Archive for 30 julio 2009

Cuatro chistes malos: Se abre el telón…

30 julio, 2009

Algo breve y liviano. Dedicado y promovido por los alumnos de DG de Gauss, principalmente a los del grupo 1, a los que les ha dado por despedir sus e-mails con un chiste malo-malísimo XD:

1. Se abre el telón y se ve un pitufo, se da la vuelta y enseña el culo
¿cómo se llama la serie?
Verano azul (ver ano azul)

2. Se abre el telón y se ve a un gitano entrando en una cuadra
¿cómo se llama la película?
El hombre que surrubaba los caballos

3. Se abre el telón y aparecen dos mandos de la play gigantes
¿cómo se llama la pelicula?
Super man/dos

4. Se abre el telón, aparece “El vaquilla”, se roba el telón

Si os sabéis alguno de un nivel tan digno, por favor, no os reprimáis y dejadlo en comentarios.

Anuncios

El paseo nocturno y las cucarachas del Mercadona

29 julio, 2009

“¡La cucaracha, la cucaracha ya no puede caminar, porque no tiene, porque le faltan las dos patitas de atrás!” (claro, todo esto, con musiquilla de fondo: hay que ponerle un poquillo de imaginación). Paseo nocturno con mi perra, un Cocker Spaniel bastante mono y porculero (¡qué se le va a hacer!). Lo de decir que vivimos en un barrio tranquilo es casi faltar a la verdad: da igual el día de la semana que sea, que apenas oscurece ni un alma en la calle… O eso te crees.

Llevas a tu animal de compañía (es que eso de “mascota” tiene un deje despectivo; está bien para el muñeco que anima a los Lakers o a los Grizzlies, pero no tanto para el animal que está en tu casa 22 horas diarias, hora más, hora menos) paseando por ese barrio, en el que por no molestar, apenas si hay algunas luces encendidas, supongo que para que no reflejen a los pobres viandantes que se aventuren a salir a “horas intempestivas” como las diez o las once de la noche.

Caminas con cierta impaciencia, pues eso de ir solo por la calle a oscuras por muy tranquilo que sea el sitio, no te termina de agradar la mayoría de las veces. A esto hay que añadir que la perra, que es un poco cabrona, te tiene dando la vuelta al ruedo porque sabe que no la vas a subir hasta que suelte sus excrementos. Así que paciencia, y a esperar a que suelte el mojonaco (por supuesto, vas equipado con tus bolsitas-ikea para recoger el fruto de su trabajo del día).

Hoy no lo has conseguido evitar. Te toca pasar por delante del Mercadona de esta zona; a través de las lunas puedes ver los cajeros vacíos. Prácticamente es lo más iluminado que hay en una calle digna de figurar en algunos pasajes de los libros de Harry Potter. Y como viene siendo habitual, detectas a esos seres diminutos que tanto repelús nos causan a la mayoría. No falla. Un par de ellas al menos. Con sus movimientos rápidos, siguiendo un objetivo que desconoces, pues no hay ningún contenedor cerca (¿o sí?)… Cortas la cuerda a tu perro, para evitar ingestas no deseables, y aceleras el paso.

“¡Vamos, Phoebe!”. Sientes una especie de alivio cuando dejas  atrás ese fragmento que apenas ocupa una veintena de metros. Y el animal, que por fin se compadece, suelta la morterada, en su posición de concentración. Lo recoges y te vas a casa. Hasta el próximo día.

Lo único malo es cuando te paras a pensar en cuál es el motivo por el que pululan esos insectos tan cerca del lugar en el que, casi a diario, realizas la compra, principalmente de comida. ¿Será el calor? ¿Serán las luces que proceden del interior? ¿Será el verano en sí?… Haré caso a la sentencia de Murakami: “En el mundo hay cosas que es mejor no saber”.

Ingresando en la Universidad de Lost

26 julio, 2009

22 de septiembre de 2009. La fecha ya está marcada en el calendario. En esa fecha se inicia el periodo de inscripción para la Universidad de Lost. El colmo del frikismo.

Yo, amante como pocos de la Universidad. Ocho años en ella, para aprovechar la mitad, he visto la posibilidad de aunar dos de mis aficiones: la serie Lost, por un lado; y la matriculación universitaria, por otra.

Que hay peña que le gusta gastarse dinero en las tragaperras. Pues en mí, con dos cojones, la ludopatía es reemplazada por el “vicio” de inscribirme en carreras a las que no me presento a ningún examen.

Lo del colega que ganó 505.ooo euros y seguía apostando, un mojón de cabra al lado de mi gusto por la Universidad. Empiezo a sentir el complejo Van Wylder, y no termino de asumir que esos años ya pasaron, sí, de una puñetera vez, por suerte o por desgracia.

Pero, por otro lado, quién se puede resistir a un temario que te incluye Historia: Escritura Antigua sobre las Paredes; Filosofía: Yo estoy Perdido, por tanto, Yo Existo; Ciencia: Supervivencia Básica en la Jungla, o entre otras, en Arte: Inspiración y  Expresión con Jack Bender…

Era lo que nos faltaba a los frikies de Lost, otro detalle con el que calentarnos la cabeza: http://www.lostuniversity.org/index.php.

Pobre Spinner, la bilis le tiene que estar corroyendo hasta la última célula del cuerpo… Es lo que tiene la Universidad.

21 razones por la que es mejor quedarse en casa a ir a un concierto de U2 en Dublín del que tienes entradas

25 julio, 2009

1. Odias los aviones, te evitas un vuelo de tres horas y media.

2. Odias todavía más gastarte 400 euros para volar y estar un día y medio en una ciudad que está a más de 2.500 kilómetros de tu casa.

3. Seamos realistas: de Málaga a Holy Head hay casi 3.000 kilómetros (sólo la ida). 27 horas de viaje en coche (sin paradas). Alrededor de 400 euros en consumibles y peajes. Paso por el Canal de la Mancha. Ferry hasta Dublín. Pues, igual, no entra dentro de lo razonable.

4. No seas agonía. Ya lo has visto en Barcelona. A fin de cuentas, que va a variar en Dublín: ¿tres o cuatro canciones diferentes?, ¿el ambiente enloquecido de los profetas en su tierra?…

5. Hoy, 25 de julio, a la hora del concierto, como mal menor, te puedes poner el dvd del espectáculo en Slane Castle. En Dublín, desde tu casa, ¡casi lo mismo!

6. No te dejes engañar por las buenas críticas del primer concierto en Dublín. Seguro que las crónicas estaban escritas antes de que comenzara el show.

7. Tirar dinero de vez en cuando es bueno (?). Te ayuda a no perder la perspectiva de las cosas importantes de la vida: hacer la cama, mantener el suelo limpio, lavar los platos, preparar los trabajos del lunes que no servirán el martes, etecé.

8. Bono está viejuno, y está más pendiente de las visitas a la ONU (“Bono, quédate, te damos merienda, almuerzo, cena…”).

Bono

9. Si vas tú, habrá alguna cagada en el One, pues eres tú el que traes el calino a la canción.

10. Un concierto de U2 tienes más anuncios que un programa de Telecinco.

11. Como acudas a otro espectáculo tan grandioso de luces y colores, te va a dar un ataque epiléptico… y tu dominio del inglés no está para muchas bromas.

12. Si cantan Stay o Mysterious Ways, básicamente te jodes (¡vaya mierda de argumentación!).

13. La hormiga gigante esa, no parece muy consistente, mejor no exponerse por segunda vez…

Hormiga

14. Irse a un concierto fuera de tu país, sin estar de vacaciones es una locura. Es como si enlazaras dos semanas sin parar de trabajar ni un instante.

15. Es un buen pretexto para congraciarte con los “modernos”. “Fíjate tú, que tenía entradas para un concierto de U2 en Dublín y no me he dignado a ir”. Vamos, no le queda otra que pensar que eres gilipollas (opción, 90% probabilidad) o que eres un “tío guay”.

16. Los que tenían los asientos de al lado estarán más cómodos, dispondrán de espacio adicional donde sentarse, tumbarse, soltar la camiseta, vomitar o arrancar la silla. Piensa en que estás haciendo algo bueno por otras personas (que jamás lo sabrán ni te lo tendrán en cuenta).

17. Seguro que el 0,000001%, o menos, de lo que pagamos por las entradas se destinará a alguna causa humanitaria. Bueno, si no, al menos servirá para mantener en buenas condiciones el jet privado de la banda.

18. Hemorroides + Botes = Mala Idea.

19. Podrás ver el programa La Noria en directo: eso no hay dinero con que pagarlo.

20. Mis amigos que han estado en Dublín dicen que la peña allí es muy rara. Cuando les haces una pregunta, aunque no te entienda, no paran hasta que consiguen ayudarte. ¡Podría ser un choque cultural traumatizante para un español! (¿Dónde está la filosofía de escurrir el bulto, del “siga recto hasta el final, y después la segunda a la izquierda; ya por allí pregunte”).

21. El que no se conforma es porque no quiere. Es un buen ejercicio de autosugestión.

P.D. Como habréis deducido, el autoengaño no ha funcionado… ¡¡Mierda!! ¡Voy a tener que dejar de leer libros de Paolo Coelho!

Dinero a cascoporro

24 julio, 2009

Wendi Herrington, Muriel Duarte, Lewis Boyd, Sophie Penn, Rudy Curry, Julian George, Olga Corbin… No sé si os sonará alguno de estos nombres, pero yo, básicamente, me estoy haciendo rico a costa de ellos. Cada dos por tres, recibo un e-mail de alguno de ellos diciendo que me dan dinero a cholón, por trabajar a media jornada, de cuatro a siete de la tarde…

Diréis que eso es una chorrada, que en realidad es spam, como cuando te ofrecen las pastillas de Viagra. También podéis argumentar que alguien que tiene un e-mail que es cuchumelxtyz43@gmail.com o agarythkslwe59@hotmail.com, bueno, pues que no termina de dar mucha confianza. Pero, señores y señoras, ¡así no se puede ir por la vidad!, con tanta desconfianza. A caballo medio regalado no le mires el dentado.

De hecho, me he ido poniendo en contacto con cada uno de ellos y, muy amablemente, lo único que me han ido pidiendo son los datos bancarios para ingresarme el dinero y los de mis tarjetas bancarias (lo único sospechoso es que te pidan el código PIN, pero te explican que es por cuestiones administrativas: “bueno, si es eso vale”). En cuanto al trabajo, mejor que funcionario, sólo tienes que dejar tu número móvil y responder cuando te llamen en el horario susodicho. Vamos, que es mucho mejor trabajo que presentar los anuncios del Jet-Stender o del Perfect Toy. ¡Vamos! ¿Adónde va a parar?

La verdad es que normalmente es alguien hablando en idioma extranjero, pero entonces, tú te pones en plan Gila: “sí, ¿el enemigo?”, y el colega acaba por cansarse y colgar (puesto que una de las prohibiciones es que nunca puedes ser tú el que corte la llamada). Todavía no me han hecho los primeros “ingresos”, pero con todos los que me he puesto en contacto: Wendi, Muriel, Lewis, Sophie, Rudy, Julian, Olga… me han enviado “emilios” confirmándome que “en breve se realizará un abono de X euros en la cuenta señalada”. ¿Y todavía hay peña quejándose de la crisis? Por favor, ¡si desde que se comenta lo del tema económico, a mí no me paran de llover las ofertas para currar poco y ganar un pastizal!

Me muero de la impaciencia. Estoy deseando que llegue principios de mes para ir al banco a ver el fruto de mi trabajo y de mi confianza. Al tiempo.

El Explorer: el mejor amigo del internauta (versión 8.0)

24 julio, 2009
Mozillaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, ¡¡vuelve!!

Mozillaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, ¡¡vuelve!!

Escala de grises

22 julio, 2009

escala

Momentos para la nostalgia: el Audiogalaxy

21 julio, 2009

Estaba leyendo la noticia del cumpleaños del Messenger (http://www.elpais.com/articulo/internet/anos/enganchados/Messenger/elpeputec/20090721elpepunet_4/Tes), programa entrañable que puede acabar por desesperarte (encendido automático al más puro estilo anuncio-en-Telecinco), cuando me ha venido a la memoria aquella página web maravillosa que marcó mis comienzos en Internet: www.audiogalaxy.com.

Si entras ahora, verás que es una web para bajarte música pagando, para regocijo de algunos cantantes y grupos. Pero a principios de esta década, una vez enterrado Napster, el Audiogalaxy era una página brutal, en la cual sólo tenías que bajarte un programita y, desde ese instante, podías descargarte toda la música que quisieras… ¡llegando a velocidades estratosféricas de 3kb al segundo! Era brutal. Creo que tardabas tanto en poder escuchar la canción que por eso le dabas un valor enorme a tan “delictiva” acción. En sólo una semana podías conseguir bajarte un disco de once canciones, y te flipabas. Además, con lo bueno de que se reenganchaba automáticamente a la descarga, con lo que si se te “cortaba” (algo normal cuando tardabas tres horas de media en “robar” una canción), tampoco era un problema grande.

Después, pues como todo, se pusieron serios, en el plan: “Oye, primo, ¿esto cómo va a ser? No estáis atracando. Estáis delinquiendo. Sois peor que los nazis, los godzillas y los guerrilleros de Cristo Rey juntos”. Total, web de pago, como tiene que ser, y Audiogalaxy a tomar por culo (que digo yo: ¿No era suficiente el precio de la espera? ¡Joder! ¿No querrían que pagáramos por si conseguíamos descargar la canción?). El mismo camino que parece llevar la mula (you´ll never walk alone). Por suerte, aparecieron los Lphant, Ares y demás, que nos siguen permitiendo disfrutar del intercambio de archivos privados (o “archivos piratas”, según se mire).

Aquellas primeras incursiones tienen un encanto similar a los que puedan tener en televisión programas como Tocata o La Bola de Cristal, cuando la Red no estaba corrompida por hogares del cotilleo como el Tuenti, el Badoo o el Facebook, al igual que las televisiones se han plagado de patricias, grandes hermanos, javieres vazqueres, cantizanos y demás… ¡Ay! ¡Qué bonico era aquel Messenger de los cuatro emoticonos estáticos!

Atrapados por el encanto de Hank Moody (Californication)

19 julio, 2009

Anoche estaban repitiendo en la Fox (en España) los dos últimos episodios de la segunda temporada de Californication. A mí hacía ya más de año y medio que me la habían recomendado, pero entre Perdidos, Lost, la isla, el grupo de Locke, el misterio de Jacob, el cretino venido a más de Sawyer y todo eso, no había tenido tiempo de ponerme con la serie.

El caso es que, una vez desprendido de obligaciones, una noche, de pura casualidad, comenzamos a ver uno de los episodios. El caso es que me hizo bastante gracia, así que decidimos bajarnos las dos temporadas completas. El acierto fue pleno. Los episodios duran unos 25 minutos, lo cual hace que sea todo mucho más digerible; si a eso le sumamos que las temporadas tienen 12 capítulos, pues hasta mejor. Duchovny, tan amado como odiado, lo borda en su papel de escritor venido a menos desde que se traslado de Manhattan a Los Angeles: Hank Moody, incluso se llevó el Globo de Oro en 2008 al Mejor Actor en Serie de TV Comedia o Musical. Y está rodeado por un conjunto de personajes entrañables, desde su “mujer” Karen (la hermosa Natasha McElhone) hasta su agente Charlie Runkle (Evan Handler, Dave en Lost), pasando principalmente por Becca Moody (hija de Hank y Karen).

De izquierda a derecha: Becca, Karen, Charlie y Mia. Todos los quebraderos de cabeza de Hank Moody

De izquierda a derecha: Becca, Karen, Charlie y Mia. Todos los quebraderos de cabeza de Hank Moody

Hank Moody es un personaje tan peculiar como grotesco. Una extraña mezcla de don Juan con un caballero andante. Ácido, deslenguado, en cierto modo sería un doctor House al que no le duele la pierna. Tiene el punto de mala leche para sacarle punta a todo, pero siempre con una sonrisa en la boca. Como el resto de los protagonistas, Hank Moody es como si tuviera una marcha más que el resto de los humanos. Es como si estiráramos un poquito más el comportamiento normal de una persona para dar lugar a las situaciones más singulares y, a veces, esperpénticas que pudiéramos imaginar. Y todo con sexo, mucho sexo para dar y para regalar.

En esta segunda temporada tiene el atractivo añadido de aparecer Lew Ashby, inspirado en el protagonista de la novela más conocida de F. Scott Fitzgerald. Se trata de un productor de música, loco de atar y alter ego del propio Hank, en torno a cuya figura se centrarán muchas de las tramas de la segunda temporada. Interpretado por Callum Keith Rennie, que igual os suena de Battlestar Galactica, este millonario pedirá a Moody que escriba su biografía. Oportunidad de oro para el escritor maldito de salir de la oscuridad en la que llevaba sumido en la última década, desde que escribiera su obra Dios nos odia a todos (adaptada al cine para escarnio del escritor para Tom y Katie como “Esa pequeña cosita llamada amor”).

Hank Moody, a ver si te pones a escribir algo de una puta vez XD

Hank Moody, a ver si te pones a escribir algo de una puta vez XD

En su contra, los dos finales de temporada están forzados a más no poder. Tom Kapinos (de Dawson crece) no debía estar muy inspirado: en las dos ocasiones te quedas con una de Chuck que no puedes con ella. Ahora, en la tercera temporada, al parecer sin Karen (que vuelve a Nueva York por un buen puesto de trabajo), vamos a ver a Moody como profesor universitario. Escenario adecuado para semejante rompebraguetas… aunque eso será ya para finales de septiembre, como todo.

Hank Moody: nunca fue tan fácil follar sin proponérselo

Hank Moody: nunca fue tan fácil follar sin proponérselo

La mariconera

18 julio, 2009

El complejo de Lucky Luke se hacía cada más fuerte. Esa sensación de vaquero sacado de contexto empezaba a inquietarme. Y es que no era para menos: la cartera, las llaves de la casa, las llaves del coche, el monedero, los pañuelos de papel (alegría de los alérgicos), el bolígrafo, etecé, etecé, etecé. Resultado: dos kilogramos aprox. distribuidos por los bolsillos de los pantalones.

Efecto secundario: los vaqueros casi me llegan a la altura de las rodillas, pues resulta que Newton y su teoría de la gravedad van a ser ciertas. Así que no te queda otra que comprarte un cinturón, no como elemento decorativo y/o moderno, sino como producto fundamental de tu indumentaria para sostener los pantalones a la altura correspondiente, que una cosa es ser el Cachuli y otra el pingüino.

La solución pasaba por adquirir, por fin, un bolso de hombres, comunmente conocido como “mariconera”.

Hacía unos años, la mariconera no gozaba de un excesivo respeto. Era demasiado de mujer llevar un bolso con tus cosas. Si a ese añadimos una cultura del macho ibérico más desarrollada, había que tener un par para adquirir semejante complemento.

El proceso de metrosexualización de la sociedad no sólo cambió las tornos, sino que incluso, pasó de ser un instrumento denostado a transformarse en un elemento cool. Para llegar a la cúspide de tío guay, era imprescindible contar con tu mariconera. Si llevaba algún mensaje, entonces te podías llegar a convertir en la rehostia de tío.

Como yo tenía asumido que lo de perita no iba conmigo. Yo la adquirí por motivos eminentemente prácticos. O sea, traducido al universo msantaelliano tenía que ser lo más sosa posible. Un color marrón parduzco o verde marróneo sería ideal de la muerta.

¡Andaaaa! ¡Qué bien! ¡Qué comodidad! Liberado de prejuicios. Cogí mi mariconera y empecé a echar todo lo habido y por haber. De repente, los bolsillos se vaciaron y podía andar hasta con más soltura. ¡Fíjate!

Cuatro meses más tardes, no sé cómo coño lo he vuelto a hacer, la mariconera está repleta, y los bolsillos de los pantalones con más peso que antes. ¡Me cago en la “mare” que me parió!

¡Qué puto coñazo sacar las llaves de la mariconera! Siempre en el lugar más recóndito. ¿Y la cartera? ¿Pero cómo se puede perder algo tan grande en un bolso tan relativamente pequeño? Pues sí, se puede.

Y me pregunto yo: ¿qué cojones he puesto en la mariconera? Pues no estoy seguro, pero ahora mismo ocupa un lugar decorativo en una de las sillas de casa. Dentro de poco será como un cuadro de Picasso: no se podrá ni tocar por miedo a estropearlo.

¡Puñeteras modas de las narices!

Personal seleccionado Oposiciones a Maestro Andalucía 2009

17 julio, 2009

La suerte está decidida. Ya han salido las listas definitivas del personal seleccionado en las Oposiciones de Magisterio de la Junta de Andalucía 2009.

El enlace es el siguiente: http://www.juntadeandalucia.es/educacion/nav/contenido.jsp?pag=/Contenidos/RRHH/OPOSICIONES/Oposiciones2009/RES160709&vismenu=0,0,1,1,1,1,0,0,0

A lo mejor tienes más suerte que yo, y consigues realizar la consulta personalizada sin que pete… Todos a la vez es lo que tiene.

Devuélvemeloooooooooooooooo ya

16 julio, 2009

Todos hemos sido o bien víctimas o culpables. El que esté libre de culpa que tire la primera piedra a los genitales. No me creo que nunca te haya pasado, por descuido, porque no te ha dado la gana, con toda la intención del mundo… Me refiero a pedir algo prestado y nunca más se supo. En ocasiones, aceptar la petición es como el “sí, quiero” en una iglesia, ya sabes que va a ser “hasta que la muerte nos separe” salvo que medien abogados en plan mal rollo.

El caso es que a muchos nos da cosa pedir que nos devuelvan cosas que prestamos, ya sean libros, cds, películas, etc. Parece que tememos molestar al infractor “cabronazo” que lleva con una posesión nuestra desde tiempos inmemoriales. Ejemplos propios del autor:

-Msantaella como “mangui”: me llevo una serie de películas de la bahía del pirata de A.M. Entre ellos, una recopilación de cortos de la que me dicen: “no se te vaya a perder, que esto me ha costado un trabajo enorme recopilarlo”. Año 2004. A día de hoy, creo que no sé ni dónde está la cartuchera: ¿la devolví?, ¿estará en casa de mis padres? Me preocuparé cuando me llegue el aviso…

-El autor como “mangui” y “pardillo”: mi hermana me deja un libro de Antonio Machado (encima era la Antología), lectura obligatoria de COU (atiendeeeee, existía la EGB, el BUP y el COU; hasta había que estudiar para aprobar, ¡qué ignominia!). Hace ya más de una década. Finales del 97 (o sea, ha habido hasta un cambio de milenio y todo). El autor del blog le deja, a mediados del 98, el libro a una compañera de clase… y nunca más se supo. Todavía estoy confiado en que mi hermana prefiera a Lorca.

-Msantaella como “pardillo” brutal: año 1996. Lo del móvil… ni en sueños. De hecho, no tenía ni línea telefónica. Internet, a lo mejor había en Japón. Aquí, como mucho, estábamos con la Sega Mega Drive, que tenía unos juegos que eran la polla. Como la polla eran esos carismáticos personajes de Francisco Ibáñez llamados Mortadelo y Filemón. Yo, que desde pequeñito me cría en la cultura de la mortadela, había recopilado un importante conjunto de tebeos y demás con los citados héroes (no vamos a hablar de SuperLópez y demás peña, que me van a tildar de pirado del todo). Un colega que me comenta que “qué guay, que cómo mola, que viva Mortadelo, que viva Filemón, que viva la madre que nos parió” y me sacó otra Antología (esta vez de humor, porque la cosa debía tener risa). Hasta hoy y mañana, y el otro, y el otro… ¿Seguirá existiendo aquel volumen?

Bueno, pues todo esto se puede acabar. Este tipo de cosas, olvidos, vergüenzas, culpas y demás resultan que tienen una solución. Cortesía de J.D.C. y C.P.  hemos descubierto devuelvemelo.com. La web es muy sencilla y muy simple. La típica obra de alguien que controla bastante de programación, y menos de diseño web (peor yo, que ni de lo uno ni de lo otro, sólo hay que ver este blog). El caso es que es una base de datos en las que puedes meter qué has prestado, a quién y cuándo. De esta manera, devuelvemelo.com se va encargando de ir “puteando” por ti al infractor/a. O sea, que ya te puedes evitar el apuro de: “oye, escucha, perdona, yo creo, pienso que, igual ya, quizás, si no te viene mal, a lo mejor, no estaría mal que me devolvieras el libro/disco/dvd de mi propiedad que te presté en el año 4 del perro Ricky”. Pues eso se acabó, puedes delegar la función “señor del frac” y que sea esta página la que se encargue del “marrón”, habiendo diversos formatos de “jodienda” en función de la afinidad con el “delincuente”.

Ejemplo de mensaje de reclamación: “devuelvemelo.com ha detectado que todavía tienes el objeto ‘…’, propiedad de …, y que te prestó el …. Como vemos que eres un incrédulo y hasta un poco chulo al haber obviado todas nuestras misivas, tomaremos medidas drásticas como, por ejemplo, publicar tu nombre en la lista de morosos para que todo el mundo sepa el tipo de persona que eres. Por cierto, hay 3 x 2 de Viagra en el Carrefour… no, por nada.”

Tampoco es que tengas el éxito asegurado, de hecho según las estadística de la propia página sigue habiendo más objetos prestados que devueltos, pero ¡qué coño! el caso es que también tú puedes dar por culo… sin necesidad de tener que irte a una campiña inglesa en medio de la nada (http://www.elpais.com/articulo/gente/orgia/350/personas/elpepugen/20090715elpepuage_4/Tes). Suponiendo que te dejen registraste…

¿Es Lost un plagio? Anthony Spinner y la versión 1977 de Perdidos

15 julio, 2009

Bueno, bueno. Muy fuerte la noticia. Lo de Risto en Telecinco, una tontuna. Resulta que érase una vez, en 1977, un avión que vuela con destino a Los Ángeles y se estrella en una isla perdida, de ambiente tropical. Con una serie de personajes, entre los que se incluyen un doctor que se consolida como líder y benefactor del grupo de supervivientes. Otro protagonista, enfrentado al doctor, convencido de los poderes de la isla. Un drogadicto. Un chulito que va de héroe. Una guapa inadaptada, centro de un triángulo amoroso… Y toda una serie de sucesos que vamos conociendo a través de flashbacks. ¿Os suena de algo la trama?

Pues ahora resulta que un productor ya con sus años, Anthony Spinner, cuyos momentos de gloria se situaron en los sesenta y setenta (incluso escribió un capítulo de Kojak), había preparado para la cadena ABC el guión del episodio piloto de una serie llamada Lost. ¿Cómo se te queda la cara? El pavo cobró 30.000 dólares, que ya era una pastaca en aquella época (ahora no se limpiarían el culo con él, aunque quién los pillara), y desarrolló 121 páginas de una serie que sería rechazada por la cadena en tres ocasiones: 1977, 1991 y 1994. ¡Atiendeeeee! (http://www.europapress.es/tv/noticia-lost-plagio-20090714184645.html)

Y en esto, que en 2004, de la mano de J.J. Abrams aparece una serie del mismo título y con una trama con unas coincidencias sospechosas que viene, básicamente, a revolucionar el panorama televisivo. Spinner se cabrea y los demanda, pero en la primera ocasión le rechazan la acusación por una cuestión de procedimiento. Ahora ha vuelto a la carga, y esta vez contra todos: cadena, productora… No se va a salvar ni el Tato. Y en esto que los de TMZ, que deben tener contratado (o untado) al sheriff de Los Angeles (¿cómo coño si no, se enteran siempre los primeros de todo?) hace pública un listado con 20 coincidencias entre su guión y el que estamos siguiendo fervorosamente: http://www.aolcdn.com/tmz_documents/0713_lost.pdf.

Jack se llama Braeman. Sawyer, Butch. Charlie, Kyle. Locke, Hagan… Y así, sucesivamente (brutal lo de “los primitivos” y “los otros”). Viendo los nombres que seleccionó Spinner, no es de extrañar que le rechazaran tres veces la propuesta. ¡Madre mía! A lo mejor estarían muy de moda en los setenta, pero ahora no lo termino de ver (podríamos adaptar la versión española con Florencio, Restituto, Agamenón o Candelaria, con todos mis respetos para las personas que tengan esos nombres).

Con todo, es difícil saber qué enfoque habría podido tomar la serie a finales de los setenta. ¿Habría sido a las series lo que Star Wars al cine? Otro factor serían las limitaciones económicas-técnicas que realizar una obra de estas característas habría podido tener. El parné del que disponen hoy día las producciones televisivas es más que respetable. ¿Habrían salido a la palestra personajes tan carismáticos como Linus o enigmáticos como Jacob? Y sobre todo, la cuestión más importante: ¿cómo habría terminado la serie?

A ver si va a resultar que llevamos cinco años, va para seis, esperando el desenlace de Lost, y hay un hombre que conoce la respuesta a esta pregunta desde hace más de treinta años. ¿Y si le da por reventar el que posiblemente sea uno de los finales más esperados de la Historia de la Televisión?

Esto no puede ser, yo voy acabar creyéndome que Anthony Spinner en realidad no existe, que es otro de los personajes de la iniciativa Dharma, o puede que incluso, sea el rival de Jacob del último episodio de la quinta temporada. Los misterios de la isla se multiplican… incluso fuera de ella.

Enlaces para el resultado de las Oposiciones al Cuerpo de Maestros en Andalucía 2009

14 julio, 2009

Como mi hermana está en el ajo, he aquí los enlaces de la Junta de baremación y resultados de las recientes Oposiciones al Cuerpo de Maestros de la Junta de Andalucía:

– Para consultar el listado de calificaciones (por especialidad y colegios): http://www.juntadeandalucia.es/educacion/nav/contenido.jsp?pag=/Contenidos/RRHH/OPOSICIONES/Oposiciones2009/Calificacion&perfil=433&vismenu=0,0,1,1,1,1,0,0,0

Suerte a todos (un poco menos que para mi hermana) y enhorabuena a los premiados.

Microsoft, en plan durex

14 julio, 2009

Después de habernos aburrido con el Windows Vista. Creo que no lo he tenido instalado más de media hora nunca. Agradecidos de que hicieran un navegador que realzara los valores del Firefox. Tras haberse metido en terreno Google, en el enfrentamiento entre el gigante ¿anquilosado? y las fuerzas del crecimiento exponencial, con un buscador con un nombre que mueve a risa: biiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiing, como la imagen que suele tener de fondo (vamos a hacer un google pero en versión paleto-guay). En fin, una vez realizado todo una serie de movimientos con mayor o menor éxito, Microsoft, por fin, ya era, menos mal, ha decidido suprimir, eliminar, enterrar, guardar en el baúl de los recuerdos, exterminar, aniquilar el Windows Vista. ¡Aleluya! Ya no está Gates, o sí, y Steve Ballmer (la otra cara de Jano-Microsoft) ha anunciado el Windows 7, que pondrá fin al susodicho Vista, y con el que intentará zafarse de la posición del perrito a la que parece estar sometiendo Google a la Compañía en los últimos tiempos.

No es ésta la única medida anunciada por la macrocompañía. También han apuntado que el próximo año sacará una serie de aplicaciones de Office gratis por Internet, con untamiento de vaselina incluida. ¡Ojo! Que no es que lo regalen, que ya sabemos que esta peña es menos de regalar, que son de la escuela de Teddy Bautista; sino que pondrán una serie de sencillas herramientas de los programas del paquete a disposición de los usuarios online… o algo por el estilo. Al final, seguro que acaban dándonos gato por liebre… y sin preservativo.

Y mientras tanto, ahí están, poquito a poco, introduciendo el dedo mágico en el orto amplio de Microsoft los señores Sergei Brinn y Larry Paige. Empezaron con Google. Lo de YouTube escoció. Con el Chrome han seguido en su línea porculera (para los microblandos, claro); si bien lo tienen difícil para competir contra el navegador que viene predeterminado en la mayoría de los ordenadores del mundo. El Android era lo siguiente. Y ahora, lo que todos estábamos esperando. No sabemos si saldrá bien, pero ahí estará. El sistema operativo “propio” de Google: el Chrome OS, que los que entienden dicen que no es más que una versión del Linux (pero, bueno, ¡ni que Bill Gates hubiera inventado el sistema de ventanas!). En un principio, irá sólo en ultraportátiles, pero ya están negociando para que vayan de series con importantes marcas de ordenadores: Acer, Asus, HP, Toshiba… No está Dell, una pena. Eso ya no sería el dedo, sería introducirle todo el puño por el conducto anal: ¡biiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiing!

Tras más de veinte años de reinado indiscutible y discutido, vendrá bien un poquito de competencia… Esperemos que la peña de Google no se corrompa demasiado y que no acaben haciéndonos ambas dos la jugarreta típica de las grandes teleoperadoras (Movistar/Vodafone/Orange = por el culo te la estrujo). “Tú me das cremita, yo te doy cremita…”.

¡Biiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiing!

Mi propuesta para imagen de fondo del navegador Bing. ¡Es increíble que todavía no me hallan respondido!

Mi propuesta para imagen de fondo del navegador Bing. ¡Es increíble que todavía no me hallan respondido!

Última hora: Naruto deja embarazada a Kristen Stewart. Berlusconi, libre de culpa

13 julio, 2009

Increíble, pero cierto. La noticia ha llegado tarde, como el manga protagonizado por Uzumaki a España. Pero en su intención de conseguir llegar a no sé que grado Hokage, el dibujo animado ha dejado preñada a la protagonista de Crepúsculo, ante la atónita mirada de Robert Pattinson y Taylor Lautner.

Ramoncín, tras ser despedido, digo, tras abandonar Operación Triunfo, se ha apresurado a asegurar que él ya lo estaba viendo venir. Risto, por su parte, se ha limitado a repetir que detesta OT y no sé qué historia de orificios. Noemí Galera ha sido más clara, e imitando a Tyra Banks, le ha dicho a Pattinson: “Ya no tienes excusas: ¡ahora muérdeme a mí!”.

Los datos siguen siendo confusos, pero los malhablantes sugieren que es falsa, que una lacia como Kristen Stewart no puede haber sida preñada por Naruto, que C-3PO tenía más probabilidades. Latoya ha sido una de las principales defensoras de esta tesis.

Paris Hilton se ha apresurado a señalar que, posiblemente, esté embarazada de Cristiano Ronaldo. A lo que el portugués ha respondido: “A mí que me registren. Eso es cosa de Naruto”.

La guionista Melissa Rosenberg también ha sido señalada con el dedo acusador. Apuntan que la mezcolanza  de Dexter con Twilight le ha ocasionado un delirio psicótico, que esperamos que no le afecte para la cuarta temporada del “entrañable” personaje.

Lo que sí parece seguro es que Berlusconi no va a ser el padre de la criatura, pues las revelaciones de Patrizia D´Addario sitúan al primer ministro y magnate italiano en una de sus orgías, a la que no estaba invitada Kristen, en el momento de su preñez.

Zapatero respira hondo: “¡De esto no me podrán hacer responsable!, ¿no?”.

A todo esto Kristen Stewart sólo ha respondido: “¡Yo he venido a hablar de mi película! ¡O hablamos de mi película o me voy!”. Mientras que Naruto ha sido más explícito: “¡Joder, que sólo soy un dibujo animado! ¡Id a tocadle los cojones a Son Goku!”.

Periodismo serio y veraz de la escuela de W.R. Hearst. Chúpate ésta, TMZ.

Pagafantas: la película

11 julio, 2009

Una peli que empieza explicándote el concepto “hacer la cobra” hay que reconocer que promete mucho. Si a eso, después, va añadiéndole, condimentando el festín con “el abrazo del koala” o “la postura del lemur”, su atractivo se multiplica. Pues sí, estuvimos en el cine viendo la “pilícula” Pagafantas, de Borja Cobeaga.

Creo que es difícil, por lo menos entre los hombres, no ser un “pagafantas” o haberlo sido en algún momento de tu vida. Por ello, no puedes dejar de identificarte en muchos momentos con Chema, personaje interpretado por Gorka Otxoa (¡Vaya semanita!), y su creciente y sistemática humillación con el objetivo de conseguir el amor inalcanzable de Claudia (la argentina Sabrina Garciarena, de la misma nacionalidad que su protagonista).

El muchacho se va dejando llevar por la ilusión, quedando en ridículo ante todos, y cagándola una vez tras otra. Como los demás personajes mantienen una dignidad ante el comportamiento del personaje, este contraste hace que el espectador cobre una mayor conciencia sobre lo absurdo y trágico-cómico de las situaciones que se suceden.

Potenciando al personaje principal, está el tío Jaime (Óscar Ladoire, ¡atiendeeeeee, A.M.!), alter ego de Chema, que puede vislumbrar su futuro en el “pagafantismo” sesentón de dicha figura. Los chanantes Julián López y Ernesto Sevilla también tienen sus momentos en la obra, para regocijo de la muchachada. Especial atención, a los momentos estelares reservados a la señora Begoña (María Asquerino, Goya a la Mejor Actriz de Reparto en 1990).

Y ahí Chema, que no Antxón, arrastrado por la sonrisa de una mujer que le trata bien y que llega a considerarle su “mejor amigo” (¡aaaaaaaaaaaaaaaaah!), cuando el pobre chaval (la historia transcurre entre sus 26 y 27 años) lo que verdaderamente quiere, y todo el mundo menos Claudia parece haberse dado cuenta, es mojar el churro (eso sí, con regularidad, no para rollo de una noche). Y tú ahí, viéndolo, observándolo, observándote a ti mismo en situaciones similares en las que has interpretado con la dignidad-indignidad correspondiente el papel de “pagafantas”… y no puedes parar de reírte de él/ti mismo.

A lo largo de la película, seremos testigos de una gradual degradación “pagafantiana” de Chema, llegando a momentos tan estúpidos como la “falsa boda” en aguas internacionales para conseguir que a Claudia le den los papeles (incluido polvo nupcial con el novio argentino, presente en la ceremonia, ante los atentos oídos del Pagafantas, con mayúsculas.

Al final, pues ocurre lo que tiene que ocurrir, o sea, que el Pagafantas sigue siendo un auténtico Pagafantas. Amén. Alguien podría haber tenido la tentación de hacer que se enrollaran al final los personajes. Pero, nooooo. El espíritu de la película se mantiene. La esencia se respeta. Y se evita una tropelía para cerrar la obra como hubiera sido un lío entre el Pagafantas y el objeto de deseo. El “pagafantismo” “triunfa”, y Chema pasa de la categoría de “amigo” a la de “hermano”, como tiene que ser.

Una nueva muestra de que en España, la gente que viene de la televisión parece estar más preparada para ofrecer al espectador historias interesantes, que sean capaces de enganchar al público mediante un buen guión  (en este caso del director Borja Cobeaga y de Diego San José). Algo que, según se observa, no han asumido todavía muchos cineastas, prestos a la lágrima fácil y a las quejas por el mal estado y mal trato al cine nacional. Ellos/as, a su manera, también son unos magníficos PAGAFAAAAAANTAAAAAAAAAAAAAS.

¡Ahora, Chema! ¡Suéltala y que se dé un mamporrazo! XD

¡Ahora, Chema! ¡Suéltala y que se dé un mamporrazo! XD

La Fox (Megan), el Bay (Michael) y los Transformers (o lo que sea)

10 julio, 2009

Transformers II, que tiene otro nombre, pero que no sé cuál es (tampoco es que haya puesto excesivo interés por quedarme con el título) está suscitando una serie de incidentes, como Lost, que van a acabar por hacer que desee ver la película, o lo que sea.

Para empezar, mi querida Fox, la quiero casi tanto como el canal que está encendido casi siempre que estoy en casa (que tampoco es que sea mucho tiempo), hace unas declaraciones señalando que el visionado de la “obra” puede provocar problemas cerebrales. O sea que ni Risto Mejide podría hacer peor campaña por OT. Además, añadía que no se explicaba cómo ese tipo de “productos” podían salir adelante. Esta chavala no tira piedra contra su tejado, va directamente a los cimientos. Una figura.

El director, Michael Bay (Bad Boys, La Roca, Armageddon, La Isla…; nominado en dos ocasiones al Razzie al Peor Director, dicho sea de paso), la reprende. Indica que sus declaraciones (las de Megan, no las suyas propias) son ridículas y frutos de su juventud. Y encima, con toda la cara, se vanagloria con unas perlas que no tienen desperdicio: “Nicolas Cage no era un gran actor cuando lo contraté, tampoco Ben Affleck antes de que lo pusiera en Armageddon” (http://www.fotogramas.es/Noticias/Michael-Bay-pide-mas-humildad-y-gratitud-a-Megan-Fox). ¡Ole, ole y ole! Sólo tenemos que obviar que Nicolas Cage ganó el Oscar por Leaving Las Vegas, obra que no es ni mucho menos de Bay, antes de aparecer en La Roca, y que Ben Affleck ¿cuándo coño ha sido un gran actor? Inclusive éste ganó el Oscar el Mejor Guión antes de intervenir en Armageddon por El Indomable Will Hunting (con otro “artistazo” llamado Matt Damon). No quiero hablar de Will Smith, que con El príncipe de Bel-Air gozó de una popularidad que Bay no va a conseguir nunca (salvo que se acueste con Megan Fox y se haga público), por mucho que lo dirigiera en Bad Boys.

Con este tipo de enfrentamientos verbales se consigue aumentar el interés en torno al estreno de una película. Los líos amorosos venderían más. Y no te digo si aparecieran unas fotos de la chica en topless… Pero ya, para más inri, leo una crítica demoledora en otro medio. Y nunca en mi vida había deseado ver una película que sé que tiene que ser una auténtica bazofia. En casi todas las publicaciones, las críticas suelen ir valoradas del 1 al 10, o de 1 a 4 ó 5 estrellas, dependiendo del medio en cuestión. Pues a Transformers 2, o cómo se llame, no se le da ni la mínima puntuación. ¡Con un par! Y el crítico se cebaba con Bay de tal manera que me iban a sangrar hasta las almorranas de tanto partirme el ojete.

Es difícil resistir tanta tentación. La posibilidad de ver una película que probablemente te saque los colores de vergüenza ajena se antoja, con Megan Fox, como un delicioso sarcasmo. En fin, habrá que visionarla y estar “agradecidos” a Michael Bay por tal “logro”. No todo los creadores consiguen el calificativo de “Peor Película de la Década” para una obra suya… Y eso también tiene su valor. ¡Ánimo, Michael (Bay)! ¡Seguro que este año consigues tu anhelado Razzie!

Como no podía ser menos, a fin de cuentas todo el post no era más que un pretexto, una fotaca de esta muchacha jamelga de tan buen ver (por detrás, todavía, de Christina Aguilera).

P.D. Había una foto más sugerente, pero ya lindaba con el género adulto/mayor-de-edad/tres rombos.

¡Ay, Megan Fox! ¡Tú sí que nos vas a provocar un "aneurisma" en el cerebelo!

¡Ay, Megan Fox! ¡Tú sí que nos vas a provocar un "aneurisma" en el cerebelo!

El verano que no cesa

9 julio, 2009

¡Verano! ¡Qué hermosa estación! Días más largos. Más horas de sol de verdad. Más calor. Las mujeres visten con menos ropa, alegrando la vista de los varones. Los hombres también llevamos menos ropa, para desgracia de las féminas. La horteridad alcanza cada año nuevas cuotas en todos los aspectos imaginables: moda, música, tatuajes… Las televisiones inician una competición, en la que ponen toda la carne en el asador (toma ya, frase hecha made in Periodismo), por ver quién pone una programación más deleznable, “alcanzando” las cotas más ínfimas de calidad imaginables. Las series, de vacaciones, como los críos: nada de Lost,  nada de Dexter, el dr. House fuera de escena, sin noticias de Sheldon, Hank Moody desaparecido… Deportes, pues tampoco: ni fútbol ni ACB ni NBA; sólo un Tour cada vez más descafeinado (le pondría la guinda que lo presentara Jesús Vázquez), y unos torneos de verano que están a la altura de la parrilla televisiva. El cine tampoco está como para tirar cohetes… Y de salir con los colegas, cómo no te  lleves un tupperware y las bebidas compradas en el Lidl, mejor ni hablar.

Parece que el verano es cosa de críos y profesores… ¡Ah! ¡Y se me olvidaba! También de los seguidores del Real Madrid, que atestan el Bernabeu cada semana para la presentación de un nuevo jugador (hoy tocaba Benzema, que es como Güiza pero en francés), aunque yo sigo pensando que el verdadero motivo es que la refrigeración del estadio funciona de puta madre… No todo iba ser  malo en verano (aunque para ello tengamos que obviar las declaraciones de Aznar amenazándonos con el hecho de que todos los días piensa en “volver”, como  Almodóvar pero con el pelo más rebelde).

Problemas con la tarjeta II

9 julio, 2009

La chica me estaba mirando alucinada. Y yo, en el colmo de mi estupidez, estuve a punto de preguntarle: “¿Y no lo sabes tú?”. Pues allí me encontraba, en una de las cajas del Fnac, con cara de lelo, cuando la muchacha que me estaba atendiendo me señala que introduzca el PIN de mi tarjeta (de débito) para poder realizar el pago de la compra.

“¡Cojones! Si es facilísimo. Es casi tan estúpido como el 1234 o el 9999”. Pero nada, me aturrullo, me quedo en plan imbécil y tras, por fortuna, descartar plantearle la cuestión a la cajera, se me viene a la cabeza una felicísima idea (brillante, genial, por supuesto): “¿No hay otra solución?” (yujuuuuuuú, escuela de cracks). “Sí, puede pagar en efectivo”. Esa opción no sería mala, sino llega a ser porque rara es la vez que tengo un puto duro encima, así que como alternativa, alegre y satisfactoria, concluyo que lo mejor va a ser pagar con una tarjeta de crédito, para que firme y punto: ni PIN, ni tontunas, ni “ná de ná”…

Desde entonces, cinco días tratando no sólo de acordarme de los cuatro dichosos números, sino tratando de descubrir qué cojones hice con la carta en la que me indicaban la numeración (ya me puedo imaginar que estará con Bin Laden o por ahí).

Y esta noche he estado a punto de mezclar el ácido clorhídrico con sulfato de sodio, vamos que la iba a liar parda (http://www.youtube.com/watch?v=ICQrvG6jfOA). Atención a la jugada, me meto en la página de los Lakers,  pues han fichado a Artest (sí, el tío que él sólo se iba a pelear con todo el estadio de Detroit). Y con el tema de Cristiano Ronaldo, me da por preguntarme: “Oye, tú, ¿cuánto costará la camiseta del pavo este (sin sangrar)?” Y me encuentro que 90 dólares. Y ya me da por cuestionarme: “¿Y Gasol?”. Lo mismo. Y entonces que se enciende la “lucecita” y caigo en la cuenta de que, vaya mierda de fan/adepto que soy: ¡nunca he entrado en la página de los Bulls! Sí, el tío gilipollas que estaba buscando como loco la camiseta de Michael Jordan en la Quinta Avenida, no se le ha pasado por la cabeza echar un vistazo a la web oficial de Chicago. Y en eso que entro, y que me encuentro un cuadro muy guapo, a mano, de una imagen que sí pude compra en Nueva York: “Air” Jordan volando, a punto de machacar el aro. De estas fotografías que te ponen los pelos como escarpia. Y en esto que me da por seguir buscando, y que no encuentro la camiseta de Jordan (sí la de Pippen, pero está también estaba en la NBA Store de la Quinta), y que, fíjate tú, hallo, descubro, nada más y nada menos, señoras y señores, niños y niñas… un balón Wilson… autografiado por Michael Jordan. ¡Aaaaaaaaaah! ¡Qué pesadilla! ¡Casi 1.500 dólares que no tengo y que me ha rondado por la cabeza gastarme (eso sí, el número del PIN sigue sin dar señales de vida)! ¡Qué la lío parda! Por suerte, no tengo tarjeta de crédito que aguante ese límite… ¿Y si puedo pagar con PayPal? ¡Fuera, fuera!

Msantaella, déjate de gilipolleces y concéntrate en los números en los que te tienes que concentrar: 4, 8, 15, 16, 23, 42… ¡Uuuf! Ahora todo vuelve a estar en su sitio: orden dentro del caos.

La meritocracia, el legado envenenado de la Antigua Grecia

7 julio, 2009

Me cago en Sócrates. Me meo en Platón. Le suelto una boñiga a  Aristóteles… y a los que estuvieron antes, también a todos, desde Parménides hasta Heráclito. Gracias a ellos, o desgracias a ellos, nos han estado intentando imbuir desde hace centenares de años de la idea de que ¡viva la meritocracia!, ¡arriba la democracia!, ¡olé la madre que nos parió!

Eso sí, mucho rollo patatero, pero con sus esclavos, sus “bárbaros” y sus mujeres, cosas que no entraban en discusión, porque eso tenía que hacer así. Y actualmente, desde que eres crío, te inculcan la idea de que tus méritos, tu capacidad, tu actitud, tu preparación y/o tu inteligencia forman un compendio que establecerá y determinará tu éxito en la escala social-laboral. ¡Y un cojón de pato! ¡Eso no ocurría ni en el “mundo de las ideas” de Platón! ¡Un mojón! ¡Una mierda!

Pero, claro,  el concepto de “meritocracia” es como el de la  “vida en el Cielo” del cristianismo (no el de Ronaldo): sirve para mantener vivo el sistema y que la cosa vaya tirando… ¿Y si te dijeran desde crío la verdad: “oye, escucha, por mucho que te esfuerces y te prepares, ves a aquel tío que no sabe hacer la “o” con un canuto, pues ése, como su padre es tal, siempre va a estar por encima tuya y si, por casualidades de la vida, tuvieras el “infortunio” de llegar “más alto” que él, ándate con ojo”?

Probablemente si nos hubieran adoctrinado de esta manera, todos seríamos una panda de cabronazos, pero al menos, el punto de partida sería similar y todos estaríamos expuestos a las puñaladas en igualdad de condiciones, dando y soltando navajazos, como un buen pascual duarte… Que la espada de Damocles se cierna sobre nosotros.

La locura ronaldiana o el primer show de CR9 (lo de Paris Hilton no cuenta)

6 julio, 2009

Más de 80.000 personas esperando ansiosos.  Y ahí está, él, Cristiano y Ronaldo. Dos por uno. El Bernabeu a reventar. El acto, como si de la investidura de un rey se tratara. Todo ceremonia, todo protocolo, todo gala. A falta de pan, el circo siempre parece funcionar. Supongo que el primer contacto con la estrella habrá sido gratis. Floren para ese tipo de cosas suele tener mucho tacto: que lo vean de balde y que, después, pasen por caja y se gasten los 85 euros en comprar la camiseta de CR9. Si el 2,5% de los que han acudido al estadio adquiere esa parte de la equipación el montante asciende a 170.000 euros. ¿O es que creíamos que los 94 millones de euros (más los diez de comisión que se ha llevado el agente) iban a aparecer de la nada?

Yo es que sigo siendo demasiado de Zidane. Es más, cuando le dio el cabezazo a Materazzi en la final del Mundial, yo ya sabía el “espagueti” se lo merecía. Estaba claro: por un lado, un defensa italiano; por otro, Zidane. ¡Por dios! ¡Blanco y en botella! Y ahora nos traen a este hombre, presentado en el mismo envase, tratando de hacernos creer que el contenido es si no el mismo, casi idéntico (algo parecido a lo que nos tratan de vender con LeBron y Michael Jordan -en estos días hay que especificar un poco-).

En fin, la cosa está muy mala. Con algo habrá que ilusionarse. Ya tendrá tiempo la Realidad de meternos una hostia… again. Pero mientras tanto nos sumaremos a la algarabía y gritaremos “¡Viva Kaká!”, digo “¡viva Cristiano Ronaldo!”…

Luna lunera

5 julio, 2009

El otro día circunstancias que escapaban a mi control me obligaron a salir de noche, de marcha me refiero. Diréis: “¡vaya gilipollez, como cualquiera en fin de semana!”. En mi caso concreto, que nunca me ha gustado excesivamente este tipo de festejos, pues si es algo excepcional y por ello, lo comento como el hombre que ha vivido toda su vida en Oliva de la Frontera y, de repente, se encuentra en París: se encuentra fuera de lugar, en un sitio cuyo idioma no domina y viendo a peña comportarse de una manera “ilógica” (después, descubres que no es así, sino que, simplemente, tú no controlas los parámetros que rigen la situación).

Así, por ejemplo, una de las premisas es que si sales de marcha (al menos en la costa mediterránea), estás obligado/a a aguantar como mínimo hasta las cuatro de la mañana. Eso es como el bautismo para los cristianos, condición sine qua non. Sólo una excusa de fuerza mayor te podría librar de irte antes de esa hora, por supuesto, previo aviso certificado y homologado por todos los componentes de la parranda. O sea, como mínimo, tienes que apuntar que a la mañana siguiente tienes que madrugar a las siete de la mañana para coger un avión y visitar a tu madre, a la cual llevas sin ver seis años. Con eso, pues ya podrías colar.

A partir de las cuatro, ya puedes intentar irte. Aunque no falla: siempre vas a tener a amigos/as que te den el coñazo para que no te vayas por lo menos hasta que le hayáis pasado la fregona al bareto y el dueño os haya dado las llaves para cerrar. Que digo yo: ¿de verdad es necesario regresar a tu casa cuando el sol ya te molesta la vista? Aun así, si te empeñas, lograrás irte, quedando como un bastardo/a traidor/a, fracaso a la causa. Eso sí, la huida te costará al menos tres cuartos de hora. La opción de “despedirse a la francesa” es aquí casi la mejor opción. Esperas a que las “almas de la fiesta” se despiste y “adiós, muy buena, si te he visto no me acuerdo”.

Alcohol y otro tipo de sustancias psicotrópicas merecen todo tipo de comentarios. Si no bebes y sí sólo te endrogas bajo prescripción médica, entonces no te queda otra que sentirte como una especie de personaje de una novela de Kafka: “¿dónde estoy?, ¿qué hago yo aquí?, ¿de dónde me han salido estas patas?”. Bailes frenéticos, morreos inexplicables, trabalenguas, amistades inverosímiles y demás rarezas se suceden por obra y gracia de Legendario, Smirnoff y el sr. Ballantines, entre muchos otros.

La música es otro de los puntos a destacar. ¿Por qué hay un porcentaje tan alto de  mujeres a las que le gusta bailar? ¡¡Casi todo tipo de música!! Da igual que sea Loquillo que la Carrá,  que el Chiki-Chiki o que una sesión “infumable” dance. Si estás en un bar con música decente, la noche se te puede hacer amena, pero si te “encierran” en un cuchitril house-techno-calorreo, vas servido. Más te vale tener buena compañía, para que la noche no te sea muy larga… Por lo menos para aguantar hasta las cuatro (yo creo que alguna noche he salido y desde el primer minuto iba contando lo que restaban para la “hora clave”: “¡MIERDA, SÓLO SON LAS UNA MENOS CUARTO!”).

En esta última salida se dio una circunstancia muy particular. No sé si será la moda ahora. Lo tendré que preguntar entre mis colegas más aficionados al jolgorio nocturno. Hubo un momento en el que mientras sonaba el Song 2 de Blur, en la televisión y en la imagen proyectada sobre una de las paredes nos ponían un fragmento de una película pornográfica. ¡Coñooooo, y nunca mejor dicho, que tengo el potorro de Celia Blanco en toda la cara! Supongo que como quieren acabar con el “botellón”, es una de las nuevas técnicas de marketing de los pubs para captar clientes/adeptos.

Y finalmente está el tema de la policía local. ¿Cómo les va a la marcha? Resulta que sólo hay dos formas de encontrártelos: o poniéndote una multa por estacionar mal o saliendo de juerga. Claro, con la asociación que tienes preconcebida sólo puedes pensar: “¡Se acabó la fiesta! ¡Algo malo se andará!”. Pero no es así. Se limitan a dar vueltas, para hacer unas horas extras con las que aumentar sus ya de por sí abultadas nóminas (no todos los jóvenes en España son mileuristas: los hay que son policías locales).

“¡Fracaso! ¡Fracaso!”. Escuchaba a mis espaldas mientras ponía pies en polvorosa. Un rato, sí; pero sigo prefiriendo el día, cuando la luz del sol aumenta la transparencia del comportamiento humano, tanto para bien como para mal. Por la noche, no comprendo muy bien qué se busca o de qué se huye… La oscuridad me perturba.

Los reyes del rock, pese a los “peros”

1 julio, 2009

Puestos a ser críticos, podemos decir que en determinadas zonas del estadio había momentos en que no se escuchaba demasiado bien (algo que me podrían contradecir los que estaban en las zonas al aire libre). Podríamos comentar que hacer de una de las mejores canciones del disco una versión maquinera, como fue el caso de I´ll go crazy if I don´t go crazy tonight, en plan canción del Pop no mola nada (pero también cientos de personas que se “volvieron locas con el tema” me podrían mandar a freír espárragos). Lo que nadie puede negar es que cuando va a finalizar el concierto, cuando tras hacer una brutal Where the streets have no name, le toca el turno al Himno de U2, la canción que puede que estuviéramos ansiando la mayor parte de los que estábamos allí: el One; cagarla en ese momento, es de las Cagadas con mayúsculas, épicas. El estadio extasiado, noventa mil personas allí, completamente expectantes y, de repente, te encuentras escuchando algo que no habías oído en tu vida. Observas a The Edge girar la cabeza y fulminar, en plan Darth Vader, a uno de los técnicos… Y Bono, cada vez más cabreado: “Stop, The Edge“. Sí, sí, todo ese en medio de la canción con la que cierran sus conciertos U2 (antes de los bises). Parada de la canción, nos quedamos con cara de palo y Bono que vuelve a cantar: “Did I disappoint you or leave a bad taste in your mouth?”. Creo que hasta Bono vería lo irónico de reiniciar la canción con esta frase (“Te decepcioné o te dejé un mal sabor de boca?”). Sigo pensando que ponerse la camiseta del Barcelona fue el auténtico gafe. Y de ahí a lo del bis, en el que tampoco estuvieron muy atinados, parecía que les podía el cansancio y el cabreo… Y no quiero hablar de las múltiples inserciones de campañas de beneficiencia, pues como decían los de Muchachada, Bono es “rock” y “compromiso”: África, agua, Aung San Suu Kyi…

Y pese a todos los peros habidos y por haber, el estreno de la gira mundial de U2, en el concierto de Barcelona de ayer 30 de junio fue colosal, apabullante. También era la primera actuación en directo, con lo que errores iba a haber (el de sonido puede que no tenga la oportunidad de volver a pringarla). Tras vivirla en directo, no puedes dejar de sonreír cuando oyes comentarios despectivos sobre los viejunos U2 y lo que molan los conciertos de grupitos que han sacado un par de discos o tres, y a los que se pretende encumbrar…

Lo siento, pero no… El Rock, le duela a quien le duela, es un concepto, que abarca no sólo un buen directo, una imagen o un conjunto de canciones de calidad. El Rock es un espectáculo. Podríamos decir que una abstracción de cosas concretas, algo con mucho de paradójico y con mucho de fe por parte de los componentes de la banda. Y está claro que en eso sólo hay dos grupos en el mundo que se lo puedan permitir: U2 y los Rolling. Por mucho que lo intenten, el resto de grupos todavía están en el nivel de tirar piedras con hondas, mientras que estos dos tienen a su disposición tanques de última generación. Sólo con la puesta en escena arrasan, marcan unas diferencias abismales.

El  gigantesco macroescenario de inspiración gaudiana, un juego de luces desplegables enorme encima de escenario, escaleras giratorias, conexión en directo con la Estación Espacial, chaquetas galácticas… A todo ello le sumamos las canciones del nuevo álbum, empezando por Breathe y acabando por Moment of surrender, seguido por los clásicos de los clásicos: Pride, With or without you, Sunday bloody Sunday, I still haven´t found what I´m looking for, aderezado por temas maravillosos que no suelen ser asiduos en sus conciertos como Ultraviolet o In a little while, y sumado al recordatorio que tributaron a Michael Jackson (era conocida la rivalidad Michael Jackson-U2, principalmente en el choque entre los Bad/The Joshua Tree y los Dangerous/Achtung Baby), a quien dedicaron Angel of Harlem (con interpolaciones de estrofas de canciones de MJ como Man in the mirror). Todo suma. Detalle tras detalle. Y al final, no puedes negar lo evidente: esto es uno de los mayores espectáculos que puedes presenciar actualmente en el mundo. Los “peros” aquí valen poco.

Listado de canciones U2, concierto 30 de junio en el Camp Nou (Barcelona):

Breathe
No Line on the Horizon
Get On Your Boots
Magnificent
Beautiful Day
I Still Haven’t Found What I’m Looking For
Angel of Harlem
In A Little While
Unknown Caller
Unforgettable Fire
City of Blinding LIghts
Vertigo
I’ll Go Crazy If I Don’t Go Crazy Tonight
Sunday Bloody Sunday
Pride (In The Name of Love)
MLK
Walk On
Where The Streets Have No Name
One
——-
Ultraviolet
With Or Without You
Moment of Surrender

P.D. Como se puede ver, siguen, de momento, en el olvido el Pop, el Zooropa y el October, algo que fue habitual en el Vertigo Tour.