Posts Tagged ‘Star Trek’

Star Trek (2009), by J.J. Abrams

14 mayo, 2009

¿Qué hace un frikie de La Guerra de las Galaxias metido la madrugada de un martes en un cine viendo un Star Trek protagonizado por el indignante Sylar de la serie-efervescente Heroes y por el primo chungo del magnífico Michael C. Hall (Dexter Morgan, David Fisher) teniendo en la  fila delantera a los cuatro mayores fans de la saga  del territorio español (con sus pintas de fiel seguidor, riñonera negra pasada de moda incluida) y con, entre otros compañeros, una rumana que habla no sé qué de kedtenpicar?

Inexplicable, sí; pero hasta cierto puntos. Culpables. Dos. A partes iguales. Por un lado, J.J. Abrams, que hizo que me fumara hasta la tercera parte de Misión Imposible, nunca mejor dicho, con un Tom Cruise que profundizaba en el hoyo de su propia tumba haciendo de más que improbable “héroe” (¡coño!, van dos veces y con juego de palabras, ¡qué agudo estoy!). El creador de Lost y su cuadrilla, incluyendo a Damon Lindelof, Bryan Burk o, a los teclados, Michael Giacchino, otro seguidor confeso de Star Wars, supongo que se ha tenido que conformar con dirigir el “lado oscuro de la galaxia”. Seguro que la culpa fue de George Lucas.

El segundo culpable, que sí tiene nombre (¿qué coño es J.J.?, ¿José Juan (Abrams)?), no podía ser otro: Sheldon Cooper. El Spock de The Big Bang Theory azuzaba todavía más mi curiosidad que “el padre de la isla”. En mi total ignorancia vulconiana, me llegaba a preguntar si Sylar, digo, si Zachary Quinto estaba tomando como referencia a Leonard Nimoy o a Jim Parsons (el actor que encarna a Sheldon en TBBT).

Bueno, y aparte está la película. Mucho ritmo, muy del estilo J.J. Con su rollito espacio-temporal. Con unos guiños a la obra de George Lucas que alucinas (atención a la escena en el planeta helado). Sus chistes medio-qué para cortar la tensión. Un malo malísimo romuliano. Sus personajes carismáticos, con el vacileta capitán Kirk (el que he señalado como el primo chungo de Dexter), y la presencia estelar, nunca mejor dicho, de Leonard Nimoy (¡a Sheldon le habría dado un telele a estas alturas!). Sobra decir que la película tiene un argumento con unos boquetes que ríete de los agujeros-negros-espacio-temporales…, pero, claro, esto es terreno de J.J.: “¿cómo he hecho una variable en la constante espacio-temporal ahora quién es el guapo que me dice que es esto una soberana estupidez? ¡Está más claro que el agua que esto podría pasar! ¡Preguntárselo a Einstein, cojones!”

Total, a fin de cuentas, tampoco vas al cine a buscarle los vacíos a la película, y menos en la sesión golfa, así que te dejas llevar por el torrente de imágenes y emociones que te van suscitando la concatenación de imágenes y el contraste Spock-Kirk, que vendría a ser una versión del enfrentamiento Locke-Jack en la isla (salvando las distancias), con esa anunciada y hermosa amistad entre ambos seres tan iguales-distintos (me refiero a Spock y Kirk, que de Locke y Jack todavía no podemos pringarnos demasiado).

Por cierto, hay naves espaciales, bastantes, muchas. Una muy grande, pero que no mola tanto como La Estrella de la Muerte. Y una llamada Enterprise que está a millones de años luz del carisma y del diseño del Halcón Milenario. Los efectos especiales, pues ya se sabe que en este tipo de películas hay rayos y centellas, y ese tipo de cosas que los físicos se empeñan en jodernos diciéndonos que “oye, escucha, en el espacio, con la gravedad y tal, eso no es posible”, y tú “a ver, listillo, ¿es que no has visto las cientos de series y películas?, ¿es que te crees que sabes más que George Lucas porque tengas un Premio Nobel de Física, eeeeh?. Algunos son tan, tan… Simplemente diremos que hay detales que dan grimica, regomello. (Msantaella, cabrón, a ver si eres un poco más objetivo, que se te ve mucho, de mucho, el plumero).

En resumidas cuentas, que se puede ver y echar un rato. Aunque, hay que tener en cuenta, que esto te lo está sugiriendo un tío que vio El Ataque de los Clones, tragándosela a gustico.

Como es obligación, acabaremos el post con la frase que le escribió Leonard Nimoy a Sheldon Cooper (“¡puedo crear mi propio Leonard Nimoy!”): Larga vida y prosperidad. (P.D. Estoy poniendo los dedos de la mano derecha en forma de “V”, como si estuviera haciendo sombras chinescas, aunque no lo podáis ver; cosas de Vulcano).

Chris Pine, capitán Kirk 2009 y primo chungo de Dexter Morgan (¿o de Nick de CSI?)

Chris Pine, capitán Kirk 2009 y primo chungo de Dexter Morgan (¿o de Nick Stokes de CSI?)

The Big Bang Theory: el 11 de la 2ª temporada; Sheldon es humano

20 diciembre, 2008

Para los que empezábamos a dudar de que Sheldon era del planeta Tierra, el episodio de la Navidad, o de las Saturnalias, nos ha mostrado el lado más humano del genio de la Física…

Otro atractivo “máquina” de la Física, que deja a Leonard a la altura del betún, acercará a Penny y Leonard en un giro más que previsible, y que nos ha hecho olvidar que Leonard estaba con no sé qué doctora.

Y el “compromiso” en que pone Penny haciendo un regalo a Sheldon como trama secundaria es desternillante. Por mucho que el personaje busque un regalo proporcional, lo último que espera es que la camarera le regale… ¡¡una servilleta firmada por Mr. Spock!! Eso es como sí a mí me regalaran una toalla firmada por Michael Jordan. ¡¡Pobrecillo!! ¿Cómo coño iba a igualar eso? Al final, ha tenido que ¡¡DAR UN ABRAZO A PENNY!! Sí, sí, Sheldon Cooper… Milagros de la mano de Leonard Nimoy, como ocurrió en Los Simpsons