Archive for the ‘música’ Category

Defendiendo sus derechos

24 septiembre, 2009

Creo que la mayoría ya sabéis quiénes son Muse. El caso es que el grupo de Matthew Bellamy parece que alcanzó otra órbita cuando la autora de Crepúsculo los mencionó como una de sus principales fuentes de inspiración. También es triste que un pedazo de grupo como Muse se haga megaconocido por las declaraciones de la escritora de moda (si al menos fuera J.K. Rowling). Mucho antes ya tenían New Born, Unintended, Sunburn o Hysteria, por mencionar sólo canciones de sus tres primeros álbumes (Showbiz, Origin of Symmetry y Absolution –el raruno de mezclas ni lo menciono-). Teloneros estelares de la gira norteamericana de U2 y con numerosos premios por, entre otros cosas, su espectacular directo, la banda tenía que tocar en un programa de la RAI un tema de su último disco The Resistance.

Hasta aquí lo más normal del mundo en la promoción internacional de un nuevo disco (lo dice alguien que ha estado en decenas de centenares de giras mundiales). Pero resulta que la dirección del programa les impone que hagan playback, cosa que a Bellamy y compañía no les hace ni puta gracia. ¿Se encabronan? ¿Dejan de tocar? ¡Mucho mejor que todo eso! Con dos cojones, cada uno de los componentes del grupo se intercambia instrumento con uno de sus compañeros, de tal manera que acabamos viendo al vocalista y guitarra tocando la batería, y al batería haciendo de cantante brutal. Eso sí, ¡todos en su papel!, ¡con emoción!

Y ya el colmo es cuando la presentadora se dirige al “cantante” Dominic Howard (para el resto del mundo, el verdadero batería de Muse) para hacerle la entrevista… Pero para qué tanta palabrería si es mejor disfrutarlo en imágenes. Agradecido a J.D. y dedicado a S.C.: Muse se reinventa (capítulo I):

Anuncios

La detención del vagabundo Bob Dylan

15 agosto, 2009

Leo la noticia (http://www.elpais.com/articulo/gente/Vagabundo/Bob/Dylan/elpepugen/20090815elpepuage_2/Tes) y no puedo dejar de partirme el ojete. ¡Pobre, Bob! Un compositor nominado al Premio Nobel de Literatura teniendo que explicar a la agente de policía: “Oye, perdona, que yo no soy ningún tirado, que soy Bob Dylan, el de Like a Rolling Stone; si hasta tengo una revista con el nombre de esa canción, ¿es que no has escuchado nunca Blowing in the Wind?”. Y la agente, de nombre Buble, como los chicles, que tiene delante a un tío viejo, con un chándal negro y dos chubasqueros: “Que sí, abuelo, que mi padre es un gran amigo tuyo. Venga y acompáñeme a su casa. ¡Ah! ¿Qué quiere comprar una casa por aquí, tío loco, digo tío Bob?”.

Y en éstas que el creador de Highway 61 Revisited, el músico posiblemente más influyente del siglo XX, se las tiene que ver con otro agente, que viene a confirmar las sospechas de la agente de que “ése no es Bob Dylan, coño: Bob Dylan lleva siempre una armónica, pelo largo rizado y es cuarenta años más joven”.  ¡Pobre, Bob! Y en verdad que la respuesta estaba en el aire, porque un poco más y tienen que personarse Mick Jagger y Paul McCartney, previa presentación del DNI o NIF, para confirmar la identidad del “viejo chiflado”. Igual tampoco hubiera valido, porque quién iba a creer a dos tíos nacidos en la Gran Bretaña en Estados Unidos.

Total, al final, Bob Dylan pudo demostrar que sí, que él era Bob Dylan; que era verdad que estaba de gira y que también era cierto que estaba por el barrio buscando una casa en venta… Probablemente Bruce Springsteen, Van Morrison, Tom Petty, Bono, Tom Waitts, Iggy Pop o Nick Cave le podrían haber aclarado a la policía que ése hombre al que estaban arrestando era uno de los mayores genios del siglo XX, aunque puede que el problema fuera, simplemente, que no se presentó como Robert Allen Zimmerman… Seguro que la agente Cheiw lo hubiera reconocido de inmediato.

Bob Dylan: poeta y vagabundo

Bob Dylan: poeta y vagabundo

21 razones por la que es mejor quedarse en casa a ir a un concierto de U2 en Dublín del que tienes entradas

25 julio, 2009

1. Odias los aviones, te evitas un vuelo de tres horas y media.

2. Odias todavía más gastarte 400 euros para volar y estar un día y medio en una ciudad que está a más de 2.500 kilómetros de tu casa.

3. Seamos realistas: de Málaga a Holy Head hay casi 3.000 kilómetros (sólo la ida). 27 horas de viaje en coche (sin paradas). Alrededor de 400 euros en consumibles y peajes. Paso por el Canal de la Mancha. Ferry hasta Dublín. Pues, igual, no entra dentro de lo razonable.

4. No seas agonía. Ya lo has visto en Barcelona. A fin de cuentas, que va a variar en Dublín: ¿tres o cuatro canciones diferentes?, ¿el ambiente enloquecido de los profetas en su tierra?…

5. Hoy, 25 de julio, a la hora del concierto, como mal menor, te puedes poner el dvd del espectáculo en Slane Castle. En Dublín, desde tu casa, ¡casi lo mismo!

6. No te dejes engañar por las buenas críticas del primer concierto en Dublín. Seguro que las crónicas estaban escritas antes de que comenzara el show.

7. Tirar dinero de vez en cuando es bueno (?). Te ayuda a no perder la perspectiva de las cosas importantes de la vida: hacer la cama, mantener el suelo limpio, lavar los platos, preparar los trabajos del lunes que no servirán el martes, etecé.

8. Bono está viejuno, y está más pendiente de las visitas a la ONU (“Bono, quédate, te damos merienda, almuerzo, cena…”).

Bono

9. Si vas tú, habrá alguna cagada en el One, pues eres tú el que traes el calino a la canción.

10. Un concierto de U2 tienes más anuncios que un programa de Telecinco.

11. Como acudas a otro espectáculo tan grandioso de luces y colores, te va a dar un ataque epiléptico… y tu dominio del inglés no está para muchas bromas.

12. Si cantan Stay o Mysterious Ways, básicamente te jodes (¡vaya mierda de argumentación!).

13. La hormiga gigante esa, no parece muy consistente, mejor no exponerse por segunda vez…

Hormiga

14. Irse a un concierto fuera de tu país, sin estar de vacaciones es una locura. Es como si enlazaras dos semanas sin parar de trabajar ni un instante.

15. Es un buen pretexto para congraciarte con los “modernos”. “Fíjate tú, que tenía entradas para un concierto de U2 en Dublín y no me he dignado a ir”. Vamos, no le queda otra que pensar que eres gilipollas (opción, 90% probabilidad) o que eres un “tío guay”.

16. Los que tenían los asientos de al lado estarán más cómodos, dispondrán de espacio adicional donde sentarse, tumbarse, soltar la camiseta, vomitar o arrancar la silla. Piensa en que estás haciendo algo bueno por otras personas (que jamás lo sabrán ni te lo tendrán en cuenta).

17. Seguro que el 0,000001%, o menos, de lo que pagamos por las entradas se destinará a alguna causa humanitaria. Bueno, si no, al menos servirá para mantener en buenas condiciones el jet privado de la banda.

18. Hemorroides + Botes = Mala Idea.

19. Podrás ver el programa La Noria en directo: eso no hay dinero con que pagarlo.

20. Mis amigos que han estado en Dublín dicen que la peña allí es muy rara. Cuando les haces una pregunta, aunque no te entienda, no paran hasta que consiguen ayudarte. ¡Podría ser un choque cultural traumatizante para un español! (¿Dónde está la filosofía de escurrir el bulto, del “siga recto hasta el final, y después la segunda a la izquierda; ya por allí pregunte”).

21. El que no se conforma es porque no quiere. Es un buen ejercicio de autosugestión.

P.D. Como habréis deducido, el autoengaño no ha funcionado… ¡¡Mierda!! ¡Voy a tener que dejar de leer libros de Paolo Coelho!

Los reyes del rock, pese a los “peros”

1 julio, 2009

Puestos a ser críticos, podemos decir que en determinadas zonas del estadio había momentos en que no se escuchaba demasiado bien (algo que me podrían contradecir los que estaban en las zonas al aire libre). Podríamos comentar que hacer de una de las mejores canciones del disco una versión maquinera, como fue el caso de I´ll go crazy if I don´t go crazy tonight, en plan canción del Pop no mola nada (pero también cientos de personas que se “volvieron locas con el tema” me podrían mandar a freír espárragos). Lo que nadie puede negar es que cuando va a finalizar el concierto, cuando tras hacer una brutal Where the streets have no name, le toca el turno al Himno de U2, la canción que puede que estuviéramos ansiando la mayor parte de los que estábamos allí: el One; cagarla en ese momento, es de las Cagadas con mayúsculas, épicas. El estadio extasiado, noventa mil personas allí, completamente expectantes y, de repente, te encuentras escuchando algo que no habías oído en tu vida. Observas a The Edge girar la cabeza y fulminar, en plan Darth Vader, a uno de los técnicos… Y Bono, cada vez más cabreado: “Stop, The Edge“. Sí, sí, todo ese en medio de la canción con la que cierran sus conciertos U2 (antes de los bises). Parada de la canción, nos quedamos con cara de palo y Bono que vuelve a cantar: “Did I disappoint you or leave a bad taste in your mouth?”. Creo que hasta Bono vería lo irónico de reiniciar la canción con esta frase (“Te decepcioné o te dejé un mal sabor de boca?”). Sigo pensando que ponerse la camiseta del Barcelona fue el auténtico gafe. Y de ahí a lo del bis, en el que tampoco estuvieron muy atinados, parecía que les podía el cansancio y el cabreo… Y no quiero hablar de las múltiples inserciones de campañas de beneficiencia, pues como decían los de Muchachada, Bono es “rock” y “compromiso”: África, agua, Aung San Suu Kyi…

Y pese a todos los peros habidos y por haber, el estreno de la gira mundial de U2, en el concierto de Barcelona de ayer 30 de junio fue colosal, apabullante. También era la primera actuación en directo, con lo que errores iba a haber (el de sonido puede que no tenga la oportunidad de volver a pringarla). Tras vivirla en directo, no puedes dejar de sonreír cuando oyes comentarios despectivos sobre los viejunos U2 y lo que molan los conciertos de grupitos que han sacado un par de discos o tres, y a los que se pretende encumbrar…

Lo siento, pero no… El Rock, le duela a quien le duela, es un concepto, que abarca no sólo un buen directo, una imagen o un conjunto de canciones de calidad. El Rock es un espectáculo. Podríamos decir que una abstracción de cosas concretas, algo con mucho de paradójico y con mucho de fe por parte de los componentes de la banda. Y está claro que en eso sólo hay dos grupos en el mundo que se lo puedan permitir: U2 y los Rolling. Por mucho que lo intenten, el resto de grupos todavía están en el nivel de tirar piedras con hondas, mientras que estos dos tienen a su disposición tanques de última generación. Sólo con la puesta en escena arrasan, marcan unas diferencias abismales.

El  gigantesco macroescenario de inspiración gaudiana, un juego de luces desplegables enorme encima de escenario, escaleras giratorias, conexión en directo con la Estación Espacial, chaquetas galácticas… A todo ello le sumamos las canciones del nuevo álbum, empezando por Breathe y acabando por Moment of surrender, seguido por los clásicos de los clásicos: Pride, With or without you, Sunday bloody Sunday, I still haven´t found what I´m looking for, aderezado por temas maravillosos que no suelen ser asiduos en sus conciertos como Ultraviolet o In a little while, y sumado al recordatorio que tributaron a Michael Jackson (era conocida la rivalidad Michael Jackson-U2, principalmente en el choque entre los Bad/The Joshua Tree y los Dangerous/Achtung Baby), a quien dedicaron Angel of Harlem (con interpolaciones de estrofas de canciones de MJ como Man in the mirror). Todo suma. Detalle tras detalle. Y al final, no puedes negar lo evidente: esto es uno de los mayores espectáculos que puedes presenciar actualmente en el mundo. Los “peros” aquí valen poco.

Listado de canciones U2, concierto 30 de junio en el Camp Nou (Barcelona):

Breathe
No Line on the Horizon
Get On Your Boots
Magnificent
Beautiful Day
I Still Haven’t Found What I’m Looking For
Angel of Harlem
In A Little While
Unknown Caller
Unforgettable Fire
City of Blinding LIghts
Vertigo
I’ll Go Crazy If I Don’t Go Crazy Tonight
Sunday Bloody Sunday
Pride (In The Name of Love)
MLK
Walk On
Where The Streets Have No Name
One
——-
Ultraviolet
With Or Without You
Moment of Surrender

P.D. Como se puede ver, siguen, de momento, en el olvido el Pop, el Zooropa y el October, algo que fue habitual en el Vertigo Tour.

Aclaración

28 junio, 2009

Bueno, como veo que hay mucho despistado y gracioso. Recordar, para las personas que vienen de Marte, que el que ha fallecido es MJ: Michael Jackson. El “Rey del Pop”, no “Dios”. ¡Larga vida a Michael Jordan!

Y de nuevo, el vídeo más brutal de Michael Jackson, con una coreografía que te pone los bellos de punta: Smooth Criminal.

P.D. Si la leche esta no funciona, presionar dos veces sobre la imagen para ir a YouTube

Paint it black (lyrics)

9 mayo, 2009

I see a red door and I want it painted black
No colors anymore I want them to turn black
I see the girls walk by dressed in their summer clothes
I have to turn my head until my darkness goes

I see a line of cars and they’re all painted black
With flowers and my love, both never to come back
I see people turn their heads and quickly look away
Like a newborn baby it just happens ev’ryday

I look inside myself and see my heart is black
I see my red door and it has been painted black
Maybe then I’ll fade away and not have to face the facts
It’s not easy facing up when your whole world is black

No more will my green sea go turn a deeper blue
I could not foresee this thing happening to you
If I look hard enough into the setting sun
My love will laugh with me before the morning comes

I see a red door and I want it painted black
No colors anymore I want them to turn black
I see the girls walk by dressed in their summer clothes
I have to turn my head until my darkness goes

Hmm, hmm, hmm…

I wanna see it painted black, painted black
Black as night, black as coal
I wanna see the sun, blotted out from the sky
I wanna see it painted, painted, painted, painted black
Yeah

1966. Año en el que reinan en la música Bob Dylan, que revolucionó la música rock el año anterior con Like a Rolling Stone; The Beach Boys, que sacarían a la luz en este año Pet Sounds y, por supuesto, The Beatles, que antes del Pepper´s publicarían una obra, Revolver, que si bien a mí, particularmente no me hace ni puta gracia, en su momento fue aclamada como una obra de ingeniería musical.

Asimismo, en este año un joven Jimmi Hendrix apuntaría sus maneras con Hey Joe; el mismo Hendrix que dejó, literalmente, atonitos a los miembros del efímero supergrupo Cream, que con Eric “manolenta” Clapton, Jack Bruce y “Ginger” Baker estarían en la  cima de la música durante un par de años.

En ese año, los Rolling Stones publicarían Paint it, Black, escrita por Jagger y Richards, como sencillo en el Reino Unido, y posteriormente formaría parte del álbum Aftermath en su versión norteamericana. Si bien ya antes habían lanzado su megaconocido tema (I can get no) Satisfaction, lo de esta canción es diferente, especial (hasta el lío de las comas ahora tiene su gracia). Probablemente representaba la esencia de unos Stones que se contraponían (en teoría) a unos más blandos Beatles, ellos eran el Let it Bleed del Let it Be. Y que tendrían una carrera meteórica en los finales de los sesenta y principios de los setenta con sus discos Beggars Banquet (1968), Sticky Fingers (1971) y, entre otras, la colosal obra Exile on Main Street (1972, atención a la canción Let it Loose y a una portada que veinte años después imitarían los U2 en su Achtung Baby).

Quizás sea la canción de los Rolling que más haya ganado con el paso de los años. Su inclusión en los créditos finales de La Chaqueta Metálica de Kubrick (si bien el tema no aparecía en la B.S.O.) sirvieron para cimentar una popularidad que se ha ido transmitiendo de generación en generación. En Andalucía, hasta Medina Azahara hizo una más que respetable versión (http://www.youtube.com/watch?v=-VuKvnz2NZg).

Y aquí la tenemos, resistiendo el paso del tiempo, “painted, painted, painted, painted black”. Y nos seguimos volviendo locos cuando distinguimos los acordes y vemos a un viejuno Jagger entonar el “I see a red door and I want it painted black” (http://www.youtube.com/watch?v=DP2VyquMAaM&feature=related).

Sólo el One me puede hacer sentir algo similar a las emociones que desatan en mí este Temazo (con mayúsculas). ¡Viva The Rolling Stones! I wanna see it painted black

P.D. Como epílogo, un nota haciéndose un 100% en el Guitar Hero en el modo experto. ¡Atieeeeende!: http://www.youtube.com/watch?v=FZwSzlizy40&feature=related

Post especialmente dedicado a AM, a AK y a JDC.

Los 40 ¿Principales?: bajada a los infiernos

15 marzo, 2009

Lo de la crisis va a ser cierto, y no sólo económica, sino que va a ser una crisis global. Los ciclos de Schumpeter se pueden aplicar a todos los ámbitos de la vida. Una de las últimas víctimas de esta bajada a los infiernos ha sido la popular cadena de radio-televisión Los 40 (Principales).

La cadena que en su tiempo representaron Fernandisco y aquel hombre ilusionante que era Joaquín Luqui está volviendo a su “antiguo glamour”. Hace algo más de una década cuando el número 1 de su “popular” lista iba variando cada semana (salva contadas excepciones nadie repetía), era también vergonzoso que en más de 50 semanas los números uno que se pudieran calificar como “decentes” se pudieran contar con los dedos de una mano. De hecho, al hacer el recopilatorio con los números uno del año, te saldría un disco absolutamente infumable, así que para corregirlo echaban manos de canciones que a lo mejor no habían llegado a la mitad de la lista, pero que gozaban del favor del público (eso sí, no sé cómo coño hacían las listas que no había manera de que una canción decente llegara a encabezar la clasificación). Eso sí, hasta el single más aburrido de la Carey (no la actriz porno), de Dalma, de Sanz y de su selecto grupillo cuarentiano metían todos sus puñeteras canciones en el número uno… De hecho, recuerdo que cuando veía el programa que repasaba la lista, lo cambiaba cuando llegaban a los diez primeros.

Esa tendencia pareció corregirse hace unos cinco o seis años. Entonces, no sé muy bien qué pasó, si cambió el jefe de contenidos o vete tú a saber porqué empezaron a encabezar la lista de Los 40, canciones y grupos que habrían sido automáticamente defenestrados sólo un par de años atrás. Gente como Coldplay, Keane o Snow Patrol también podían aparecer en los primeros puestos, e incluso llegar al número uno. Podías poner Los 40 no sólo para hacer tuning, sino también con la esperanza de escuchar canciones que te gustaran…

Claro, el ciclo ha vuelto a cambiar, para muchos ahora volvemos a estar en el top de la montaña, para otros, de nuevo se ha convertido en un emisora casi insufrible. Se suceden unos números uno que nos dan patadas a muchos en el estómago: gente como mi “querida” Amaia Montero o el “nominable”, según Risto, Carlos Baute ven la luz y semana tras semana nos meten patadas en los genitales…

Y todo esto he detectado que ha venido ocurriendo desde, más o menos, que cambiaron la página web. El nuevo site (que, por cierto, en según qué versión del Explorer se ve una puta mierda; ya les vale a esta peña, gastarse un dineral en una web y ni siquiera asegurarse de que funciona bien en el jodido Explorer) viene a reflejar el giro de Los 40. Again, las noticias que copan sus páginas son… uff, sin comentarios.

La web de la Rolling (la americana, claro), por mucha mierdaca que pueda meter, al menos te hace reflexionar, te da vidilla cuando la lees. La de Los 40 está más por hacer que te salga una úlcera. Puto Schumpeter. Bueno, supongo que esto es como un libro, necesitas que haya partes aburridas, para que se realcen las mejores partes. Aunque lo de esta cadena sería un libro de 1.000 páginas, con giros interesantes cada 250 páginas… En fin, como respondió un ateo cuando le vieron leyendo la Biblia: “hay que conocer los puntos débiles de los rivales, para ‘atacar’ con conocimiento”.

Primeras fechas de la gira de U2 en Europa

9 marzo, 2009

Cuatro años después, volveremos a tener la ocasión de ver a los irlandeses en directo. Para reivindicar su condición de “banda más grande del mundo”, que muchos podrán poner en duda, van a llevar al escenario una plataforma que da nombre a la gira U2 360º Tour. En este ya no es cuestión de opiniones, sino de parné, y cuando la pela manda, sólo los Rolling y U2 se pueden permitir determinados espectáculos.

La gira comenzará en Barcelona, en el Nou Camp (bendito 7 de agosto de 2005), el 30 de junio de 2009. (¿Imitando a Coldplay?).

Las fechas en Europa del primer tramo son las siguientes:

– Martes, 30 de junio de 2009. Nou Camp, Barcelona, España.
– Martes, 7 de julio de 2009. San Siro, Milán, Italia.
– Sábado, 11 de julio de 2009. Stade de France, París, Francia.
– Miércoles, 15 de julio de 2009. Parc des Sports Charles Ehrmann, Niza, Francia.
– Sábado, 18 de julio de 2009. Estadio Olímpico, Berlín, Alemania.
– Lunes, 20 de julio de 2009. Amsterdam Arena, Amsterdam, Holanda.
– Viernes, 24 de julio de 2009. Croke Park, Dublín, Irlanda.
– Viernes, 31 de julio de 2009. Ullevi Arena, Göteborg, Suecia.
– Jueves, 6 de agosto de 2009. Slaski Stadium, Chorzow, Polonia.
– Lunes, 10 de agosto de 2009. Maksimir Stadium, Zagreb, Croacia.
– Viernes, 14 de agosto de 2009. Wembley, Londres, Gran Bretaña.
– Martes, 18 de agosto de 2009. Hampden Park, Glasgow, Gran Bretaña.
– Jueves, 20 de agosto de 2009. Don Valley Stadium, Sheffield, Gran Bretaña.
– Sábado, 22 de agosto de 2009. Millennium Stadium, Cardiff, Gran Bretaña.

De momento, la página oficial www.u2.com no ha anunciado ni precios ni fecha exacta de inicio de la venta de entradas. Habrá que estar atento, me sé de uno que fue a una tienda al día siguiente de la venta de entradas en un concierto en Madrid y que quedó como un lelo. ¿Será verdad que los precios serán “asequibles”, como ha señalado Bono?

U2 y el Real Madrid

2 marzo, 2009

Como soy fan de U2 y simpatizante del Real Madrid (de fútbol, que no de baloncesto), no tengo la más mínima preocupación por ser imparcial, pero me resulta desternillante las similitudes, a veces absurdas, que encuentro en el tratamiento que se da a ambos en prensa y foros. Supongo que debe ser mérito de los irlandeses y los madridistas levantar tantas pasiones y polémicas, haciendo prácticamente imposible discernir críticas más o menos objetivas. Mejor para ellos, que se benefician de la controversia.

El Real Madrid (siempre hablando de fútbol), por ejemplo, si hiciéramos caso a lo que comentan algunos medios, es un equipo que en los últimos diez años ha estado nueve y medio en crisis, jugando de pena y siempre al borde del abismo. Eso sí, en este tiempo ha ganado 4 ligas, 3 supercopas de España, 1 copa Intercontinental, 1 supercopa de Europa y 2 copas de Europa (ahora la llaman Champions). Si la crisis económica es la misma que la de este equipo, BMW y Mercedes se van a poner las botas.

Este año, como no cabía de esperar, es otra temporada “de vergüenza” del Real Madrid, aburriendo hasta las ovejas y con más abucheos que en los últimos combates de Mike Tyson. Eso también, Manu Sánchez, el mejor Barcelona de la historia, el que verdaderamente asombra y maravilla, le saca sólo cuatro puntos, que la semana que viene podrán ser los mismos o más o menos (¡madre mía, voy para presentador de deportes de Canal Sur -“si hubiera entrado entre los tres palos, hubiera sido gol”-!), pero que para estar jugando tan mal supongo que ya es todo un logro.

A U2 le pasa algo parecido. Si bien los de Bono, parecen tener a su Marca o As en la Rolling Stone o en Q, acorde a otros medios especializados no han hecho nada decente desde el Achtung Baby. Hasta en Almería ha llovido y tronado desde 1992, pero con esos cuatro álbumes tan reguleros que han sacado en los últimos 17 años (sin contar el nuevo ni las recopilaciones) han vendido alrededor de treinta millones de discos  y ganado 17 premios Grammy, que serán todo lo comercial y deleznable que se quiera, pero, bueno, a falta de mejor referencia, siguen siendo poco menos que el Nóbel de la Música. Además, pocos grupos o cantantes conozco que se hayan negado a tal reconocimiento, parece que sólo Woody Allen y Marlon Brando tienen la suficiencia para “reírse” de los premios de las academias (“¡Ah! ¡El Señor Oscar me llama! Pues dile que no puedo ir, que tengo que tocar el clarinete. Nada. Muchas gracias. Un cordial saludo -reminiscencia Digital Plus-!”).

El otro día, por ejemplo, estaba escuchando en la radio un programa en el que había cinco o seis jóvenes que estaban haciendo una crítica del nuevo single (Get on your boots). Pues resulta que, fueron honrados y ya lo dijeron de antemano, a ninguno de ellos le gustaba U2. ¡Sí, sí! A ninguno le gustaba la banda de The Joshua Tree; nadie era medio-fan de los creadores de One, With or Without You o Beautiful Day. ¡Joder! ¡Si por probabilidad estadística tendría que salir al menos uno! ¿Harán algún cuestionario similar al de la entrada en USA en los programas y revistas “modernitos/as” (“¿Ha estado usted alguna vez condenado por actividades terroristas?”; “¿Entre sus gustos musicales se encuentra U2?” “No, coño, qué clase de perturbado te has creído que soy”). No me extrañaría que una gran cantidad de  medios de comunicación hayan hecho (o vayan a hacer) la crítica de No Line on the Horizon leyendo sólo los títulos de las canciones (es lo “bueno” del Periodismo, puedes dejar las crónicas, artículos, reportajes y críticas antes de que sucedan las cosas: ¡viva la veracidad vivaz!).

A sus “líderes” les pasa algo similar. Hagan lo que hagan, Raúl y Bono (“estrella del rock y comprometido”), Bono (“rock y compromiso”) y Raúl, en según qué medio van a recibir hostias como panes. Raúl lleva acabado y sobra desde hace siete u ocho años y no es que se pueda negar que ha hecho varias temporadas más que tristes, pero al menos en las dos últimas al pobre hombre habría que reconocerle algo (0,53 goles de media en partidos oficiales, según los datos de la Wikipedia), por muy mal que te caiga. A lo mejor es hasta bueno para él, que las críticas parecen revitalizarlo. Hay gente “pa tó”.

A mi querido Bono le crean hasta plataformas para que no se meta en temas políticos. Personas del año por la revista Time (junto a Bill -el del Window Vista- y Melinda Gates) en 1995 y nominado al Nóbel de la Paz, al colega le llueven palos por sus actividades político-humanitarias. Que sí, que vale, que sirven de promoción: ok; que en vez de gastarse el dinero en lujo y comodidades los podría donar a ayudar al Tercer Mundo: también (conozco a un montón de gente rica que se ha ido a vivir a una cabaña y ha donado toda su fortuna… Eso sí, una vez pobres, ni puto caso, ni poder mediático, ni leches en vinagre)… Total, que si hace caso a las críticas, el irlandés debería dedicarse exclusivamente a la música y no meter las narices en otros asuntos: ¿a quién le importa que su actividad -por muy interesada que sea- pueda ayudar a que se le condone parte de la deuda a los países más pobres del mundo?, ¿para qué sirve que organice eventos y promueva organizaciones para paliar el hambre en África si su espíritu no es completamente puro? Toda la razón del mundo, salvo con el matiz de que me da a mí que al niño desnutrido de la aldea, del pueblo o la ciudad más empobrecida del planeta, al final le va a resbalar la “pureza ideológica” (que probablemente nunca exista) y prefiera que le lleguen las vacunas, la comida o el agua potable, que se “conforme” con sobrevivir.

Por supuesto, pena por ellos, ninguna. Por mucho ruido que hagan las críticas, al final vociferan más “los incondicionales”, que le verán el lado positivo al catenaccio de Capello o a la estridencia del Pop. Mientras tanto, Real Madrid y U2, Bono y Raúl, se podrán partir el culo con todo el tinglado: “Ladran, Sancho…”.

Nosotros, por suerte, siempre nos podremos echar unas risas con la visión chanante de la realidad (en este caso boniana: “¡Bonoooooooooooooor!” ): http://muchachadanui.rtve.es/celebrities-bono.html

La Rolling Stone me excita mogollón: la megaencuesta del álbum del 2009

28 diciembre, 2008

¡¡Cómo me gusta la Rolling!! Cada día me gusta más, sobre todo su edición digital. Lo mejor, los detalles, dignos del diario El Mundo. Hacen cosas brutales, desde putear razonadamente a Georgie Bush a hacer megaencuestas hiperatractivas. La última de ellas merece ser mencionada, porque está claro que cuando la hicieron o estaban de coña o estaban bajo los efectos de sustancias psicotrópicas.

La encuesta en cuestión es la siguiente, bueno por lo menos a día de hoy todavía está: ¿por cuál de los álbumes de 2009 estás entusiasmado (expectante)? Cuatro respuesta. Primera opción: Bruce Springsteen, el Boss,  uno de los cantantes de referencias de la música rock, que desde los setenta ha estado en la cresta de la ola. Segunda opción: U2, le pese a quien le pese, el grupo de rock más grande del mundo, sólo los Rolling se le pueden comparar. Tercera opción: Green Day, tras su American Idiot, elevaron su estatus al de megaestrellas, lejos de sus devaneos punkies del Dookie. Un representante de los setenta, otro de los ochenta y otro de los noventa. Parece que hay una lógica en esta encuesta, ¿verdad? Por la regla de tres el siguiente grupo (o cantante) debería ser alguien que marque la pauta de esta década… Y el elegido/a es… ¡¡KELLY CLARKSON!! Sí, sí, cómo lo oís. Han metido en el mismo saco que a Springsteen, U2 y Green Day a una ganadora del OT americano. Ni que decir tiene que es la que va ganando la encuesta.

Cuando vi la encuesta me sonaba a las típicas preguntas del Smonka que tienen tres opciones serias y una de coña. ¿Quién dirigió la película Toro Salvaje? A. Martin Scorsese. B. Francis Ford Coppola. C. Ridley Scott. D. Juanito Valderrama. Y en ese momento, el público suelta una risotada ante la patochada de Ernesto Sevilla.  Lo de la Rolling suena a lo mismo, estaban ya con las coñas y a quién ponemos en cuarto lugar, y algún gracioso dijo: “a la Clarkson”, y  todos allí partidos el ojete. “Sí, sí, buena idea”. Y así estamos, con ese tipo de encuestas (www.rollingstone.com).

Es que ya no hay sentido común, señores, es cómo si hicieramos una encuesta de quién es el mejor jugador de la historia del fútbol y diéramos como opciones a Pelé, Maradona, Di Stéfano y… David Beckham… ¡y encima ganaría el inglés! O si trasladáramos la pregunta al baloncesto y las posibilidades fueran Michael Jordan, Wilt Chamberlain, Magic Johnson y Gilberto Arenas (aquí, creo que ni así se metería con dios).

A lo mejor, la Clarkson ha dicho que va a salir en pelotas en su próximo álbum y yo desconozco el dato. Entonces, bueno, ya todo cambiaría. Aun así, voy a sacar mi bola de cristal y usando mis poderes adivinatorios y voy a facilitar las críticas de los cuatro álbumes acorde a la Rolling. Atentos a este acto de presdigitación, pues lo único que sé es que U2 sacará el disco en marzo y se llamará No line on the horizon. Con esta única información puedo señalar que la Rolling puntuará los álbumes de la siguiente manera: Bruce Springsteen, cinco estrellas; U2, cuatro estrellas; Green Day, cuatro estrellas; Kelly Clarkson, cuatro estrellas (¡¡atiende!!).  Así, en plan bocazas, a ver si no me descamino mucho…

Una vez dicho todo esto, yo también voy a hacer la misma encuesta que la Rolling, añadiendo un quinto elemento, esencial desde mi punto de vista, a ver si los resultados son científicos y coincidentes. He aquí la susodicha encuesta…

Un fan reprimido de The Beatles

18 noviembre, 2008

Sí, lo siento, lo confieso, me gustan los Beatles. Los culturetas pensarán que eso mola. Los modernos que eso está desfasado, pero yo no me refiero a la música, sino más bien al concepto del cuarteto de Liverpool. Ahora que Sir Paul McCartney (sí, el que fumaba maría en el Palacio de Buckingham sin invitar a Chabeli II) ha confesado que van a sacar una “canción” inédita, tema mítico para los idólatras de la banda Carnival of Light, en el que durante 14 minutos hacen el soplapollas y que, seguramente, si sale a la luz todo el mundo, empezando por la Rolling Stone, calificará como “maravilla”, “prodigio”, “obra maestra”, etecé, etecé, etecé, salvo los más fashions, que dirán que es una aberración y una mierda (o boñiga o mojón o sorullo). Yo, por mi parte, habiendo escuchado los comentarios de McCartney me decanto que va a ser una obra auténticamente meritoria de estar en todos los Guggenheim del mundo… No te digo “ná” y te lo digo “tó”.

Pero a lo que iba, que a mí de The Beatles lo que me gusta es toda la parafernalia que conllevan. Por ejemplo, inventarse un grupo paralelo y sacar un disco con múltiples personalidades históricas (en la que, por supuesto, estaban ellos por duplicados). Aparte del Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band, el grupo tiene el mérito de que prácticamente todos sus álbumes están considerados de “culto”, inclusive el para mí insoportable Revolver… Sobre gustos… O el hecho de que tanto Lennon como McCartney estén en posiciones de cabeza entre los mejores cantantes de la historia, según la Rolling (????).  Por no decir sobre sus comentarios de “somos más famosos que Jesucristo” o el hecho de que Lennon fuera asesinado por un fan que quería pasar a la historia (mejor, con letras minúsculas). Ni que decir tiene que por su culpa Abbey Road es una de las calles del mundo en que más insultos puedes aprender. Y que Ringo todavía seguirá contestando las cartas a sus fans, aunque haya pedido públicamente que le dejen de escribir (me parece que iba por marzo del 68). Con respecto al pobre Harrison, le perdonaremos que escribiera ese puro llamado Within You Without You (no confundir con la fabulosa canción de U2), pues mi primer contacto con ellos fue su Got My Mind Set On You (para una vez que el pobre George logra un número uno en solitario, resulta que es una versión de una canción del año de la castaña)…

Pero, sobre todo, y muy por encima de todas estas nimiedades, a mí lo que realmente me fascina de The Beatles fue el corte de pelo característicos de sus componentes (el de la cabeza, me refiero). Es decir, hay que ser muy grande para ir peinado de esa manera y triunfar, muy pero que muy grandes… Con ese flequillo que ofende a la vista y que volvía locas a las adolescentes (y a sus madres y a algunas de sus abuelas). Fíjate tú si he llegado a ser beatlemaníaco, que llevó ya más de medio año sin pasar por la peluquería. Mi “peinado” es inclusive más horrible que él que ninguno de ellos llegó a soñar. Eso sí, todo el posible éxito de ese look lo fundieron ellos: aunque el gorila se vista de seda…

Los mejores cantantes de la historia (?)

12 noviembre, 2008
Puesto 58 entre los cantantes, según la Rolling... ¡¡Muy mal Rolling Stone!!

Puesto 58 entre los cantantes, según la Rolling... ¡¡Muy mal Rolling Stone!!

Dentro de que tiene sus defectos, como todo, desde hace bastante tiempo me gusta seguir la Rolling Stone (www. rollingtone.com); me refiero a la versión americana y no a la edición light española (la Coca-Cola de toda la vida, por favor).

Pues en una de estas ocurrencias que tienen de vez en cuando de hacer ránkings, que a los estadounidenses les mola cantidad eso de hacer clasificaciones y estadística, tanto objetivas como de dudoso criterio, ahora han sacado a la luz una lista con los 100 cantantes más grandes de la Historia (http://www.rollingstone.com/news/coverstory/24161972). Anteriormente nos habían ofrecido sus famosas y controvertidas listas de los mejores álbumes, mejores canciones, mejores grupos y mejores guitarristas. Salvo en el último apartado, en los otros tres hubo bastante polémica por el gusto de la revista de Jan Wenner de encabezar todas sus clasificaciones por peña que desarrollaron su carrera antes de los ochenta, por su omisión de cualquier grupo o cantante que no componga en inglés y por la “discriminación” de según qué tipo de música.

Aun así, suelen ser listados dignos de ojear, en los que puedes encontrar artículos interesantes sobre gente que ha hecho bastante por la música moderna (para bien o para mal) y escrito por artistas, lo cual le da un valor añadido al punto de vista, pues si la opinión te la está dando Robert Plant, Billie Joel, Alicia Keys o Iggy Pop, como mínimo, un respeto se merece.

En esta ocasión, como no podía ser menos, los cabezas son los “viejunos”, cantantes nacidos en los años treinta, principalmente, muchos de ellos ya fallecidos. En cabeza, Aretha Franklin, pero la sorpresa es cuando te encuentras a gente como John Lennon en el quinto puesto o Bob Dylan en el séptimo, y entre los dos esa voz excepcional que fue Marvin Gaye. ¿Qué criterio han seguido para cometer tal atropello? Ni zorra, supongo que habrán valorado mucho también la capacidad como compositor o la creatividad o la innovación, porque si no es de esa manera, el listado carece de sentido alguno, y se convierte en poco menos que en las preferencias del editor de la revista, Jann Wenner.

En los comentarios que van dejando los lectores, como era de esperar, ya están lloviendo las críticas.

Por cierto, si buscáis a alguien joven, lo lleváis de culo: mi delicisiosa Christina Aguilera, en el puesto 58, es la primera de las artistas (o artistos) nacidos después del 70. Por esa razón, he colocado una foto de esta monumental belleza. (Además, las de Aretha Franklin o John Lennon están en blanco y negro). ¡Va por ti, Musa!

U2 en tres dimensiones

14 octubre, 2008

Entras en la sala y te facilitan unas gafas megahorteras, que seguro que harían las delicias de Bono. Buscas, con torpeza tu asiento (es lo que tiene si no te quitas las gafas) y te dispones a disfrutar de un espectáculo de los buenos si eres fan de U2, si no… también. Tener la oportunidad de disfrutar de un concierto casi como si estuvieras encima del escenario es alucinante. Si además se trata de uno de los grupos que mayores artificios llevan siempre a cuesta (probablemente sólo los Rolling se les puedan comparar en ese apartado), pues entonces es ya absolutamente brutal.

El concierto documental fue grabado durante el último tramo del Vertigo Tour en Sudamérica, pero a lo largo de sus 85 minutos se ha ido seleccionando prácticamente lo mejor, o más bien, lo más conocido de los irlandases. Si no tuviste la oportunidad de asistir a uno de los conciertos de la última gira, éste es el mejor sucedáneo. Tendrás la ocasión de escuchar canciones míticas como Vertigo, Beautiful Day, Miss Sarajevo, Sunday Bloody Sunday, Where the Streets Have No Name, New Year´s Day o Pride (in the name of love).

Por supuesto el documental acaba, como todos los conciertos de U2, con esa maravilla llamada One. Y después, en el bis, se suceden The Fly (espectaculares los efectos de Motion que se incluyen durante esta melodía, muy en la línea Zooropa) y, por último, otra de las canciones que no necesita presentación: With or Without You. Mientras se sucedían los créditos y la gente comenzaba a abandonar la sala, se podía escuchar una versión acústica de Yahweh, la última melodía de How to dismantle an atomic bomb (sin contar el bonus track de según qué ediciones, Fast Cars). Para mi sorpresa, el público continuó desfilando sin reparar en que se estaban sucediendo en la pantalla algunos de los mejores momentos del evento, comparables a los instantes de “la Mosca”. En fin, cada loco a su tema…

En líneas generales, por la selección de canciones, se trata de un documental que si bien hará las delicias del fan de U2, por sus características parece destinado a cualquier amante de la música. La aplicación del 3D a un concierto completo era algo que no se había hecho hasta ahora (posiblemente porque tal lujo sólo se lo puedan permitir dos o tres grupos en todo el planeta).

En el apartado de lo malo, pues sinceramente la voz de Bono ya no es la que tenía en la gira Zooropa, posiblemente sea de los cuatro (Bono, The Edge, Adam Clayton y Larry Mullen Jr.) el que más flojea; pero como es el alma de la banda, casi podríamos decir que del Rock, pues se le perdona todo. Por otro lado, hay una serie de canciones omitidas que me sorprenden: I Will Follow y I Still Haven´t Found What I´m Looking For, son las que más me llamaron la atención que no sonaran (o hubo un momento en el que yo me empané (que también podría ser el caso). Tampoco estuvo Stay, pero esa creo que es ya para muy fan de U2.

Puede que dentro de unos años, esta fórmula se estandarice dentro del mundo de la música; pero mientras tanto, a la espera de que los irlandeses saquen su nuevo disco, tendremos que conformarnos con U23D.

Más información en: http://www.u23d.com.es/

El momento One fue de los más memorables

Homenaje a Jesús de la Rosa, de Triana

12 octubre, 2008

El 14 de octubre se cumplen 25 años del fallecimiento en accidente de tráfico de Jesús de la Rosa, voz y teclista en el mítico grupo de rock andaluz Triana. Todos los años, por estas fechas se rinde tributo al genial músico sevillano, alma y corazón de una banda que revolucionó el panorama musical español desde mediados de los 70 a principios de los 80. En esta ocasión, Zaguán homenajeó a Jesús en la Sala Vivero de Málaga.

Ellos se encargaron de interpretar canciones extraidas de los seis discos del grupo: El Patio (1975), Hijos del agobio (1977), Sombra y luz (1979), Un encuentro (1980), Un mal sueño (1981) y Llegó el día (1983). Estamos obviando aquí lo que se publicara posteriormente, una vez que Jesús perdió la vida. La influencia de Triana se extendió a través de Alameda, Medina Azahara y Tabletom directamente, pero también son seguidores confesos Manolo García, Miguel Ríos, Enrique Bumbury o, entre muchos otros, El Barrio.

Si bien la mayor parte del público estaba compuesto por treintañeros, también pude comprobar que había gente muy joven, los cuales probablemente hayan llegado a Triana a través de familiares o de Medina Azahara (como fue mi caso, aunque tampoco perteneciera a los más jóvenes que había en el concierto) o El Barrio.

Todavía se me ponen los vellos como escarpias cuando recuerdo el momento en el que se entonaba “Tu frialdad” o los veinte minutazos que Zaguán le dedicó a “Abre la puerta”: Abre la puerta niña / que el día va a comenzar / se marchan todos los sueños / qué pena da despertar. Palabras de un maestro.