Posts Tagged ‘capítulo 12’

"Momentazos" Wolowitz: en la cama con Penny (The Big Bang Theory: 2×12)

17 enero, 2009

La vuelta de The Big Bang Theory tras las Saturnalias nos ha dejado un par de  momentos realmente memorables.

Contextualicemos: Penny hiere los sentimientos de Howard; nos referimos a desproporcionadamente a lo habitual. El pobre judío entra en crisis. Leonard pide, casi suplica, a Penny que le pida perdón (principalmente porque necesitan de la maestría de Wolowitz para una competición de robots asesinos -sí, eso es tal que así-). La rubia acude a la casa de Howard y, tras ser recibida por la amable madre del mismo (esa de la que sólo hemos oído los gritos), Penny intenta soterradamente disculparse con el ingeniero.

Tras “pedir perdón”, la camarera intenta irse por patas, pero al escuchar los lloriqueos del pobre animalito, vuelve y se sienta en la cama junto a él. Él empezara a desahogarse poniendo a prueba la paciencia de Penny.

Primer “momentazo”: canción que Wolowitz dedicó a una chica de la que se enamoró en octavo grado (creo), que tenía los dientes de ardilla y que le escupió en la cabeza. Brutal. El contraste entre su cara y la de exasperación de Penny hace que te desternilles.

Segundo, y mejor. Puede que sea la mejor escena desde el punto de vista técnico que se haya hecho en The Big Bang Theory. Penny, en su intento de consuelo al “pobrecito” Wolowitz hace que éste, como no podía ser menos, malinterprete la actitud de la rubia. Pasamos a planos subjetivos, campo-contracampo. Lo que ve Penny, lo que debería ver Howard (puesto que cierra los ojos). Todo a cámara lenta, como tiene que ser. Los labios del judío se aproximan a la cara de la vecina de sus amigos. A continuación, el rostro de Penny mostrando incredulidad. Siguen acercándose los labios del ingeniero. La cara de la camarera pasa de la incredulidad a una especie de asco, repulsión. La boca está tan cerca que la cámara empieza a deformarla. Ahora Penny está furiosa. El brazo de la chica va hacia atrás y le propina un tremendo puñetazo en las narices a Howard Wolowitz, que tiene una Maestría en Ingeniería, “Señor Importante”, como dice su madre. BRUTAAAAAAAAAAAAL.

Pocos segundos, además tan predecibles, habían hecho que me riera tanto.

Enhorabuena a todo el equipo de la serie. Anímate, Howard, como tú bien dices, ahora estás más cerca del “sexo por compasión”.

Anuncios