Posts Tagged ‘follar’

Dos mil millones de amigos: redes sociales a cascoporro

15 enero, 2009

Cada día, cuando abro alguna de las dieciseis cuentas que tengo activas (yo tampoco sé para qué tengo tantas), aparte de todo tipo de spam (estoy por comprarle Viagra al tipo canadiense ese tan simpático que me la ofrece, por probar) me suele llegar algún recordatorio de un amigo o una amiga que me ha invitado a unirme con él/ella a tal red. Claro, yo a todos les voy diciendo que sí: que si Tagged, venga sí; que si hi5, pues también; que si Badoo, bueno ésta no; que si myspace, al lote; el Sonico, por supuesto, con ese nombre; que si tuenti, ésta tampoco que estoy más cerca de los trenti; que si Facebook, ésta ya me da demasiado respeto…

Por supuesto, ni que decir tiene que no me sé ninguna de las contraseñas de la red en cuestión (algunas ni sé cuándo me di de alta), que en ninguna he puesto fotos y creo que ni siquiera he llegado a decir ni hola. Agregué al amigo/a en cuestión y me fui. Es que, señores y señoras mías, vamos a ponernos todos de acuerdo, que lo que no puede ser es que cada uno éste por peteneras. Organización, ¡coño!, ¡organización! Si Bill Gates se hubiera ocupado de esto, sólo habría uno para todo el mundo y a tomar por saco, pero esta liberalización de la Red me tiene alegremente despistado. Yo hasta que no se cree LinkedIn (http://escribiendohaciadelante.blogspot.com/2008/11/escribiendo-hacia-delante-carta-desde.html, gracias a mai que fue quien me facilitó el enlace) y estemos todo en lo mismo, paso. Que no, que me niego a estar repitiendo y poniendo las mismas fotos en cuarenta foros diferentes.

Por favor, si yo era de los que me emocioné cuando en el Messenger podías usar iconitos que tenían movimiento (¡¡aquello era lo más!!), por no decir lo de pasarte una foto directamente a través del Messenger, que siempre fallaba la conexión en un momento determinado a mitad del camino, de cuando nos bajábamos la canción del audiogalaxy, a tres kb por segundo en su velocidad punta. Esa era el Internet en el que yo me sentía cómodo.

Ahora es la locura, si te metes en Facebook básicamente cualquiera tiene una radiografía tuya. Cualquier persona sabe más de ti que tus padres y, pobrecito/a del que haya tenido un desliz, las vas a pasar más putas que David Bisbal en la República Dominicana. Y lo del Tuenti, ¿eso cómo puede ser? Un tío de Cuenca mete una foto suya en la que tú apareces de fondo distorsionado y te identifica, ahí con tu nombre. Con lo cual si cuelgan cualquier foto medio comprometida, básicamente puedes ser más hazmerreír que los concursantes de El juego de tu vida, que me he tenido que ir cuando la muchacha ha dicho que le habían pillado follando en el cuarto de baño de una discoteca, ya entre la cara de Emma y los ojos vidriosos del novio se me iba a romper el muelle de la risa (sí, qué bastardo soy).

Y hablando de sexualidad, no podía dejar de comentar las otras dos redes estrellas: el Meetic y el AdultFriendFinder. Las dos son para lo mismo, pero la primera con sutileza. Es decir, el Meetic es para conocer a gente (con la que mantener relaciones sexuales) y el AdultFriendFinder es para mantener relaciones sexuales, así, a saco, sin prolegomenos, en caliente. En el primero, habría una especie de burdo pseudojuego amaroso que justificara la relación sexual (“¿ahora?”, “sí, venga”, “uffff, no sé, no sé”, “venga, una cana al aire”, “vale”). Algo así finústicos, los dos van buscando lo mismo, pero guardan las apariencias morales mínimas de las enseñanzas cristianas, para por lo mínimo poder decir que han “hecho el amor”. Eso es así, el mero hecho de que los que paguen en esa Red sean los tíos, muestra a las claras que tiene una finalidad sexual basada en la lógica: hombre-pensamiento-pene/pene-busca-vagina/hombre-pene-vagina-dinero-ok. No hay ser muy listo para comprender la lógica del procedimiento. Muy bien pensado señoras y señores del Meetic, mi enhorabuena.

La otra, la del AdultFriend no me la termino de creer. ¿Eso cómo va a ser? ¿Qué te conectas a una Red y encuentras a gente sin reparos morales ni pudor y ahí a foquinar como conejos? ¿Qué es más fácil follar a través del Adult que yendo a un prostíbulo? No me lo creo. Estoy convencido de que te metes en esa Red y cuando completas la faena, te dicen: “son 100 euros”, “dame tus órganos”, “cásate conmigo para darme los papeles”, “pásame una pensión” o algo por el estilo.

Después éstan éstas otras cosillas, que son sucedáneos para los más paletos como yo, como el WordPress, el Blogspot, el Flickr, el Twitter, el Digg, el Stumble, el Delicious y ochocientos mil millones de cosas parecidas, las cuales casi ninguna sé para que sirven exactamente. Sé que es fácilmente creíble: sólo hay que ver la mierda de diseño de mi blog para estar convencido de ello.

Y todo esto con la finalidad de batir el récord de número de “amigos”: dos mil millones, tres mil millones, cuatro mil millones de amigos, de los cuales sólo sé el nombre verdadero de siete y he visto en persona a tres, uno a través del espejo de un autobús mientras me decía adiós (¿o me hacía la peseta?) por la ventana. De los millones restantes no sé cuantos son personajes reales ni cuantos alter egos de personas que existen. Pero sí puedo asegurar que entre ellos hay genios, hijoputas, bellezones, algunos premios Nóbeles, cientos de ganadores de Grammys, millares de ladrones, unos pocos santos, pero ninguno como Enjuto Mojamuto.

Joaquín Reyes eres el Zeus del siglo XXI (bueno, más bien al estilo grecorromano, con reyes putañeros, que estaban puteándose continuamente los unos a los otros, como tú en tu Panteón chanantiano). Tu semidios Enjuto Mojamuto, cmo Prometeo, te robó el fuego y se lo entregó a los hombres, él nos ha traído la luz; él es el faro del siglo XXI, el guía, el icono de la era que comienza, con su Piticli, con su “twitter-twitter-follower-follower”, con su “pero esta experiencia me hizo valorar las cosas importantes de la vida… Los zombies de 28 semanas después no son zombies, son infectados” (http://muchachadanui.rtve.es/videos/05-enjuto-mojamuto.html).

Enjuto Mojamuto es la encarnación de las redes sociales, de ese movimiento de amigos sin rostros, como el feminismo, tan abstracto como atractivo. Radio patio ahora copa todo el planeta. Atentos a las últimas noticias.

Anuncios

La crisis económica, el sexo y los cuentos chinos

19 septiembre, 2008

Las palabras “crisis económica” están ahora más de moda que nunca. En los telediarios, en revistas, en periódicos, en Internet, en la calle… Por todos lados, podemos encontrarnos con esta “coletilla”, que se nutre en parte de realidad y, en una proporción importante, de la publicidad. Estando a la vuelta de la esquina las elecciones del país que manda, y del que ha estado en la jefatura un inútil plenipotenciario, pues parece lógico que haya dado por hablar de crisis, pero que si le preguntas a la peña que ha visto incrementada su hipoteca en un 30 ó 40 por ciento en dos o tres años, igual te notifican que ellos llevan en ese estado desde hace bastante tiempo, aunque no lo comentaran los medios. Y después está esa otra suprema gilipollez de la Bolsa, con sus “jornadas históricas” y debacles consiguientes, que estoy convencido que para lo único que han servido es para que los cuatro listos de siempre (seguro que entre ellos, muchos amigos de Bush) se hayan llenado los bolsillos a dos carrillos en unas pocas de horas.

Yo, a decir verdad, como estoy en crisis económica casi permanente (algunas veces buscada y otras encontrada), pues casi ni la noto. Aunque si nos oyeran hablar de “crisis económica” en Ruanda, Etiopía o Benin, no sé si morirían de risa (en vez de de hambre) o si se cagarían en nuestras naciones (que seguro que razones no les faltan para ello).

Pero a lo que yo iba, que quien tiene crisis (entre los que me incluyo) es porque quiere: ¿qué es lo que siempre va a necesita el ser humano, complementado además por unas altas posibilidades de vicio y un enorme poder adictivo? No, coño, las drogas, no. ¡El sexo! (no confundir a estas altura con amor, por dios). Follar en su múltiples modalidades es una necesidad: quien más y quien menos necesita rascarse cuando le pica (sólo, en pareja o en grupo); la frecuencia es la única variable. Pues ya está, el tema es arriesgarse y montar un negocio relacionado con el sexo: desde un club de alterne a uno de citas, desde una página web porno a un site dedicado a “hacer amigos/as”, de un sex-shop a un restaurante especializado en despedida de solteras… Las opciones en este campo son casi infinitas (como el número potencial de clientes) y la globalización también ha tenido alguna que otra cosa buena (teniendo Internet, y menos pudor que el de costumbre, ya puedes montarte tu espectáculo casero, que eso vende mucho, palabra de un maestro como es nuestro Nacho Vidal).

La putada de esto es que la mayoría hemos sido criados en una sociedad hipócrita en la que durante nuestra infancia trataban de asociar en nuestras mentes el sexo y el pecado… Por desgracia, con bastante éxito. Inculcándonos mitos como que te podías quedar ciego/a masturbándote (verdad científica corroborada por el doctor House) y cosas por el estilo. No me acuerdo bien, pero Jesucristo en el Nuevo Testamento no solía hacer referencia a ese tipo de cuestiones, pero, claro, después se han encargado de ir apareciendo “listillos” que ponían las acotaciones a ese libro.

Bueno, en fin, que de todas maneras, y a las malas, siempre le podremos pedir ayuda a las Infantas, con sus sueldos de 200.000 euros cada una por hacer no sé qué, o a Botín y su Santander, que prevé un beneficio de 10.000 millones de euros para 2008 (más de un billón y medio de las antiguas pesetas), en plena “crisis económica”… Empiezo a pensar que esto de la crisis es un cuento chino, como lo de quedarte sin visión por hacerte una paja, que, por cierto, es gratis. Supongo que está ahí el pecado: no hay Botín si te dedicas al onanismo, así que mejor hipotécate… Los bancos te necesitan.