si el 2009 será el año en que los Lakers vuelvan a reinar y que, en consecuencia, un español logre por primera vez el anillo de campeón. La encuesta previa realizada entre los Managers de las distintas franquicias así lo demuestran. La recuperación de Bynum y con Pau jugando desde el principio parecen que han sido factores claves para conseguir la, a veces maldita, condición de favoritos. Desde luego, a Bryant este tipo de cosas le motivan y ésta como loco por ganar su primera liga sin Shaquille. Puede que sea su penúltimo reto tras ganar el MVP de la temporada anterior y la medalla de oro en los JJ.OO. (¿tendremos que aclararles a los árbitros FIBA el concepto de pasos para los próximos campeonatos?).

Al margen de los Lakers, los actuales campeones han perdido a un jugador secundario, Posey, pero de los que sirven para marcar las diferencias en momentos puntuales. Además, anticipo que los Celtics, tras la consecución del título el año anterior, no van a rendir al mismo nivel. Garnett y Allen son dos estrellas, pero no llegan a la categoría de los “Magic” Johnson, Larry Bird, Tim Duncan, Shaquille O´Neal… Megaestrellas que siempre querían más (no he mencionado a “Air” porque ése está solo en un pedestal). Estos dos jugadores están ya viejunos y pienso que han conseguido el campeonato cuando ya se pensaban que se iban a retirar sin el ansiado anillo, como les ocurrió a Stockton, Malone, Ewing o Barkley. Eso me hace dudar de la competitividad de Boston durante esta liga.

Otros equipos a tener en cuenta serían los Spurs, los Hornets y los Cavaliers. Los San Antonio tienen a un Duncan al que le empiezan a pesar los años y el argentino Ginobili, con sus lesiones, es una incógnita. Por su parte, los Hornets tienen un equipo tremendo, con un sensacional Chris Paul, el mejor base de la liga desde la retirada de Stockton (una combinación de técnica, fuerza y espectacularidad que jubilará a los entrañables Nash y Kidd). Puede que sea el gran rival de los Lakers en la conquista del Oeste americano. En cuanto a los Cavaliers, siempre se beneficiarán de una paupérrima Conferencia, tan lejana de aquella en la que competían Wikins, Bird, Barkley, Ewing, Thomas, Pippen… El Este es una colección de equipos de segunda categoría con loables excepciones (Boston, Detroit, Orlando, Cleveland y poco más, tal vez este año Philadelphia). Veremos si los refuerzos tan demandados por LeBron surten su efecto.

Las sorpresas de este año parece que van a ser los Portland de Rudy y Oden, los Clippers y los Philadelphia. Éstos tres equipos han hecho muy buena pretemporada, si bien en estos partidos las estrellas suelen jugar a menos del 50% de su capacidad. Atención a Portland, el año pasado fue un conjunto que acabó en buena forma y en 2008-2009 con la recuperación de Oden y la labor de Rudy se transforman en una formación muy a tener en cuenta.

Los Wizards, con el jugador de Lladró Arenas, y los Heat, de Wade, hay que valorarlos al alza. Los Suns y los Mavericks, a priori, van a la baja. A los dos primeros los años se le están echando encima, como a los Spurs (pero no cuentan con Duncan en sus filas; Nash y Nowitzki no están ni de lejos a ese nivel).

Con este panorama, si las lesiones respetan a los Lakers, el cuarteto integrado por Bryant, Gasol, Bynum y Odom es el más temible de la NBA, bastante más que el Big Three del año pasado de los Boston. Además, están picados y hambrientos, y eso sí que puede marcar la diferencia.