Posts Tagged ‘Crepúsculo’

Defendiendo sus derechos

24 septiembre, 2009

Creo que la mayoría ya sabéis quiénes son Muse. El caso es que el grupo de Matthew Bellamy parece que alcanzó otra órbita cuando la autora de Crepúsculo los mencionó como una de sus principales fuentes de inspiración. También es triste que un pedazo de grupo como Muse se haga megaconocido por las declaraciones de la escritora de moda (si al menos fuera J.K. Rowling). Mucho antes ya tenían New Born, Unintended, Sunburn o Hysteria, por mencionar sólo canciones de sus tres primeros álbumes (Showbiz, Origin of Symmetry y Absolution –el raruno de mezclas ni lo menciono-). Teloneros estelares de la gira norteamericana de U2 y con numerosos premios por, entre otros cosas, su espectacular directo, la banda tenía que tocar en un programa de la RAI un tema de su último disco The Resistance.

Hasta aquí lo más normal del mundo en la promoción internacional de un nuevo disco (lo dice alguien que ha estado en decenas de centenares de giras mundiales). Pero resulta que la dirección del programa les impone que hagan playback, cosa que a Bellamy y compañía no les hace ni puta gracia. ¿Se encabronan? ¿Dejan de tocar? ¡Mucho mejor que todo eso! Con dos cojones, cada uno de los componentes del grupo se intercambia instrumento con uno de sus compañeros, de tal manera que acabamos viendo al vocalista y guitarra tocando la batería, y al batería haciendo de cantante brutal. Eso sí, ¡todos en su papel!, ¡con emoción!

Y ya el colmo es cuando la presentadora se dirige al “cantante” Dominic Howard (para el resto del mundo, el verdadero batería de Muse) para hacerle la entrevista… Pero para qué tanta palabrería si es mejor disfrutarlo en imágenes. Agradecido a J.D. y dedicado a S.C.: Muse se reinventa (capítulo I):

Anuncios

Última hora: Naruto deja embarazada a Kristen Stewart. Berlusconi, libre de culpa

13 julio, 2009

Increíble, pero cierto. La noticia ha llegado tarde, como el manga protagonizado por Uzumaki a España. Pero en su intención de conseguir llegar a no sé que grado Hokage, el dibujo animado ha dejado preñada a la protagonista de Crepúsculo, ante la atónita mirada de Robert Pattinson y Taylor Lautner.

Ramoncín, tras ser despedido, digo, tras abandonar Operación Triunfo, se ha apresurado a asegurar que él ya lo estaba viendo venir. Risto, por su parte, se ha limitado a repetir que detesta OT y no sé qué historia de orificios. Noemí Galera ha sido más clara, e imitando a Tyra Banks, le ha dicho a Pattinson: “Ya no tienes excusas: ¡ahora muérdeme a mí!”.

Los datos siguen siendo confusos, pero los malhablantes sugieren que es falsa, que una lacia como Kristen Stewart no puede haber sida preñada por Naruto, que C-3PO tenía más probabilidades. Latoya ha sido una de las principales defensoras de esta tesis.

Paris Hilton se ha apresurado a señalar que, posiblemente, esté embarazada de Cristiano Ronaldo. A lo que el portugués ha respondido: “A mí que me registren. Eso es cosa de Naruto”.

La guionista Melissa Rosenberg también ha sido señalada con el dedo acusador. Apuntan que la mezcolanza  de Dexter con Twilight le ha ocasionado un delirio psicótico, que esperamos que no le afecte para la cuarta temporada del “entrañable” personaje.

Lo que sí parece seguro es que Berlusconi no va a ser el padre de la criatura, pues las revelaciones de Patrizia D´Addario sitúan al primer ministro y magnate italiano en una de sus orgías, a la que no estaba invitada Kristen, en el momento de su preñez.

Zapatero respira hondo: “¡De esto no me podrán hacer responsable!, ¿no?”.

A todo esto Kristen Stewart sólo ha respondido: “¡Yo he venido a hablar de mi película! ¡O hablamos de mi película o me voy!”. Mientras que Naruto ha sido más explícito: “¡Joder, que sólo soy un dibujo animado! ¡Id a tocadle los cojones a Son Goku!”.

Periodismo serio y veraz de la escuela de W.R. Hearst. Chúpate ésta, TMZ.

Hasta las narices del Tuenti

3 abril, 2009

Pues sí, el efecto Tuenti parece que es efervescente como la aspirina. No veía a la gente tan desilusionada desde el tema de Terra (sí, sí, aquellos sinvergüenzas, muchos amigos de Aznar, que se enriquecieron a base de una campaña de marketing del copón y una mayor falta de escrúpulos). Y es que a medida que va pasando el tiempo empiezan a pesar más los contras que los pros.

En mi entorno, les están tocando los genitales sobremanera: gente que es superguay del paraguay en myspace, facebook, tuenti y toda la mandanga, pero que te ve en la calle y no te mira a la cara; búsqueda permanente del cotilleo (sería como el Hola pero a nivel barrio; joder, ya nadie va a poder cogerse una pea un fin de semana y que quede en eso -lo que pasa en fin de semana se queda en ese fin de semana, claro, salvo que te dediques a apuñalar a la peña, que igual eso ya es más grave-); arrimamiento de “personajos” con alto nivel de caradura y desvergüenza; jefes que te piden tu facebook para ¿controlarte?… Sin olvidarnos que determinadas redes sociales se quedan con los derechos de todo lo que publiques, ¡atiendeeeee! Si alguien pusiera una foto tuya haciendo según qué cosa te podrías convertir en protagonista involuntario de una campaña a nivel nacional.

A la gente famosa, por lo que se ve le pasa algo por el estilo. Una de las actrices de moda, la protagonista de Crepúsculo (o Twilight si lo prefieres en inglés), Kristen Stewart, también ha tenido sus más y sus menos con myspace  y está que lo dejo-no lo dejo (supongo que estas dudas también forman parte de la campaña de marketing; sólo hace falta que se pase a la Cienciología): http://twitter.com/KristenjStewart (¿será ella o el twitter de una sustituta). A fin de cuentas no es la primera persona conocida que tiene problemas en alguna de las redes sociales. Para los hackers es todo un reto usurpar según qué identidad. Hasta a Obama le tomaron el pelo en Twitter, aunque para mí que fue un montaje (¿de verdad tenía como contraseña Happiness?, ¿es eso candidez o gilipollez?).

¡Ay, Kristen Stewart! Tú estás más buena, pero sigo prefiriendo a Harry Potter

¡Ay, Kristen Stewart! Tú estás más buena, pero sigo prefiriendo a Harry Potter

Me sigo quedando con las redes en las que para entrar no tienes que rellenar un formulario que no te pedirían ni para formar parte de la plantilla de Google. Prefiero ser yo el que dé luz a mis propias estupideces.

Crepúsculo: la película

8 diciembre, 2008

Me siento en la sala teniendo poco idea de a qué me enfrento. Resulto que la película en cuestión, Crepúsculo, se basa en una saga de cuatro libros que por lo visto está arrasando en Estados Unidos y cuya autora, Stephanie Meyer, habrá visto con buenos ojos el tema de la adaptación cinematográfica (J.K. Rowling ya tuvo buen tino con ello).  El guión es de Melissa Rosenberg, que les sonará a los seguidores de Dexter, pues ha firmado muchos de sus capítulos.

Tonos muy fríos durante toda la película. Escenarios espectaculares, con reminiscencias de El Resplandor (aunque, por suerte, sin ese horrible doblaje). Efectos especiales bastante currados (con un par de coladas del estilo Las Crónicas de Narnia). Peleas en plan Matrix. Un elenco de protagonistas secundarios destinados a ir muriendo en las próximas partes para dar giros dramáticos a la historia. Una guapa protagonista (Kristen Stewart, habrá que seguir sus pasos) de pocas palabras. Un palido actor principal (¡ah!, se me olvidaba: es un vampiro) no muy dado a hablar… Y la típica historieta de amor adolescente que llevamos viendo toda nuestra vida, con algunos elementos tan ñoños que pondrían rojas a Amaya Montero y a Ana Torroja juntas.

Por cierto, hay vampiros buenos, los Cullen (que se alimentan de la sangre de animales), y vampiros malos (que matan a hombres). Que no, que no es Blade. Se prevé la aparición de hombres lobos o sucedáneos, y una historia de amor que no puede acabar del todo bien. Entretenida, para no calentarte mucho la cabeza… Además, tenemos Cullen para rato.

P.D. Me gusto mucho la banda sonora, con su momentazo Muse y una música de transición que me recuerda a la de no qué serie o qué película que tengo en la punta de la lengua… (Me estoy haciendo mayor, y no como Edward Cullen que lleva con 17 años desde 1918)