Posts Tagged ‘Cristo’

Depresión de autónomo

15 abril, 2009

Tocado… y hundido. ¡Vaya bajón a la vuelta de Lisboa! Si lo sé, no vengo (o no hubiera ido, que creo que hubiera sido mejor). Llega el ansiado momento en el que el animal autónomo le toca hacer cuentas y confesarse ante la Madre Hacienda. Empiezo a hacer cálculos, cábalas y tal y cual pascual… Lo típico dentro de esta subespecie del género humano (no quiero ni pensar lo que tiene que ser, por ejemplo, mujer madre autónoma negra, ¡seguro que en la Edad Media vivía casi mejor!). Mudanza, cambio de domicilio, pito, flautas… Convencidísimo de que, básicamente, con los gastos que he tenido en el trimestre le voy a poder hacer la peseta a la Señora Hacienda, que estará al acecho para una mejor ocasión cual hiena carroñera…

¡Agua, agua, agua! Ni con esas, la hostia de Hacienda me ha provocado un estado de bajón que ni las almorranas. Cuota mensual (que, para según qué casos, podríamos llamar Impuesto Revolucionario) que no te da derecho prácticamente a nada, IRPF a pagar por ti o por quién te contrate religiosamente y un IVA del que no te salva ni Cristo Rey. Y lo peor,  es que puedes llegar a ser tan gilipollas como yo y crearte falsas expectativas… ¡Bajuna,  bajuna!

El trabajador "por cuenta propia" por antonomasia: Padre, Hijo y Espíritu Santo (Imagen del Cristo Rey de Almada)

El trabajador "por cuenta propia" por antonomasia: Padre, Hijo y Espíritu Santo (Imagen del Cristo Rey de Almada)

Y vuelves a hacer cuentas, otra puta vez,  y a la única conclusión a la que puedes llegar es que, por lo menos en España, o ganas muchísimo dinero o el sentido de ser autónomo es poco (en realidad estoy siendo generoso, es ninguno). La cantidad neta que te llevas es X,  las obligaciones tributarias son X/2. Seguramente, Telefonica o el Santander moviendo miles  de millones  de pesetas no tengan ni de coña esa proporción… Y tú sigues, ahí, puteado como una mona, intentando bajar una semana de las 50 horas, durmiendo mal, comiendo peor (horario y comida “por cuenta propia”)… para obtener lo que conseguías escuchando tonterías en Digital Plus durante seis horas y media. Y ésa es la estocada. ¿Cómooooooo? Expuesto a la ansiedad,  al insomnio, a la anemia, a la sobrecarga de todo para ganar cuatro duros de mierda, para tener un futuro más de mierda todavía, para joderte si te quedas en paro o si te pones enfermo… Pero eso sí, ahí está nuestra querida Hacienda para poner la mano, cual presidente de la SGAE, y después salen nuestros políticos llorando porque la situación está malo y el paro crece, e inyectando miles de millones a los bancos, pero al puto gilipollas que intenta buscarse la vida por su cuenta, al que intenta malvivir a ése sí le estruja, le aprieta y le jode vivo. Pero todavía hay otros que son más giliflautas, o que tienen más mala fe, y que van diciendo que hay que ver con la economía sumergida, que están estafando al Estado, y que patatín-patatán.

Verdaderamente, ¿alguien que gane 800  euros en negro va a hacerse autónomo para legalizar su situación? Como mínimo, le toca pagar sus 175 euros si es un poco más joven, si no los 250 euros. Y aparte, le tocará abonar su IVA… O sea, que la pobre persona desgraciada se quedará, con suerte, con seiscientos y pocos euros netos. Eso sí, entre pitos y flautas, la recaudación estatal por diversos conceptos difícilmente bajará de 350 euros. ¡Oleeeeeeeé tus cojones! Con esos ridículos seiscientos y pocos euros, querrán que pagues religiosamente la letra o el alquiler de tu casa (jajajaja), los gastos de desplazamiento, la luz, el agua, la comunidad, el teléfono, Internet y otra serie de conceptos, que podrán parecer “prescindibles”, pero que cualquiera que trabaje sabe que no lo son… Bueno, siempre puedes dejar de comer y declararte en huelga de hambre… Y de paso, cagarte en la puta madre que parió a Hacienda, en los hijos de perra que hicieron la legislación del “trabajador por cuenta propia” y en los pedazos de cabrones que ponen tanto énfasis en ayudar a solventar los problemas de los bancos mientras que aprietan a pymes y autónomos.

¡Madre mía! No servirá de nada (o a lo mejor sí, y en breve tengo una inspección de Hacienda), y también estaré siendo completamente injusto en relación al aporte de Hacienda al Estado del Bienestar, pero, bueno, al menos me he quedado como un cerdo tras revolcarse en una charca llena de fango… y de mierda.

P.D. Jesucristo también era trabajador “por cuenta propia”, como demuestra el hecho de su predilección por hablar del Cielo, de poner la otra mejilla, de rodearse de buscavidas y de que, al final, en el colmo de la jodienda, lo crucificaran.

Anuncios