Posts Tagged ‘Esperanza Aguirre’

10 razones por las que Madrid no ha conseguido los JJ.OO. de 2016

2 octubre, 2009

Se ha intentado, pero no se ha podido. Pero si examinas las cosas con un poquito de perspectiva, era lo más lógico:

1. El Rey iba con unas barbas que parecía el doctor Mateo, ¡chungo tema!
2. Zapatero no está en su mejor momento (habrá quien diga que nunca los tiene). Si tiene que transmitir entusiasmo, le va a salir como en el Congreso de los Diputados, que al final no se lo creen ni los de su causa.
3. Seamos serios: la presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid es Esperanza Aguirre. Si no tenía ni puta idea de Cultura, cuando era ministra de Cultura, ¿cómo cojones va a defender unos Juegos Olímpicos? ¡¡Imaginad que tenga que aprender quién es Usain Bolt? ¡No seamos cabrones!
4. Gallardón ha jugado todo su crédito político a esta decisión. O sea que Aznar tiene que estar dando botes de alegría en su casa, tras acabar su trabajo entre visillos entre los miembros del COI para que gane Río.
5. No nos engañemos, en agosto que preferirías: ¿Madrid o Río? Quien elija la primera opción tiene un serio problema.
6. África y Sudamérica han sido hasta ahora obviados de la organización de los JJ.OO. ¿Alguna vez tenía que llegar la fecha? Bueno, al menos para Sudamérica, porque a África, salvo que se lo den a Sudáfrica, me da a mí que todavía lo tiene chungo.
7. El entusiasmo que le van a poner brasileños no se lo podía poner nadie.
8. Si los miembros del COI se han paseado por alguna de las playas o han estado de fiesta nocturna o en el Carnaval, básicamente contra eso no se puede hacer nada. Está mal, pero sigue siendo una realidad: ¡Dos tetas tiran más que dos carretas! Y Río, como California, es el disparate de los melones.
9. Sin JJ.OO. Madrid ya es un absoluto caos de obras y más obras. ¿De verdad había necesidad?
10. Está muy bonito lo de organizar unos Juegos Olímpicos, pero al final ¿quiénes los pagan?, ¿Gallardón?, ¿Aguirre?, ¿Zapatero?, ¿Juan Carlos I? Pues va a ser que no. Los gilipollas de siempre seremos los que, en mayor o menor medida, paguemos la megalomanía de unos pocos. Los miembros del COI se han apiadado de los españoles y han pensado que ya tenemos bastante con la crisis económica y nuestras “megasoluciones” jodamos-a-la-clase-media-que-con-los-ricos-no-nos-atrevemos-pero-eso-sí-sigo-siendo-muy-sociata.

Bueno, no es para tanto, la corazonada (jajajaja) no se ha cumplido; pero estoy convencido de que, en unos años, le darán los Juegos Olímpicos de una puta vez a la capital española, para 2028 ó 2032, según mis cálculos… ¡¡Enhorabuena a Río de Janeiro!!

Anuncios

El regreso más esperado: la 5ª temporada de Lost (Perdidos)

22 enero, 2009
Cartel promocional del inicio de la quinta temporada de Perdidos

Cartel promocional del inicio de la quinta temporada de Perdidos

Ya se acabó. Ya nos vamos a poner en serio. No voy a comentar nada de la esperanzadora y coherente iniciativa de Obama de congelar los sueldos de los altos cargos del gobierno estadounidense. No, hoy no toca. Tampoco voy a dar vueltas a la cercanía del All-Star Game y la posibilidad de que dejen fuera, de manera completamente injusta, a Pau Gasol, para dar entrada a algún jugador medio-qué tipo Ron Artest. Por mucho que me interese hoy no toca. Ni siquiera voy a cebarme con esa “personaja” llamada Aguirre (si los norteamericanos necesitan Esperanza, nosotros se la regalamos “por todo el gañote”), de la que sabíamos que era una trepa de cuidado, pero que nos vuelve a sorprender con una de las suyas (http://www.elpais.com/articulo/espana/Gobierno/Aguirre/espio/consejero/afin/Rajoy/elpepuesp/20090121elpepunac_17/Tes). Por más ganas que le tenga a esta “señorita”, hoy no toca.

Hoy sólo existe Lost. No tenía ni ganas de escribir y con la carga que llevo encima hasta se me iba a pasar, pero algún mecanismo de éstos de los que has oído alguna referencia, como el sistema límbico o reptiliano, aunque no tengas ni puta idea de a qué coño (¡coño!, otra vez) se refiere, me ha lanzado una señal. S.O.S., Message in a Bottle, “I send an S.O.S.” Y me veo como loco buscando las fechas de inicio de la quinta temporada de Perdidos y la promo en español de la temporada (http://es.youtube.com/watch?v=2k7iEKu-u0c).

Miércoles, 21 de enero de 2009. Doble episodio: Because You Left y The Lie. Jack, por fin, decide volver a la isla, aunque para ello se tenga que arrimar a su segundo archienemigo, Benjamin Linus. La muerte de John Locke (empirismo), su paradójica antitesis, que se nos presentó al final de la cuarta temporada con el nombre de otro filósofo inglés (Jeremy Bentham -utilitarismo-), supuso la toma de conciencia definitiva del doctor Shephard de la necesidad de regresar a la isla, tras su tormentoso regreso y la farsa mantenida por “los Seis del Vuelo de Oceanic”. El sentimiento de culpa, la responsabilidad característica de este personaje, que vimos cómo iba autodestruyendo a Jack durante la cuarta temporada, lo arrastrará nuevamente a la isla (vamos, lo mismo que le pasó a U2 tras sacar aquel esperado y terrible Pop: All That You Can´t Leave Behind).

En esta temporada, veremos pasarlas putas en la isla a los que se quedaron: a Locke, a Sawyer, a Juliet… Y el enfrentamiento entre los que ansían volver a aquel mágico/horrible lugar (Linus reveló que era necesario el regreso de “los Seis”), con Jack a la cabeza, y los que se han asentado tras el retorno, con su amada Kate al frente de la contrarrevolución… No te digo “ná” y te lo digo “tó”. De Locke versus Jack podríamos pasar a un Jack versus Kate (?)…

La mejor serie de 2008. No lo digo yo, lo dicen los críticos seleccionados por mí (¡viva Cánovas del Castillo!) en una encuesta realizada anteriormente. Seamos serios, también la revista Time eligió un episodio de Perdidos como el mejor episodio de una serie de televisión de 2008: The Constant (http://www.time.com/time/specials/2008/top10/article/0,30583,1855948_1863367,00.html), aunque está claro que muchos podrán argumentar que eso tampoco tiene excesivo valor.

Lo que sí es diáfano es que volveremos a ser miles de personas en todo el mundo las que, por quinta vez, sigamos una serie en V.O.S. semana a semana, polemizando, cuestionando, sugiriendo, especulando, buscando detalles y dándole significados que deben hacer que se estén partiendo de risa los guionistas… Eso sí que tiene mérito. Eso sí que es imaginación. Eso sí que es creatividad. Y todo ello, por supuesto, por cortesía de nuestra venerada “mula” y afines.

Supongo que, por fin, alguien habrá tenido las suficientes luces para darse cuenta de que puede ser rentable ofrecer una serie de culto subtitulada para los seguidores más fieles, lo cual sería novedad. Yo, desde luego, no voy a verla “vía taquilla”: sería ir en contra de la tradición y de los principios. Pagaré su merecida cuota a los creadores de la serie cuando saquen el DVD, como todos los años… Y mientras tanto, que le vayan dando a todos los que yo me sé.

¿Por qué coño me compré un coche nuevo?

13 enero, 2009

Maldita sea mi estampa. ¿Por qué se me metió en la cabeza comprarme un coche nuevo? ¿Por qué no hice caso a todos los que me recomendaron que no? ¿A qué idiota se le ocurre meterse en una trampa de siete años por un cachivache y, encima, sin dar entrada? ¿Qué clase de anormal “invierte” en un C3? ¿Por qué se les permite a los políticos tener blogs, no tenemos suficientes con sus tonterías y paridas en radio, televisión, periódicos y medios digitales (al menos, supongo que pueden servir para pedir disculpas)? ¿Por qué “seleccioné” la opción diésel? ¿Era, en verdad, necesario “facilitarme la vida” con un vehículo que me cuesta un cojón y que no me serviría para desgravar ni sobornando a todos los funcionarios de Hacienda? ¿Pondrán mi foto al lado de las palabras “coño” y “cojones” cuando se haga una búsqueda en WordPress de tanto desgastarlas? ¿Por qué Bush y sus amigos-enemigos de la OPEP la han tomado con los pobres-de-nosotros que apostamos “seguro” por el gasóil en vez de la gasolina (“no more Bushes in the White House”)? ¿Por qué en cuatro años he cambiado más veces las luces del coche que mi padre en cincuenta? ¿Y por qué he hecho la prueba de alcoholemía más veces que él si no he hecho ni la trigésima parte de sus kilómetros? ¿Realmente tengo tan mala pinta para que me hagan salir del coche en medio de la noche y me pregunten “llevas droga” y me dejen en estado de shock ante tan soberana gilipollez? ¿Por qué los agentes de la ley tienen tantas precauciones con un pardillo como yo y no le tocan los huevos a los hijos de puta que van en sus motos y sus coches molestando y poniendo en peligro a todos los que están cerca? ¿Por qué mitificamos tanto lo de “estrenar el coche” cuando es como la virginidad, un valor en desuso, pasado de moda, que no da ninguna garantía y que nadie puede probar (si hasta la prueba del pañuelo tiene truco, qué no se hará con los coches? ¿Por qué me dejé embaucar por el comercial con un color gris que nadie llevaba en su momento y que a día de hoy lleva todo dios, y que hace que resplandezca la suciedad? ¿Por qué mi puto coche no arranca otra vez cuando llega el invierno? ¿Estaría escribiendo esta sarta de banalidades si no me hubiera tocado andar durante casi una hora por medio de calles peladas, con una temperatura que te cortaba el cuerpo (al principio), porque se me ha escapado el último autobús que me podía llevar a casa? ¿Por qué la última vez que cogí un taxi en España el conductor iba más “ciego” que Stevie Wonder y nos cobró quince euros por cuatro minutos de paseo inhabilitando mi capacidad de reacción causa-efecto (no-autobús/sí-taxi)? ¿Por qué fui a un concesionario de una marca francesa en vez de a uno de una marca alemana? ¿Será posible que Carlos Sáinz me haya dicho “niño, tienes el calino”? ¿Se alejará la gente cuando conduzca su coche de mí como de Esperanza Aguirre, “por si las moscas”? ¿A cuántos les han roto algún cristal un cretino con los puños en un momento de rabia? ¿Por qué la aseguradora me llama tres meses después de caducar el seguro, sin haberme enviado la carta de notificación para renovar antes, sin haber tenido un parte en todo el año? ¿Por qué me tengo que olvidar casi todas las mañanas de dónde aparqué el coche la noche anterior? ¿Y por las noches por qué me cuesta tanto trabajo encontrar aparcamiento? ¿Por qué estoy convencido de que lo que me pasa a mí le ocurre, en mayor o menor medida, a todo el mundo (salvo a los que tienen Mercedes)? ¿Cuándo van a acabar las puñeteras obras del Metro? ¿Y cuándo se va a agotar el miserable petróleo? ¿Para cuándo un coche de energía solar para que nos podamos cagar en el sol? ¿Para cuándo cabinas de teletransportación que nos eviten tener que coger otros medios de transporte (sí hay que transformarse en mosca, pues nos transformamos)? ¿Por qué coño he escrito un párrafo tan largo, con el coraje que me daba Samuel Beckett? ¿Por qué los irlandeses no puntúan? ¿Seguimos esperando a Godot? ¿Por qué no me callo ya, a fin de cuentas es una mierda de coche, que es un sorullo de problema en comparación con la que les ha caído a los habitantes de Gaza, de Ruanda, de Sierra Leona, de Iraq, de Afganistán, etecé, etecé, etecé?

Sí, será mejor que me calle… Aunque sólo sea por unas horas.